La APDH repudia la represión gubernamental en Sucumbíos




Asamblea Permanente de Derechos Humanos del Ecuador (APDH)

Quito, 27 de febrero de 2002



¡URGENTE!

APDH REPUDIA QUE GOBIERNO OPTE POR LA REPRESIÓN COMO ÚNICA SALIDA AL CONFLICTO SOCIAL EN SUCUMBÍOS


La Asamblea Permanente de Derechos Humanos del Ecuador rechazó, por equivocada y totalmente insensible, la opción represiva privilegiada por el Gobierno nacional en el conflicto social presentado en la provincia de Sucumbíos.

"Al parecer, influido por el belicismo del país vecino, el Presidente Noboa y sus funcionarios no encontraron mejor respuesta que el insulto, la difamación y la llana y simple represión en el tratamiento de un PROBLEMA SOCIAL de una provincia postergada históricamente en sus reivindicaciones y, para colmo, desde el 2000 castigada por los efectos del Plan Colombia y la errónea política internacional y de fronteras del régimen nacional", señaló un comunicado de la APDH.

Alexis Ponce, Vocero nacional de la APDH denunció la vorágine represiva indiscriminada y violenta desatada no solamente en Lago Ágrio, sino en Orellana, dónde hoy, "día del civismo", la Fuerza Pública según denuncia del hermano Frente de Defensa de la Amazonía, los uniformados procedieron a disparar armas de fuego para reprimir las movilizaciones sociales y usar helicópteros a baja altura que arrojaron bombas lacrimógenas y que aterrorizaron a la población, especialmente los niños y niñas de la zona.

La APDH hizo un llamado enérgico a la Defensoría del Pueblo y al Tribunal Constitucional para que resuelvan la derogatoria del Estado de Emergencia en Sucumbíos, que ha legalizado la conculcación de varios derechos ciudadanos y que ha contribuido a minimizar las salidas dialogales y de negociación que la población pide y que el Gobierno está obligado a utilizar para la resolución de este conflicto justo y legítimo en razón de las demandas elementales que plantea.

"No es posible que a una población castigada por los apagones permanentes desde hace medio año, que está pidiendo una salida a ese y otros problemas sociales de exclusiva resolución gubernamental, se la responda con bala, lacrimógenas, allanamientos y persecución a las fuerzas vivas y líderes sociales, mientras sí se dialoga con la misión del FMI y se acepta, sin recato, una nueva carta de intención y ajuste", expreso el Vocero de la APDH.

La APDH indicó que existen todos los indicios para demandar al gobierno en los organismos nacionales e internacionales por aplicar medidas de fuerza bruta contra una población que demanda derechos sociales y económicos vulnerados.

"El gobierno sufre ceguera social, pues parece no darse cuenta que una provincia fronteriza a un país en guerra, necesita paz, diálogo, negociaciones justas y atención privilegiada a sus derechos siempre postergados", concluyó.


Alonso Quijano, APDH






 
Llacta!    Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias