La actual situación del Ecuador requiere el respeto a los principios de la Carta Democrática Interamericana

Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH)

20 de Diciembre de 2004

 

A raíz de los hechos ocurridos en las recientes semanas en la República del Ecuador, que incluyeron la decisión del Congreso de destituir a varios vocales del Tribunal Electoral, a miembros del Tribunal Constitucional y, finalmente, a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, el IIDH expresa su preocupación y hace un llamado por la recuperación de la confianza en las instituciones democráticas y políticas, en el marco de los principios contenidos en la Carta Democrática Interamericana.

La manera abrupta en que el Congreso del Ecuador destituyó a los magistrados del Poder Judicial mediante resolución de mayoría simple puede contravenir el debido proceso requerido por el marco de protección de los derechos humanos, pero también envía un mensaje inequívoco de debilitamiento del Poder Judicial, institución que debiera devenir en independiente, empezando por la manera en que se designan y destituyen sus jueces.

En el Ecuador, el IIDH ha participado de muchas maneras en la dinámica de fortalecimiento de sus instituciones públicas y ha trabajado directamente con importantes organismos no gubernamentales desde hace más de diez años. El IIDH lo ha hecho en los procesos electorales o en la realización de proyectos tendentes a la promoción y protección de los derechos humanos.

Es connatural con la práctica de buen gobierno que existan mecanismos de supervisión, monitoreo y control del papel que realizan todos los servidores públicos. Asimismo, están regulados los procedimientos para su evaluación y rendición de cuentas, incluyendo la destitución en los casos y bajo los procedimientos debidamente institucionalizados con garantías del debido proceso. Experiencias positivas como la reciente implementada en la República Argentina, donde se emplazó por medios institucionalizados a algunos magistrados para su destitución y sustitución, permiten asegurar que es posible fortalecer las herramientas propias de los sistemas democráticos y despolitizarlas sin quebrantar el marco y los principios rectores del Estado de Derecho y sus correspondientes corolarios.

El IIDH insta al Estado del Ecuador para que los conflictos entre poderes se encaucen por medio de los procedimientos constitucionales y convencionales pertinentes y con respeto a los principios rectores democráticos y a los derechos humanos de todas las personas involucradas, teniendo como contexto la sujeción al Estado de Derecho y la separación e independencia de los poderes públicos, elementos fundamentales para la democracia (artículos 3 y 4 de la Carta Democrática Interamericana).

 

Roberto Cuéllar M.
Director Ejecutivo IIDH

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias