Saludo de la Organización Nacional Indígena de Colombia a los hermanos ecuatorianos en este Dia de Resistencia

Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC)

Guayaquil, 27 de octubre de 2004

 

Los Pueblos Indígenas de Colombia nos hacemos presentes en esta jornada continental de resistencia, que no pretende otra cosa que hacer respetar nuestra autonomía territorio e identidad como pueblos.

Somos insistentes en decir que no queremos un tratado que desconozca los derechos de los Pueblos Indígenas y de todos aquellos sectores sociales que con su trabajo y lucha han construido la historia de nuestros países y sus culturas no obstante ser la mayoría excluida en todos los campos, como el económico y político. A pesar de que nos figuremos sino como números en las estadísticas de los gobiernos y multinacionales que hoy están negociando los tratados de Comercio.

En esta coyuntura en la mayoría de gobiernos latinoamericanos se encuentran negociando con el gobierno norteamericano Tratados Bilaterales de Libre Comercio queremos hacerles llegar nuestros pensamientos, sobre las consecuencias que traería para nuestros pueblos una negociación que toca muchos aspectos sensibles para los indígenas, pues lo que esta en juego no es asunto de poca monta, tiene que ver con nuestras leyes de origen, con nuestras autoridades, con nuestros territorios y con nuestros conocimientos.

Parte de los temas que van a tratar tiene que ver con los principios de nuestra lucha y las bases de nuestra supervivencia: el territorio, la autonomía y la cultura.

Esperamos que tengan paciencia para leernos y la mente abierta para entendernos ya que queremos romper con la idea de que no queremos el progreso del país o algo parecido.

Entendemos que toda negociación comercial tiene como propósito crear un ambiente estable y previsible para proteger a los inversionistas y por ello nos preocupa en donde quedan nuestros derechos sobre nuestros recursos naturales territorio y propiedad intelectual? Sabemos por nuestros hermanos de Canadá y México, que las grandes empresas se han amparado en ello para burlar la autonomía de los pueblos Indígenas.

En nuestro caso es claro que ninguna autoridad indígena podrá legislar sobre materias ambientales, penales, territoriales de recursos, entre otros porque la prelación la tendrá las multinacionales y gobiernos extranjeros poderosos.

¿Se imaginan señores negociadores un Tribunal de Arbitramento del TLC, diciendo sobre el pueblo U’WA, porque las determinaciones ambientales basadas en su cosmovisión obstaculizo su negocio? ¿En que quedarían los fallos de la Corte Constitucional, como el de Urra, que obliga a la empresa a negociar con pueblo Embera Katio?

Consideramos que en esta negociación el gobierno debe incluir una cláusula donde las disputas ambientales o laborales no sean excluidas, pues con ellas podríamos salvaguardar los derechos del pueblo Colombiano.

Como dentro de estos tratados se ha exigido que ningún estado podrá expropiar y define como "expropiación" no solo quitar un bien directamente para un beneficio general sino afectar un "posible negocio" o una "posible ganancia". Exigimos al gobierno nacional hacer respetar nuestra jurisdicción especial.

Quizá uno de los temas mas sensibles para los pueblos indígenas es el de la protección de los derechos de propiedad intelectual y de los territorios y en este tema somos enfáticos en señalar que no cederemos en nada que afecte nuestros derechos territoriales intelectuales.

Todo ello quiere decir, señores representantes del gobierno que se debe negociar con dignidad, con la cabeza en alto, pensando en la gente y no en los negocios, sin prisa.

De lo contrario entenderíamos que sus posiciones están de acuerdo con aquellos que quieren imponer una política de exterminio físico, conculcación de derechos y expropiación de nuestros territorios.

Como pueblos Indígenas exigimos que:

Ahora más que nunca, nuestra idea de Resistencia toma más valor. Resistir es construir gobiernos propios y comunitarios. Resistir es aplicar la justicia nuestra, abierta y transparente. Resistir es defender los territorios y los recursos naturales. Resistir es vivir como pueblos.

De lo contrario no será posible el etnocidio a que nos tienen sentenciados los amos del capital.

Por ello estamos aquí con nuestros saberes ancestrales, con nuestros bastones de mando, con nuestra unidad, que son nuestras únicas y más poderosas armas.

Queremos aprovechar esta movilización para invitarlos a intercambiar palabras y pensamientos que nos permitan aunar esfuerzos para que nuestras veces no solamente sean escuchadas, sino asumidas. Para que nuestros pueblos marchen junto a todos los excluidos en la búsqueda de unas sociedades justas, democrática, pluralista y multiculturales.

Los pueblos Indígenas de Colombia los invitamos a que nos acompañen activa y propositivamente en los que hemos denominado "Levantamiento de los Pueblos Indígenas" en su fase de sus Asambleas itinerantes, para hacerle un juicio político al estado Colombiano y sus gobiernos; así como a las multinacionales y gobiernos extranjeros que han propiciado el exterminio sistemático a nuestros pueblos, por la miseria y el hambre e que han dejado a nuestra sociedad. Impulsamos estos congresos itinerantes porque esta sociedad injusta y excluyente no ha entendido la importancia que tiene la diversidad cultural para el bienestar y paz de nuestro país.

Por ello a los presentes, con el corazón en la mano, con el pensamiento libre y con nuestros espíritus les llamamos para que forjemos la unidad para preparar una gran movilización continental que juzgue a nuestros gobernantes y sus cómplices.

 

Somos Hijos de la Patria

Somos Pueblos para la Vida

Somos Pueblos en Resistencia

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias