¡Déjelos marchar en paz, déjelos marchar por la Paz! Carta abierta al Sr. Presidente de la República de Colombia, a las autoridades civiles y militares del gobierno colombiano y del departamento del Cauca

Fundación Pueblo Indio del Ecuador

Quito, 10 de septiembre de 2004

 

Sr. Alvaro Uribe, Presidente de Colombia
Y más Autoridades
Bogotá – Colombia

Señor Presidente:

Es de público conocimiento el hecho de que las comunidades indígenas del Departamento del Cauca y del Sur occidente de Colombia van a movilizarse en una Marcha Pacífica que da inicio a lo que han denominado Minga por la Vida, la Justicia, la Alegría, la Libertad y la Autonomía de los Pueblos. Conocemos la trayectoria extraordinaria del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) en su lucha desde su fundación en 1971 y sabemos que desde tiempos ancestrales tienen una vocación de lucha por la vía pacífica por la defensa de sus derechos, de la vida y de la coexistencia de los pueblos y de todos los seres vivos en armonía y equilibrio.

Sabemos que estos pueblos se han convertido -desde su autonomía- en ejemplo de Resistencia Civil Pacífica frente a los actores armados y que por todo esto han sido víctimas recurrentes de la intolerancia de quienes no pueden aceptar que es su dignidad la que los mantiene en permanente estado de resistencia.

Sabemos que estas comunidades y sus líderes vienen siendo sujetos de persecución, intimidación y amenazas tanto por parte de la insurgencia como del Gobierno de Colombia y de sus autoridades civiles y militares, por lo cual a pocos días de realización de la Marcha que se inicia el 13 de Septiembre en Santander de Quilichao y que llegará a la ciudad de Cali exhortamos respeto a sus derechos como pueblos e integridad física de todos los marchantes. La marcha tal como está organizada conocemos que es pacífica y así mismo sabemos que en Cali se efectuarán actos públicos y comunitarios de debate e intercambio para construir propuestas populares que ayuden a la creación de una sociedad mejor y una Colombia posible.

Señor Presidente, Colombia se presenta ante el mundo como un estado en el cual rige a democracia. El respeto por las ideas, el derecho a la libre expresión, la libertad para marchar en paz y contribuir con propuestas para transformar una realidad de pobreza, persecución y guerra, determina si es cierto o no que hay democracia.

Por encima de los discursos, hablan los hechos. Si al pueblo se le persigue por querer participar, no hay democracia ni podrá haber paz. Señor Presidente, estamos pendientes de la Marcha. Hacemos parte de la Minga que se ha convocado y por eso le pedimos, le exigimos a Usted y a las Autoridades Civiles y Militares de Colombia: ¡Déjelos marchar en paz, déjelos marchar por la Paz!

Nos mantendremos vigilantes de los preparativos para la marcha. Hoy denunciamos el cierre de una emisora comunitaria, las amenazas contra líderes indígenas, la intimidación permanente, la militarización del territorio y otros hechos graves que ponen en evidencia la contradicción entre el discurso democrático de su Gobierno y la práctica de persecución e intolerancia.

Convocamos a personas e instituciones a hacerse presentes en la Marcha, a mantener canales de comunicación abiertos y a unirse a esta exigencia.

Presidente Uribe: ¡Déjelos marchar en paz, déjelos marchar por la Paz!.

Atentamente,

 

Nidia Arrobo Rodas
Fundación Pueblo Indio del Ecuador

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias