Declaración Pública de la Coalición Latinoamericana para Acabar con la Utilización de Niños Soldados

CNSEcuador / Grupo de Trabajo sobre Niños y Niñas en Conflictos Armados

Quito, 7 de junio de 2004

 

"Trabajamos para promover, incidir y monitorear la implementación efectiva de la normativa internacional para la protección integral de niños y niñas afectados por guerras, conflictos armados, violencia armada organizada y vinculación a las Fuerzas Armadas en América Latina".

 

Asamblea General de la OEA:

Por una América libre de niños y niñas soldados Quito, Junio de 7 de 2004.- La Coalición para acabar con la utilización de niños soldados se encuentra participando en la XXXIV Asamblea General de la OEA con el propósito de iniciar una campaña que garantice la protección de los niños y niñas ante conflictos armados y guerras en la región.

El Protocolo Facultativo de la Convención de los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en conflictos armados entró en vigor en el mes de febrero de 2002. Si bien muchos Estados de la región americana han ratificado este instrumento, ninguno de los que debía presentar su primer informe a la Comisión de Derechos del Niño durante este año, aun no lo han hecho y en la mayoría de éstos no se ha completado el proceso de una implementación efectiva que permita que se tomen todas las medidas necesarias para promover, incidir y monitorear su cumplimiento.

"Nuestro continente ha sufrido y continua sufiendo conflictos armados, de violencia armada organizada y de violencia institucional que han venido sufriendo niños y niñas de toda la regiòn, la rapidez con que las distintas normativas de protección se han extendido por la región merecen que la Asamblea General de la OEA cuente con un criterio común de exigibilidad que obligue a los Estados a proteger a los niños y niñas de toda vinculación a estas prácticas y garanticen su efectiva reparación y reinserción social", expresó Andrés Vázquez, Coordinador Regional para América Latina de la Coalición.

Aunque muchos son los pasos que han tomado los Estados como Colombia, Brasil o Paraguay, entre otros, sigue siendo una realidad -por ejemplo- el caso colombiano que no cuenta con los suficientes recursos y una legislación adecuada para atender una efectiva desvinculación de los niños y niñas que han sido afectados por el conflicto armado, a pesar de que el Gobierno no recluta oficialmente a quienes tienen menos de 18 años si contempla el involucramiento de la sociedad civil en algunos programas llamados de “seguridad democrática” como soldados por un día; al menos 11 mil niños, niñas y adolescentes están vinculados al conflicto armado como combatientes y no hay políticas de prevención y monitoreo para los miles de desplazados y refugiados que pudieran estar escapando de este problema. En el caso de Brasil siguen siendo las armas de fuego relacionadas a la violencia armada organizada una de las causas más altas de mortalidad infantil. En el caso de Paraguay, Perú o Ecuador, aún no se reglamenta la normativa interna para identificar, asistir o reparar a todos aquellos que siendo menores de 18 años han sufrido de malos tratos o torturas y como consecuencia tienen problemas psicológicos, físicos o han muerto bajo jurisdicción de las fuerzas armadas”, declaró la Coalición.

La Coalición para acabar con la utilización de niños soldados considera que aun no se ha hecho lo suficiente para garantizar la protección efectiva de los niños, niñas y adolescentes de conflictos armados y de violencia armada organizada e institucional. La CNSLatina es una red regional que cuenta con la participación de organizaciones en seis países: Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Venezuela.

 

Información adicional

Se estima que alrededor de 300 mil niños, niñas y adolescentes soldados están vinculados con conflictos armados en todo el mundo. Aunque considerando que esta cifra no contempla países como India o a conflictos armados organizados de grupos rebeldes y de insurgencia que no sean permanentes y que tampoco incluye a desplazados o refugiados por este motivo, esta cifra puede ser aún muy conservadora.

En el mundo hay más de 25 millones de personas desplazadas por motivos de guerra o conflicto armado en las regiones de África, Asia y Sudamérica, siendo Colombia el tercer país del mundo en número de desplazados por este motivo.

En su informe de abril de este año, la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (CODHES), reportó más de tres millones de personas que habrían sido forzadas, desde 1985, a desplazarse internamente abandonando sus poblados y comunidades en Colombia. Del mismo modo, según la información oficial, divulgada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador, entre enero del 2000 y el primer semestre de este año, las autoridades gubernamentales han recibido aproximadamente 25 mil solicitudes de refugio. Mientras que en Venezuela, durante el 2003, los solicitantes de refugio serían 2.386 personas, según Codhes. Sólo Ecuador recibe actualmente un promedio de 1.283 solicitudes de refugio por mes. Una tercera parte correspondería a personas menores de 18 años.

La Coalición contra la vinculación de niños, niñas y jóvenes al conflicto armado en Colombia, ha presentado recomendaciones específicas al Gobierno sobre la responsabilidad gubernamental de implementar políticas públicas que garanticen los derechos de la niñez, que se anulen los programas que involucren a la sociedad civil en el conflicto armado; a los sistemas regionales e internacionales de protección sobre la necesidad de que continúen ocupándose activamente por medio de la sociedad civil y en los procesos de diálogo de la protección de la niñez frente al conflicto armado, y a las partes en conflicto de que garanticen la no vinculación de quienes tienen menos de 18 años en ninguna circunstancia, entre otras.

Casi todos los países de la región cuentan con escuelas y colegios militares, programas de servicio militar o simplemente aceptan a menores de 18 años en calidad de custodia, crianza o para el desarrollo de labores domésticas dentro de estas instituciones, aunque muchas veces sea en contra de su respectiva legislación.

Durante los últimos años, varias instancias de protección regional de la niñez han asumido responsabilidades especificas en torno a la protección de quienes cuentan con menos de 18 años (V Conferencia Iberoamericana de Ministros, Ministras y Altos Funcionarios Responsables de la Infancia y la Adolescencia, 2003; Plan de Acción de la Agenda Iberoamericana 2002/2010, la misma Asamblea General de la OEA, entre otros foros).

 

Países que han ratificado el Protocolo Facultativo en América

Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Dominica, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

 

Para mas información sobre la Coalición para acabar con la utilización de niños soldados:

 

[+info]
La CNSLatina es parte de la Coalition to stop the use of child soldiers, una coalición internacional fundada por Amnesty International, Defense for the Children International, Human Rights Watch, International Federation Terre des Hommes, International Save the Children Alliance, Jesuit Refugee Service, The Quaker United Nations Office-Geneva y World Vision International. Son observadores Cruz Roja Internacional y UNICEF.
http://www.cns.org.py
http://www.child-soldiers.org

 

CNSEcuador

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias