Fumigación simbólica de la Embajada de Colombia en Quito

Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH del Ecuador)

Boletín de prensa

Quito, 4 de junio de 2004

 

Durante cuatro años nos han respondido que las fumigaciones "no provocan daños" a la salud y el ambiente. Que "son exageraciones no comprobadas científicamente, y sensacionalismos no sustentados técnicamente", todas las denuncias, testimonios y salpullidos en la piel de nuestras comunidades ecuatorianas de frontera.

Durante 4 años enteros nos han dicho que "las fumigaciones son en territorio colombiano", no en el aire y el suelo ecuatoriano, y que "sirven para destruir las plantaciones ilegales de coca", aunque en nuestro territorio provocaran daños en la vida de los ríos y los animales, en las peligrosísimas plantaciones de yuca y plátano, en la vegetación amazónica y la salud humana de niños, niñas, mujeres, hombres y ancianos de Sucumbíos, Carchi y Esmeraldas.

La Cancillería colombiana, las sucesivas Embajadoras estadounidenses, los callados voceros de la Dyncorp, los flemáticos funcionarios del Departamento de Estado, todos los últimos -y nada flemáticos- Ministros de Relaciones Exteriores del Ecuador, todos los electos, interinos y destituidos Presidentes del Ecuador, la CNN, el General James Hill, el Dr. Heinz Moeller, el Dr. Patricio Zuquilanda, el Miami Herald, el Programa de Lucha contra las Drogas de la ONU, la DEA, la Monsanto y el Pato Donald, nos han dicho que las fumigaciones por aspersión aérea de Glifosato reforzado, "no dañan la persona, la piel, la salud humana y el entorno ambiental".

Incluso una embajadora estadounidense, públicamente dijo en Ecuador tiempo atrás, que ella rociaba todas las mañanas las macetitas, floreros y plantas que adornan la ventana de su casa con el bueno, inofensivo y saludable glifosato.

Como les creemos, como las fumigaciones no provocan daños, y como el glifosato es tan saludable y bueno; junto a 18 líderes de las comunidades ecuatorianas fronterizas de General Farfán y La Punta en la provincia de Sucumbíos, integrantes de la APDH del Ecuador, ataviados para la ocasión con tanques especiales de fumigación y litros de Glifosato, con trajes de fumigadores y mascarillas protectoras, con bandas de tela miss universo con las inscripciones "Miss Fumigación", "Miss Glifosato" y "Miss Plan Colombia", este jueves 3 de junio, a las 11h00 a.m., fumigamos pacíficamente la Embajada de Colombia en Quito.

Esperamos ser comprendidos por el personal diplomático y de seguridad de la Embajada del gobierno colombiano en la céntrica avenida Colón y Amazonas de la capital. Cualquier exagerada denuncia por supuestos y no comprobados efectos en la piel y el medio ambiente circundante, favor sírvanse remitirla a la OEA, el Departamento de Estado y la patriótica Cancillería ecuatoriana.

 

Alexis Ponce
Vocero APDH del Ecuador

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias