La COICA ante la XXXIV Asamblea General de la OEA

Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA)

Quito, 6 de Junio de 2004

 

Señores (as) Cancilleres y o representantes,

¡Sabemos que vivir parece imposible, aceptar las diferencias estar cada día mas lejos y que las declaraciones son hechas para ser incumplidas, pero aun tenemos esperanza en la justicia y que todos aquellos violadores sean condenados por sus crimines y que todos podemos vivir libre y en paz!

La Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica – COICA, les augura a seguir defendiendo los principios y valores humanos y aprovechamos para manifestamos nuestra visión, preocupación y sugerencias como pueblos indígenas amazónicos.

Hemos considerado importante la participación de la sociedad civil, aunque que no nos sentimos representados en este sector social, por lo que sugerimos que la OEA tenga en cuenta en su estructura nuestra inserción como pueblos indígenas, a través de nuestras formas organizativas y evitar la intermediación por los beneficiarios del tema indígena.

Sobre el tema del desarrollo social y la democracia frente a la incidencia de la corrupción, nuestra visión es, que el Desarrollo es para generar dignidad y justicia; la democracia es que todos fuésemos parte de la toma de decisiones y; la corrupción no es un privilegio de nuestros países o de nuestras estructuras, su origen está en aquellos que por encima del los principios morales, viviendo de la miseria creada por ellos mismos fortalecen la corrupción como forma de pervivencia diaria. Además, muchos de los organismos mutilares al servicio de determinados países, han desarrollado un sistema moderno de corrupción los "informes o consultarías, su modelo de gobernabilidad", los que corrompen los gobiernos de nuestros países, subordinando económica y militarmente a nombre de la "democracia".

Como es de conocimiento de todos, el tema de derechos humanos es lo mas grave y menos importante en todos los gobiernos, compañías económicas e incluso para los mismos organismos de derechos humanos. En nuestro caso, como pueblos indígenas hemos visto aumentar la violación de nuestros derechos territoriales, políticos, económicos, sociales, culturales y espirituales, además de sufrir un continuo racimo, discriminación y eliminación sistemática.

Los derechos humanos son tan vulnerables que defender nuestra vida, soberanía y patrimonios son crímenes, pero las guerras son "legales". Para nosotros el terrorismo no es solo explotar coches o edificios, es principalmente invadir países, torturar, asesinar millones de niños, mujeres y ancianos inocentes indefensos; la amenaza a la democracia no somos nosotros como pueblos indígenas, o Fidel Castro, Hugo Chávez, Lula da Silva. El peligro a la humanidad es cuando se compran jueces para llegar a la presidencia y para generar divisas se utilizan las bombas químicas y otros aparatos bélicos. ¿Si acaso estos armamentos están en Irak, Venuela? No, pero tienen petróleo, mucho petróleo! En el caso del proyecto de Declaración sobre Derechos de los Pueblos Indígenas, sugerimos que los gobiernos acepten y den las condiciones para un proceso de análisis y propuestas hechas por nosotros, concluyendo dos etapas, una propuesta indígena y otra para la aprobación por los estados.

 

Sebastião Haji Alves Rodrigues Manchineri
Coordinador General de la COICA

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias