La parroquia de Pacto inicia el levantamiento contra las compañías mineras

Frente de Lucha por la Vida y el Desarrollo del Noroccidente de Pichincha
Acción Ecológica
Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos

Boletín de prensa

Quito, 13 de mayo de 2004

 

23 Comunidades de la parroquia de Pacto, agrupadas en el Frente de Lucha por la Vida y el Desarrollo del Noroccidente de Pichincha, iniciaron un levantamiento, desde éste último martes 11 de mayo, preocupados por la contaminación que puede producir la explotación minera en sus terrenos y la renuencia de las instituciones estatales a solucionar el problema que ha enfrentado a los mineros con las comunidades.

Pacto está ubicada al Nor occidente de Quito, es parte de una de las 25 zonas más ricas del planeta en biodiversidad, es además zona de producción agrícola, lechera, ganadera, tiene gran potencial turístico, produce panela orgánica de exportación; es una de las pocas experiencias de desarrollo rural sustentable del país.

Además, este sector alberga particulares vestigios Pre Incásicos de importancia cultural para el Ecuador, valorados y reconocidos por el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural y el Fondo de Salvamento de Patrimonio Cultural (FONSAL), quienes han pedido que la actividad minera se detenga en ésta zona.

Las comunidades solicitan la clausura definitiva de las minas de oro que han sido concesionadas a ciudadanos nacionales y extranjeros, entre los cuales incluso figura una sacerdote italiano (Paolo Fink), quien ha liderado un proceso de hostigamiento a los principales dirigentes de las comunidades.

La defensa de sus comunas ha provocado que varios de sus dirigentes estén enjuiciados o hayan sido agredidos, incluso con la presencia policial, como es el caso del presidente de la Comuna El Paraíso, quien fuese agredido el día de ayer mientras inspeccionaba las minas concesionadas.

Las comunidades han recibido el apoyo de diversos sectores sociales y organismos ambientales y de derechos humanos, los que también han solicitado la suspensión definitiva de la explotación minera en Pacto, cuyos efectos no sólo ponen en riesgo la sobrevivencia de la mencionada parroquia, sino que afectarían a las provincias de Esmeraldas, Imbabura y Pichincha, pues en estas comunidades nacen los principales ríos que bañan estas provincias.

Las comunidades de Pacto y los organismos que las respaldan responsabilizan al Ministerio de Energía y Minas, al Ministerio de medio Ambiente de las consecuencias que pueda tener esta jornada, por no tomar las acciones necesarias a tiempo.

Finalmente, las comunidades de Pacto hacen un llamado al Ministerio de Gobierno para que garantice y precautele la vida, integridad y seguridad de los miembros de las comunidades, que de manera legítima están ejerciendo su derecho a oponerse a la explotación minera.

Pacto no quiere ser pueblo minero, la sustentabilidad y la vida de la gente es primero.

 

Frente de Lucha por la Vida y el Desarrollo del Noroccidente de Pichincha
Acción Ecológica
Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos

 

[+info]
Silvia Pillajo: 2868021 (Pacto)
Gloria Chicaiza: 2527583 – 2529287 (Quito)
Gina Benavides: 2526365 (Quito)

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias