Acción terrorista de las Fuerzas Armadas del Ecuador en la comunidad Kichwa de Yana Yaku, Pastaza

Organización de los Pueblos Indígenas del Pastaza (OPIP)

Consejo de Gobierno del Territorio Autonómo de la Nación Originaria del Pueblo Kichwa de Sarayaku (TAYJASARUTA)

Puyo, 1 de Mayo de 2004

 

La Organización de Pueblos Indígenas de Pastaza OPIP y la Asociación de Sarayaku, denuncian a la opinión Pública Nacional e internacional la ocupación, allanamiento y violación a los derechos humanos en la Comunidad de Yana Yaku, frontera viva asentada en las riveras del río Pinduc Yaku, en la frontera con Perú, Pues, el día Viernes 30 de Abril a la 13;00 PM, un grupo de aproximadamente 60 efectivos militares helitransportados y fuertemente armados incursionaron violentamente en la comunidad, al mando del Coronel. Fausto Rentaría, Comandante de la 17 Brigada de Selva Pastaza, integrante de la IV División Amazonas, que está bajo el mando del Gral. Gonzalo Tapia.

La Comunidad de Yana Yaku, es una comunidad Kichwa base de la OPIP integrada por aproximadamente 10 familias, quienes se dedican como toda comunidad indígena a las actividades de agricultura diversificada, casa, pesca, recolección y a la conservación del medio ambiente.

Las Fuerzas Armadas, una ves rodeado e incursionado en la zona, fuertemente armados con fusiles, metralletas, lanza granadas, lanza cohetes y otros armamentos pesados, procedieron inmediatamente a entrar a la comunidad y en forma violenta y autoritario allanaron viviendas y otras infraestructuras comunitarias, así como también amenazaron con armas y verbalmente a mujeres y niños, aduciendo que buscaban guerrilleros y armamentos que supuestamente se encuentran en dicha comunidad, así mismo grupos de inteligencia y fuerzas de elite encapuchados comandados por una mujer rubia(Juez de la Corte Militar) vestida de militar abordaron sorpresivamente la viviendas del dirigente de la comunidad el Sr. Pablo Dahua (Yutu) y procedieron a interrogar a la fuerza, a tomar fotografías y revisar la vivienda. Preguntaron sobre que relación existía entre esta comunidad y el Pueblo de Sarayaku, donde según los militares existe grupos armados.

De igual manera revisaron otras viviendas y decomisaron algunas escopetas viejas de perdigones, que sirve normalmente para la casería y subsistencia de las familias. Por otra parte, algunas mujeres que pidieron respeto a sus viviendas y que trataban de impedir el abuso, fueron amenazadas y apuntadas con fusiles y metralletas, causando el pánico e impactos sicológicos en la población.

Cabe informar también, que el día Miércoles 21 de Abril, la comunidad de Yana Yaku fue ocupado por otro contingente militar fuertemente armado de aproximadamente 80 soldados donde justamente ante la presencia de dirigentes de la OPIP fueron bien recibido y en una reunión fueron informados detalladamente de las actividades de la comunidad, así como también fueron invitados a recorrer la comunidad y sus trabajos productivos y de conservación de la biodiversidad, con la finalidad de que no exista ninguna duda sobre la convivencia y actividades lícitas de la comunidad.

Denunciamos además. Que las fuerzas armadas están utilizando guías civiles indígenas vestidos de militar, algunos de ellos de comunidades contrarias a la OPIP, los mismos que son empleados por los militares como falsos testigos. De igual manera, se conoce que esta intervención militar fue autorizada por el Ministerio Público de Pastaza a cargo de la Dra. Clara Fernández.

Frente a esta grave amenaza, violación a los derechos humanos y acusaciones falsas a las comunidades de Yana Yaku y Sarayaku,, bases de la OPIP, no entendemos cuáles son los objetivos de fondo que persigue las F:F:A:A, por lo que demandamos y planteamos al Gobierno Nacional y a las Fuerzas Armadas lo siguiente:

  1. Inmediato retiro de los efectivos militares que se encuentran abusando y perturbando la integridad sicológica, convivencia pacífica y actividades productivas de la comunidad de Yana Yaku y de la comunidad de Jatun Molino ubicado en la jurisdicción de Sarayaku.
  2. Que el conjunto de comunidades del Pueblo Kichwa y demás nacionalidades Indígenas que habitamos tradicionalmente en la Provincia de Pastaza, jamás permitiremos ningún tipo de ocupación militar que a pretexto de montajes realizados por los mismos pretendan respaldar actividades petroleras en territorios indígenas de Pastaza.
  3. Establecimiento de responsabilidades y destitución de la Dra. Clara Fernández Jueza encargada del Ministerio Público de Pastaza, involucrada en estos repudiables hechos.
  4. Exigimos al Congreso Nacional un juicio político al Ministro de Defensa y al gobierno nacional el cambio de la cúpula militar del Comando Conjunto (Gral. Octavio Romero) y los comandantes de la IV División Amazonas (Gral. Gonzalo Tapia) y 17 Brigada de Selva Pastaza (Cruel. Fausto Rentaría) por atentar contra los derechos de los pueblos indígenas y crear un ambiente de inseguridad en las comunidades nativas, así como también por el derroche innecesario de ingentes cantidades de recursos económicos y logísticos, que son patrimonio del pueblo ecuatoriano.
  5. Conformación urgente de una Comisión interinstitucional integrada por la Comisión de Asuntos Amazónicos del Congreso Nacional, Organismos de Derechos Humanos, la Iglesia Católica, Comisión Interamericana de derechos Humanos, la CONAIE y Representantes de medio de comunicación, para investigar minuciosamente y aclarar de una vez por todas a la opinión pública nacional e internacional sobre estos graves abusos y calumnias a la moral, honestidad , transparencia y dignidad de los Pueblos Indígenas de Pastaza.
  6. Indemnización a la comunidad de Yana Yaku, por lo daños y perjuicios económicos, productivas, sicológicos y moral causados por las iniciadas incursiones, en el desarrollo de actividades normales de la comunidad,
  7. De continuar con estos abusos y falsas acusaciones que ponen en peligro la vida de los habitantes y dirigentes indígenas de Pastaza, los pueblos indígenas quitaremos todo el apoyo, colaboración y amistad que hemos brindado a lo largo de los años de presencia militar en la amazonía y concretamente en Pastaza.
  8. Por otra parte, Afirmamos que la lucha del Pueblo de Sarayaku por su dignidad, respeto a su territorio, a sus proyectos y sueños de un desarrollo alternativo, no es una lucha aislada, es la decisión de todas las comunidades Kichwas bases de la OPIP y demás sectores que se identifican con esta causa, por lo tanto la OPIP, jamás permitirá ningún tipo de abusos de ningún sector, sean estos petroleros, gubernamentales y militares.

Atentamente,

 

Lcdo. Olmedo Cuji, Presidente OPIP
Marlon Santi, Presidente Tayjasaruta Sarayaku

 

[+info]
http://www.sarayaku.com

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias