Desde Bolivia, mi solidaridad con el líder indigena Leonidas Iza, víctima de atentado en Ecuador

Evo Morales Aima, Movimiento al Socialismo (MAS)

Cochabamba (Bolivia), 2 de febrero de 2004

 

Desde Bolivia, el país ubicado en el corazón del continente americano, en nombre de miles y millones de aymaras, quechuas, guaraníes y otros pueblos indígenas, así como de la clase obrera, desocupados y profesionales comprometidos con el cambio social, queremos enviar nuestra solidaridad con el dirigente ecuatoriano Leónidas Iza.

En este milenio cuando las naciones y pueblos originarios defendemos y preservamos la vida, no alcanzamos a comprender cómo existen sicarios y lacayos de la oligarquía, las transnacionales y el imperialismo que prefieren la muerte, la violencia y la guerra, antes que la concertación, la vida y la paz social.

Las naciones originarias y las poblaciones indígenas defendemos la tierra, el territorio, los recursos naturales y la vida y quienes hacen lo contrario no sólo atentan la vida de los dirigentes y, de hombres y mujeres, sino que también la suya y de la propia humanidad.

Conocemos que Leónidas Iza, el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), fue atacado por dos desconocidos que intentaron asesinarlo cuando llegó a su país luego de participar en el Tercer Encuentro Hemisférico de Lucha contra el ALCA realizado en Cuba; junto a él, resultaron heridos su hijo Xavier, su hermano Rodrigo, su sobrino Camilo y su esposa fue golpeada.

La lucha de los pobres, de los marginados y de los excluidos siempre fue difícil, está escrita con sangre, con cárcel y con exilio, pero nunca desmayamos ni callaremos jamás.

Este atentado no nos debe atemorizar sino fortalecer, porque las naciones y pueblos indígenas, junto a las clases desposeídas, nos hemos convertido en una pesadilla para el imperialismo norteamericano y sus lacayos que defienden la muerte.

Ante el atentado criminal al líder de la CONAIE, el pueblo boliviano, expresa lo siguiente:

  1. Nuestra solidaridad con el dirigente Leónidas Iza, su familia y su organización (CONAIE) porque es un defensor de los pueblos indígenas, de los derechos humanos y de los recursos naturales; en suma, es un defensor de la vida.
  2. Declarar estado de emergencia en la nación aymara, quechua, guaraní y en todos los sectores pobres del pueblo boliviano que pertenecen a nuestro legítimo movimiento.
  3. Solicitar a las autoridades del gobierno ecuatoriano que identifiquen y sancionen a los autores intelectuales y materiales del atentado contra la vida del dirigente indígena.
  4. Continuar con nuestra lucha por la dignidad, la soberanía, la paz social, la igualdad, la justicia y la libertad hasta que los pobres no sólo lleguemos al gobierno sino tomemos el poder.

 

Evo Morales Aima
Diputado Nacional
Jefe del MAS

 

[Carta al Ministro de Interio del Gobierno del Ecuador]

Tras el atentado contra Leónidas Iza, Evo Morales le recuerda al ministro de Interior de Ecuador que los gobiernos deben velar por la seguridad de sus habitantes

 

Cochabamba (Bolivia), 2 de febrero de 2004

Señor: Ministro del Interior del Gobierno de Ecuador
Presente

Señor Ministro:

En nombre de miles de aymaras, quechuas, guaraníes y otros pueblos indígenas, así como sectores populares del pueblo boliviano, reciba un saludo cordial.

En Bolivia, el país ubicado en el corazón del continente latinoamericano, nos encontramos preocupados por el atentado criminal que sufrió el principal dirigente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), Leónidas Iza, el pasado primero de febrero, en manos de dos desconocidos, presuntos sicarios.

Los gobiernos de cada país deben velar por la seguridad de sus habitantes y, en ese sentido, le solicitamos muy respetuosamente extremen los esfuerzos para identificar y sancionar a los responsables materiales como intelectuales del cobarde atentado.

Nuestra intención no es entrometernos en la soberanía y en las decisiones de cada gobierno y de cada país, pero al expresar nuestra preocupación por ese atentado, le queremos afirmar que los indígenas y campesinos del continente y del mundo más allá de las fronteras que nos impusieron nos consideramos hermanos.

Los representantes de los pueblos indígenas y populares somos defensores de la paz social, de los derechos humanos, de los recursos naturales, de la dignidad de nuestro país y de la igualdad entre los hombres y mujeres, del campo y la ciudad; en suma, somos defensores de la vida y quienes atentan contra nosotros también lo están haciendo en contra de ellos y de la misma humanidad.

Seguros de que en su país se hará justicia con el presente caso y otros, me despido con las consideraciones más distinguidas.

Atentamente.

Evo Morales Aima
Diputado Nacional
Jefe del MAS

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias