Crítica situación en Sarayaku

Mingas "Texaco Nunca Más"

Sarayaku Kaparik

Puyo, 30 de diciembre de 2003

 

Primeramente saludos para todos y todas en estas fechas de celebración (no capitalista) desde las Mingas Texaco Nunca Más y Sarayaku Kaparik. El ministro de Energía Carlos Arboleda, en su visita a la provincia de Pastaza; anunció que el proceso de explotación petrolífera en el Bloque 23 continuará sin tropiezos, a pesar de la oposición de la Comunidad de Sarayaku y de muchas personas de las comunidades de Canelos y Pacayaku.

El ministro realizó este anuncio el dia 25 de diciembre, cuando entregó de manera asistencialista juguetes para los niños de las comunidades (hay que decir que los juguetes les son extraños a los niños de la Amazonia, los cuales juegan y aprenden de otras maneras). Así mismo, Marco Toquetón, persona que funge de relacionador comunitario para la CGC en Canelos, recalcó que no permitirán que unos pocos dirigentes "impidan el desarrollo de la zona, y que inclusive iran a las armas si es necesario".

Así mismo, el misterioso y autoproclamado dirigente de la Federacion de Nacionalidades Shuar de Pastaza, Antonio Moncayo (sí, el mismo colono que apareció respaldando en Carondelet a Gutiérrez) declaró que "lo que las comunidades necesitan es que el gobierno intervenga y presione a los opositores para que permitan la operacion petrolera".

Finalmente, el caritativo Ministro de Energía, luego de repartir caramelos y tomar a regañadientes un poco de chicha, declaró "he venido en nombre del Presidente a comunicarles su resolución. La explotacion del crudo traerá beneficios a sus comunidades en cuanto a salud, educación y vialidad; y me comprometo a que les respeten y no les hagan ningun daño".

El ministro, dentro de la emoción del acto, quizás se olvidó de los 3 derrames ocurridos en el año 2003, de los daños ambientales por los cuales es juzgada la Chevron-Texaco en Nueva Loja y de los gravísimos conflictos que las empresas petroleras causan entre hermanos de comunidades.

En una reunión que mantuvo con comunidades indígenas aliadas al gobierno, el Ministro informó que por disposición del presidente Gutiérrez, se suspenderá la entrega de recursos a la Organización de Pueblos Indígenas de Pastaza (OPIP), a través de entidades como el Codenpe, Prodepine, etc, ya que el gobierno considera que se están desviando los fondos para "proyectos de oposición al gobierno".

Finalmente el Ministro al ser interrogado sobre cuál será su proyecto más inmediato, respondió textualmente: "En enero, a más de reanudar la prospección sísmica en los bloques 23 y 24, se celebrará un convenio con Colombia o Perú, para hacer la interconexión de gas natural entre Ecuador y el País que presente la oferta más conveniente, también se va a licitar el almacenamiento de gas en tierra y una nueva red de poliductos, para que el abastecimiento sea más moderno. Además se construirán dos nuevas refinerías y una planta petroquímica. Al ser preguntado sobre de dónde saldrán los recursos para esas obras declaró: "Entregaremos la ejecución a empresas privadas a través de un concurso y procederemos a firmar contratos que tendrán la misma política que las actuales licitaciones petroleras".

¿Que es lo que sucede en realidad?

El gobierno, el ministro y detrás de ellos la CGC, ha decidido jugársela el todo por el todo en el problema de Sarayaku. A pesar de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos concedió 6 meses más de medidas cautelares para proteger a la comunidad de Sarayaku, el gobierno anuncia que de todas maneras reiniciará las operaciones en sus territorios. El gobierno y la compañia, a más de irrespetar los derechos colectivos e individuales garantizados en la Constitución y en las leyes, ahora irrespeta una instancia legal internacional y un dictamen insoslayable.

El proposito osado de esta estrategia es enfrentar directamente al movimiento indígena, usando a las comunidades como instrumento de división. En una hora de conflictividad social como la que vivimos, es de muchísima gravedad lo que el gobierno quiere: darle una lección al movimiento indigena, sentar un precedente, para que sea imposible cuestionar u oponerse a los intereses que mueven al poder. Los indígenas precisamente es lo que han hecho en las últimas movilizaciones en los años anteriores, y en la óptica del gobierno hay que frenarles definitivamente, a un costo que se prevee se pagará con balas.

La iniciativa de poblar con oleoductos y poliductos la Amazonía responde a la intención de ocuparla para asegurar una distribución confiable de recursos, que serán destinados a los EEUU. Aparte de la ocupación militar que se lleva actualmente con el Plan Colombia, se busca otra ocupación, la de la infraestructura. EL OCP es un ejemplo de esto, la interconexión de tuberías el el próximo paso. Para el Imperio no es necesario poseer los territorios donde existen reservas de recursos naturales, como fue el caso de Irak: simplemente necesita asegurar su extracción, transporte y comercialización.

Sarayaku es, por todo ello, la piedra en el zapato del Gobierno, de las transnacionales y por último de las grandes estrategias regionales que los EEUU tienen para América Latina. Es por esto que el gobierno se aventura a desconocer la resolución de la CIDH. Es por esto que se aventura a violar la tan vejada y vejable Constitución nacional.

Luego de las declaraciones del Ministro Arboleda, el cual -se hace estrictamente necesario decirlo- es un ignorante en materia 1) Ambiental 2) Sociocultural 3) Política 4) en temas de relaciones con los pueblos indígenas 5) en temas de cooperación y derecho internacional; creemos que es necesario convocar a todos los sectores a defender a la Comunidad de Sarayaku frente a esta agresión que roza el fascismo, de parte del gobierno.

Por ende convocamos de manera urgente a una Movilizacion Permanente, y a acciones de apoyo continuas, para respaldar a la comunidad en esta lucha por su derecho a vivir sin petroleras, por su derecho a ser libres en sus territorios, por su derecho a decir ¡no!. Si el gobierno y las compañías le declaran la guerra a las comunidades, en este caso a las de Sarayaku, si el gobierno y la CGC utilizan a otras comunidades como puntas de lanza para realizar sus actividades ilegales; pues nosotros, las organizaciones, los jóvenes, les declaramos la guerra a éllos: a la CGC, al Ministro de Energía, y a este Gobierno agresor.

Convocamos a inscribirse en las Brigadas de Apoyo a Sarayaku, a todos y todas: artistas, intelectuales, estudiantes, trabajadores, campesinos, sector público y privado, amas de casa, mascotas, árboles y todos aquellos componentes del Universo. El objetivo es lograr decir Yo Estoy con Sarayaku, poner el cuerpo donde están las ideas, e impedir que se realicen estos planes y estrategias, por encima del derecho de las comunidades y de sus vidas.

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias