Por el esclarecimiento del asesinato del ecologista Ángel Zhingre

Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras del Ecuador (FENOCIN)

Boletín de prensa

Quito, 8 de noviembre de 2003

 

La Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin)exige a las autoridades policiales del cantón Francisco de Orellana el esclarecimiento inmediato del asesinato del ecologista Ángel Zhingre Robles. Su muerte constituye un atentado de lesa humanidad que ha conmocionado no solo al oriente ecuatoriano sino al país entero, dijo el presidente de la Fenocin, Pedro de la Cruz.

La muerte de Ángel Zhingre, defensor permanente de la ecología del oriente ecuatoriano, afecta a los miembros de la Federación de Organizaciones Campesinas de Orellana (Focao), organización filiada a Fenocin, en donde fue dirigente y militante activo en nivel provincial y nacional junto a su familia.

Pese a que la posición de Zhingre Robles era radical en defensa del medio ambiente del oriente ecuatoriano, su crimen no se justifica de ninguna manera, pues lo único que realizaba este ecuatoriano era defender la riqueza de este sector del país que es el generador de la economía nacional.

Pedro de la Cruz pide a las autoridades judiciales que se agilice esta investigación, para que se sancione con todo el peso de la ley a los responsables intelectuales y materiales de este crimen que enluta a las organizaciones indígenas campesinas y afecta a los habitantes de Taracoa, Pindo y Tiguino, con quienes Zhingre, trabajaba directamente en defensa del medio ambiente.

La verdad

La Federación de Organizaciones Campesinas, de Orellana (Focao), denuncia el cobarde asesinato del defensor de los derechos ambientales, Ángel Nicolás Zhingre Robles, hermano del ex presidente de esta organización, Medardo Zhingre. El hecho ocurrió el día martes 4 de noviembre pasado, a las 6 horas en el barrio Ñucanchi Huasi en la ciudad de Francisco de Orellana. Focao dice aún que fue un crimen premeditado, cometido por personas no identificadas.

El coordinador de jóvenes de la Focao, Galo Farinango, denunció ante la opinión pública nacional e internacional sobre la grave situación que están viviendo los campesinos de la provincia de Orellana, ya que se pretende callar a quienes día a día reclaman y exigen con justicia los derechos que tiene, ante la mala práctica y la impunidad de los delitos cometidos por diversas compañías petroleras, en contra de la vida de quienes residen en el oriente ecuatoriano.

El dirigente de la Focao, exigió a las autoridades competentes que se investigue hasta las últimas consecuencia y se sancione a los mentalizadores de este crimen para que no quede en la impunidad como muchos otros casos. Finalmente advirtió que las organizaciones indígenas y campesinas filiales de la Fenocin, se mantendrán vigilantes hasta que se haga justicia.

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias