Absurdo mamotreto autoritario

Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH del Ecuador)

Boletín de prensa

Quito, 30 de julio de 2003

 

La APDH califica de "absurdo mamotreto autoritario" la orden del presidente Lucio Gutiérrez que prohibe a los funcionarios públicos cuestionar la dolarización.

El Vocero de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, APDH del Ecuador, Alexis Ponce, tomando de fuente la noticia publicada por diario "Hoy" de la ciudad de Quito: "Gutiérrez prohíbe hablar contra dolarización", calificó de "absurdo mamotreto autoritario" la presunta disposición emitida por el Presidente de la República a todos los funcionarios de los quince Ministerios de Estado, entidades adscritas e instituciones dependientes de la Función Ejecutiva, mediante la cual "ningún funcionario podrá hacer comentarios en contra de la dolarización".

"El Presidente de la República, o quien fuera palaciego autor de "semejante mamarracho" de disposición, violenta de manera flagrante principios constitucionales que garantizan la libertad de opinión y expresión de todos los ciudadanos, incluidos los funcionarios públicos, entre ellos el Art. 16, 17, 19 y los numerales 3, 5 y 9 del Art. 23 de la Carta Fundamental del Estado", señaló Ponce, al tiempo de retar al Presidente Gutiérrez a que comience sancionándose a sí mismo, pues en varios textos, libros y páginas Web están publicadas sus declaraciones contra la dolarización, cuando era candidato a la presidencia mientras engañaba a los indígenas, las izquierdas y el país en su conjunto, con su supuesta imagen de progresista y antineoliberal", dijo el Vocero de la APDH.

Ponce recordó el dicho: "Todo mentiroso debe tener buena memoria", tras revelar que Lucio Gutiérrez en la entrevista que le hiciera el intelectual Heinz Dieterich, publicada en su libro "La Cuarta Vía", dijo literalmente: "Se conoce que lo que la embajada estadounidense quería, era implementar la dolarización y las privatizaciones de manera salvaje, como lo están pretendiendo hacer. Al igual que la oligarquía de la costa, querían llevarse el patrimonio nacional" (Pág. 69, Entrevista a Lucio Gutiérrez, La Cuarta Vía, noviembre de 2000, Editorial Abya-Yala).

El Vocero de la APDH fustigó en duros términos al Presidente: "Gutiérrez se demuestra como un pésimo seguidor de la super-empresaria porteña Joyce de Ginatta al defender a capa y espada un peligroso modelo de esquema monetario que sucumbirá más temprano que tarde, y cada vez evidencia un cuadro clínico de egolatría y mentira compulsiva, lejos del estadista que nunca podrá ser".

Ahora las víctimas del 'autoritarismo febres-gutierrista' ya no son sólo los periodistas y medios de comunicación a los que ataca por evidenciar los casos de nepotismo en el régimen, ni la ex-Ministra de Educación, Rosa María Torres, que fue cesada en sus funciones por cuestionar, sin ofensa, los errores en la conducción gubernamental, ó la propia esposa del mandatario que denunció las prohibiciones para entrar al palacio, sino todos los funcionarios del gobierno que cuestionen la dolarización, sentenció el Vocero de la APDH.

Para el dirigente de derechos humanos "esta disposición contiene rasgos fascistoides, pero de un fascismo tropical, más digno de Leonidas Trujillo que de los nazis, y lleva una intención programada de censura ideológica y de dedicatoria política: La intención es evitar, a toda costa, otro "affaire Tramontana"; es decir, impedir que otros ex-funcionarios del régimen denuncien ante la prensa casos de probable concusión y la red de espionaje gubernamental denunciados por el ex-Secretario de Comunicación.

La dedicatoria es a "lo que queda" de Pachakútik y CONAIE en el gobierno, luego de la salida de Rosa María Torres, Rodrigo Collahuazo, Víctor Hugo Jijón y Fernando Buendía; pues, sin duda alguna, a través de semejante disposición, digna de la época febrescorderista, las próximas víctimas del bochornoso autoritarismo de derechas que empieza a consolidar el régimen, serán los ministros y funcionarios del movimiento indígena y de izquierdas que aún siguen en Carondelet", según Alexis Ponce.

"Pobre del país cuyo presidente o funcionarios palaciegos elaboren mamotretos aduladores de semejante catadura, que creímos superada con el fin del gobierno de Febres Cordero y del Bucaramato", explicó el defensor de derechos humanos, pues dicha disposición no sólo que prohibiría a los funcionarios cuestionar la alicaída dolarización, sino "presentar en toda publicación o presentación que se realice, una carátula en que la se indique que es parte del programa del Gobierno del Presidente, e incluir la fotografía del primer mandatario, así como adoptar todas las medidas con el fin de controlar la fuga de información, y que las tres disposiciones impartidas deberán ser cumplidas obligatoriamente".

El Vocero de la APDH anunció públicamente que el 10 de Agosto (día de la Patria), su organización obsequiará al Presidente Gutiérrez un libro del escritor Mario Vargas Llosa, "que ojalá lo lea y lo tenga de cabecera antes de que sea demasiado tarde para el país: "La fiesta del Chivo", en respuesta a la lambonería insufrible de los funcionarios palaciegos que, seguramente, alabarán semejantes disposiciones antidemocráticas y ególatras, y en alerta del autoritarismo tropical, febres-bucaramista, que se ha instalado en el país".

 

Alexis Ponce, vocero de la APDH
CI: 170884944-1

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias