Advertencia ante el posible daño ambiental de las maniobras militares Unitas

Acción Ecológica

Boletín de prensa

Quito, 2 de junio de 2003

La organización Acción Ecológica, la más importante de Ecuador, advirtió ayer de un posible daño ambiental en las costas del país y en las islas Galápagos por las maniobras militares Unitas en julio próximo.

Acción Ecológica pidió al Gobierno detener esos ejercicios militares entre Colombia, Chile, Estados Unidos, Panamá y Perú.

La cuadragésima cuarta edición de las maniobras UNITAS, que son ejercicios militares dirigidos por el Comando Sur de los Estados Unidos para los países de Panamá, Colombia, Perú, Chile, México y Ecuador, se realizarán entre el 6 y 20 de julio de este año en los Puertos de Manta y Salinas en las costas continentales y en Puerto Ayora y Puerto Baquerizo en las islas Galápagos.

Se realizaran ejercicios de guerra antiaérea, antisubmarina, antisuperficie, operaciones de búsqueda y rescate, además de bombardeos de costas por parte de los Estados Unidos y la Armada del Ecuador. Estos ejercicios bélicos implican movilización de naves de guerra, utilización de diferentes armas como granadas, misiles, etc. Esto pone en peligro a la población del Ecuador, como se evidenció en los sucesos de la Isla Puná, donde se realizaron anteriores maniobras UNITAS, en los cuales las fuerzas armadas dejaron "olvidadas" unas granadas que causaron heridas y pérdida de vidas humanas. Es importante recordar otras negligencias de las Fuerzas Armadas del país, como las explosiones de los polvorines en la Brigada Blindada Galápagos en Riobamba y la Balvina en Quito.

En el caso de Manta, es paso obligado de ballenas, por lo que estas maniobras pueden alterar procesos biológicos como la alimentación, cortejo y apareamiento de estos cetáceos y otras especies, migración que ocurre en el periodo de estas maniobras. Galápagos, además de patrimonio nacional por sus especies endémicas y ecosistemas únicos, Patrimonio de la Humanidad declarado por la UNESCO, por lo que la sola intención es un acto de provocación y un atentado a la biodiversidad.

Exigimos detener estos "juegos" de guerra, más ahora que el Estado no tiene recursos para el ambiente, para la salud y para la educación creemos que el dinero malgastado en actos belicistas podría tener mejores destinos. En estos días se menciona que se encuentra en trámite una solicitud para entregar la Isla de Baltra como base militar a los Estados Unidos, lo que atenta la integridad y soberanía del país. El Presidente de la República será responsable por los daños al patrimonio ambiental del Ecuador. Solicitamos la oportuna acción del Ministerio del Ambiente, Cancillería y de la Defensoría del Pueblo para precautelar la vida de los ciudadanos y del ambiente.

Ricardo Buitrón
CI 100085623-5

 
Llacta!    Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias