Por un Mandato Nuevo




Escuela Universitaria Intercultural de Culturas Andinas

Quito, 9 de noviembre de 2002




Compañeras y compañeros:


En la necesidad y obligación de escoger a quien delegar obligaciones que cumplir como Presidente y Vicepresidente del Ecuador, participarán en la segunda vuelta el Coronel Lucio Gutiérrez y el Abogado Alvaro Noboa.

Su ganancia fue el fruto del castigo a los partidos políticos quienes desde 1979 han venido perfeccionando una gobernabilidad basada en el impulso del enriquecimiento, unas veces legal y otras corrupto, de un grupo de conocidas familias a quien se le ha dado el nombre de oligarquía. En efecto el pan del hambre y la opresión han sido las "medidas de ajuste", la devaluación, la sucretización, las alzas de precios, la dolarización etc. todo en medio de una orgía del robo, de compra de la justicia, de aprobación de leyes y acuerdos en contra de la ciudadanía solo para satisfacer al ídolo fondomonetarista y a su oligarquía criolla dentro de la globalización neoliberal. La gota que derramó el vaso fue la acción delincuencial de la alianza entre Mahuad y los banqueros, a quienes con ortiga en mano, el pueblo indígena no solo como actor político, sino social e histórico, los derrumbó.

A pesar de la caída de las luchas sociales, el pueblo indígena ha venido asumiendo no solo su propia representatividad, sino también la del conjunto del pueblo enseñándonos su pensamiento cósmico, su organización y el Levantamiento como camino para desobedecer y sacudirnos de esta gobernabilidad pro-oligárquica y corrompida. El hastío y el repudio se han manifestado ahora también en las urnas.

Nosotros y nosotras como pueblos y ciudadanos, somos entonces portadores de estas y de anteriores históricas organizaciones y luchas ante cuya conciencia NO podemos votar por Alvaro Noboa por ser legítimo representante de esa oligarquía soberbia e inhumana.

Nos queda votar por la candidatura del coronel Gutiérrez cuya persona fue conocida recién en la toma del Congreso en el derrocamiento de Mahuad en donde como dijimos fue el pueblo indígena junto a otros sectores sociales, el principal actor y recuperador de nuestra dignidad. Lo aprendido en estos últimos veinte años de gobiernos de la partidocracia fondomonetarista nos da experiencia y suficiente autoridad para no ser traicionados, para zafarnos de los grupos politiqueros y no caer en las redes de otros: ni útiles afiliados ni obedientes conscriptos, ni pegadores de fotos de candidatos, ni votos que se suman para las encuestas o calculadoras. Pero al mismo tiempo que no vamos a dejar que esta misma oligarquía se ensañe en nuestra contra poniéndole a Noboa como presidente, no vamos a votar por Gutiérrez y sentarnos a esperar un puestito, una colación, una disculpa o una traición. Nos proponemos actuar en MEDIO de esta movilización legítimamente democrática de nuestro pueblo ciudadano por medio de la cual ha castigado a toda la partidocracia para construir una conciencia política organizada de sociedad civil, de renovación de nuestras organizaciones y luchas, de encuentro de fraternidad intercultural, de acuerdo entre la urbe y el campo, entre géneros y generaciones, de mutuo apoyo con nuestros migrantes, con los gobiernos locales, de testimonio ecuménico entre nuestras iglesias y de compromiso social y exigencia con la ciencia y los otros saberes para una renovación profunda de la calidad de la educación y la comunicación.

Con esta misión de profundo plazo, apoyaremos las acciones consecuentes del gobierno del coronel Gutiérrez y lo defenderemos de cualquier tipo de boicot o imposición, pero así mismo lo criticaremos y combatiremos si traiciona a la lucha social intercultural y popular que lo situado como candidato ganador de la primera vuelta electoral. Nuestro apoyo es condicional al Nuevo Mandato de los pueblos ciudadanos. Entonces, sabiendo que nuestra obligación es construir un poder democrático socio e intercultural desde nuestra actoría política directa y que ello no se lo puede hacer desde Carondelet, sí creemos posible y obligatorio que el gobierno de Lucio Gutiérrez tome las siguientes medidas que son nuestro:


MANDATO NUEVO

  1. Desmantelar todo el sistema neoliberal que se ha instalado en las instituciones y políticas del Estado.


  2. Impulsar mundialmente una campaña para redefinir al FMI tornándolo como organismo de apoyo a programas social productivos antineoliberales.


  3. Hacer un acuerdo mínimo entre los productores (campesinos, indígenas, cooperativistas, industriales y agroindustriales) para garantizar un sistema económico de producción, comercialización y consumo justo, soberano, sano con lo cual se estructure la Comunidad Andina de Economía Social Sustentable en perspectiva de la construcción de la Unión Latinoamericana.


  4. Fortalecer financiera y legalmente a los municipios para garantizar ese sistema económico, el educativo y el de salud.


  5. Ampliar y fortalecer la Comisión Anticorrupción para que castigue este género de delincuencia y trace mayores políticas de prevención.


  6. Dejar sin efecto todo acuerdo internacional que lesione la dignidad humana, la soberanía y el derecho a la paz y la tranquilidad de los ecuatorianos, comenzando por la base de Manta...


  7. Reformar la calidad general del sistema educativo y de salud bajo el acuerdo de sus actores socioculturales y docentes garantizando su financiamiento.


  8. Al margen de la politequería y los simples papeleos, emprender una campaña mundial para defender la dignidad de los migrantes y reorganizando nuestra economía interna apoyarlos y /o invitarlos a regresar.


  9. Emprender en una reforma del Estado para que abandonando su calidad neoliberal, autoritaria e inequitativa garantice este Mandato y se encamine hacia su subordinación a una Democracia de la Ciudadanía Social e Intercultural.


  10. Llamamos a los pueblos ciudadanos y dentro de ellos a nuestros hermanos y hermanas, compañeros y compañeras, a sentir, comprender y caminar en este giro de lucha que apoyando a Gutiérrez en contra de Noboa, va más al fondo de un apoyo electoral o gubernamental y se adentra en la nueva utopía: el automandato como ejercicio del poder desde nuestra autodeterminación humana, ciudadana y de fraternización intercultural.




Seres humanos, ciudadanos, militantes por un Mandato Nuevo




Milton Cáceres Vázquez
Escuela Universitaria Intercultural de Culturas Andinas






 
Llacta!    Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias