Carta-denuncia al presidente Gustavo Noboa por el asalto de las oficinas de INREDH




Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH)

Quito, 27 de agosto de 2002




Señor Dr. Gustavo Noboa Bejarano,
Presidente de la República
En su despacho



Señor Presidente:


La Asamblea Permanente de Derechos Humanos, APDH del Ecuador, eleva a usted nuestra grave preocupación por la incursión ocurrida a las oficinas de la fraterna Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (INREDH), sucedida el sábado 24 de agosto en Quito.

La oficina de INREDH, ubicada en el segundo piso del Edificio Castelnuovo, calles Tamayo No. 957 y Lizardo García de esta ciudad, fue allanada por sujetos inidentificados que revisaron los archivos escritos e informáticos de la presidencia, equipo legal y área de comunicación de esta fundación.

Personal de INREDH que llegó en la mañana del sábado pudo constatar en el piso de sus oficinas carpetas arrojadas y documentos de trabajo revueltos, más cuatro de diez computadoras de esa institución encendidas, lo que lleva a pensar que la información guardada en esos ordenadores fue revisada o copiada.

Los incursores forzaron y destruyeron las seguridades del escritorio del contador, del que sustrajeron aproximadamente $2.500; sin embargo, los asaltantes no se llevaron un paquete de aproximadamente $1.000 y bienes de valor superior, como dos computadoras portátiles, las computadoras fijas, impresoras láser, central telefónica, fax, teléfonos, filmadoras y otros útiles de oficina.

INREDH llamó de inmediato a la Policía. Uno de los agentes indicó que "se presume que este es un hecho aparte de la delincuencia común", por lo cual se llamó también al servicio especializado de criminalista de la Policía Nacional para realizar una inspección técnica con fotografías que, según los agentes, serán incluidas en su informe.

Preocupa a la APDH la frecuencia y multiplicación de este tipo de incursiones en organismos defensores de los derechos humanos en varios países latinoamericanos y Ecuador en particular, lo que se constituye en un obstáculo al desarrollo de las actividades de las organizaciones que trabajamos en la defensa de los derechos humanos y que realizamos nuestras actividades de manera pública y legal.

Acciones como ésta se presentan en medio de un creciente clima de deterioro de la situación de los defensores en el Ecuador, pues un asalto de parecidas características fue realizado semanas atrás a las oficinas de una institución de cooperación internacional ligada al tema de la defensa de derechos humanos, ó semanas atrás las declaraciones públicas del Sr. Presidente de la República, dadas el 13 de agosto y en las que asimilara a los defensores de derechos humanos como "protectores de delincuentes".

La creciente atmósfera de hostilidades en que se desenvuelve la actividad de los defensores de derechos humanos en el país, se ve alentada como nunca en su administración, en cuyo período se ha registrado una cantidad considerable de casos de amenazas de muerte, ataques electrónicos, incursiones, hostigamientos y detenciones ilegales cometidas contra defensores de derechos humanos y dirigentes sociales, delitos que al no tener sanción ni investigación por parte del Estado, legitiman un clima adverso que ha preocupado a las principales organizaciones internacionales de DDHH.

Exhortamos a usted:

  1. Instruir una investigación inmediata, exhaustiva e imparcial del allanamiento de las oficinas de INREDH, con el fin de identificar a los responsables, llevarlos a juicio y aplicarles las sanciones penales previstas por la ley.

  2. Pronunciarse públicamente contra todo acto de hostigamiento al trabajo de las organizaciones sociales y de los defensores de derechos humanos del país.

  3. Asegurar la aplicación de lo dispuesto por la Declaración sobre los Defensores de los Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de la ONU el 9-XII-1998, en particular en lo referente a la protección del Derecho de toda persona " individual o colectivo, promover la protección y el respeto de los derechos humanos, de las libertades fundamentales, tanto en el plano nacional como internacional, y a esforzarse por ellos " (Art.1).

Atentamente,




Alexis Ponce
Mauricio Gallardo
Daysi Burgos
(Dirección Nacional de la APDH del Ecuador)






 
Llacta!    Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias