Documento de trabajo
Encuentro continental de parlamentarios sobre el Área de Libre Comercio de las Américas, ALCA, y el rol de los parlamentos de la región
(Quito, 29 y 30 de octubre de 2002)




Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik-Nuevo País

Quito, Agosto de 2002




JUSTIFICACION


El Área de Libre Comercio de las Américas o ALCA es un proyecto aún en proceso de negociación que no todavía un hecho consumado, que fue lanzado en 1994 por el entonces presidente de EE.UU., Bill Clinton. Tiene como sus antecedentes el TLCAN (Tratado de Libre Comercio para América del Norte, o NAFTA, en inglés), firmado entre EE.UU., México y Canadá, y que entró en vigencia en enero de 1994. Se deduce que el ALCA será una regionalización del NAFTA con algunas adiciones copiadas de la Organización Mundial del Comercio OMC. Dicho de otra manera, el ALCA es o pretende ser la versión regional de la globalización.

La experiencia de países que ya se encuentran comprometidos con este tipo de acuerdos, como México, demuestra que el ámbito del libre comercio no sólo abarca el libre flujo de mercancías entre los Estados Partes, sino que incluyen otros ámbitos que debilitan la soberanía y por lo tanto la autonomía decisional de los gobiernos de los países periféricos.

A pesar de que la mayoría del texto del Tratado se encuentra todavía entre corchetes, es decir en fase de negociación, es posible advertir los propósitos principales que van influyendo en mayor medida el proceso de negociación del ALCA, mismos, que entre otros, son los siguientes:

  • Establecer reglas de libre inversión, que darían a las empresas el derecho para demandar a los gobiernos por pérdida de ganancias empresariales, generadas como resultado de decisiones democráticas en favor de la población. Estas demandas pueden resultar en multas de millones de dólares que tendrán que pagar los ciudadanos a dichas empresas por la vía de sus impuestos.

  • Limitar a los países el derecho a proteger su economía del flujo de inversiones de capitales especulativos (golondrinas) para evitar crisis financieras.

  • Establecer un proceso de resolución de conflictos, administrado por tribunales secretos de comercio internacional, por encima y por fuera de las jurisdicciones nacionales, permitiendo que gobiernos y empresas extranjeras queden fuera de las cortes y de los sistemas legales nacionales.

  • Otorgar a las empresas multinacionales nuevos derechos y herramientas para eludir las normas gubernamentales de salud, seguridad alimentaria, seguridad pública, y de protección laboral y ambiental y desafiar las leyes que impiden a las empresas contaminar a las comunidades en las que operan.

  • Imponer en las negociaciones la desregulación y privatización del sector de servicios, lo que puede presionar a los gobiernos a desregular los servicios públicos esenciales para el bienestar de la población.

El Ecuador asumió la Presidencia del Comité de Negociaciones Comerciales del ALCA, en abril del 2001, encargo que, por decisión del Presidente de la República Dr. Gustavo Noboa Bejarano, asumió el Canciller Heinz Moeller, quien a su vez designó al Embajador Roberto Betancourt.

Un aspecto fundamental que debe discutirse es el relacionado con el papel de los Congresos Nacionales en el proceso de implementación de le legislación y regulaciones que hagan viables estos acuerdos en los respectivos países. Consideramos que debe debatirse democráticamente el rol de los parlamentos puesto que en los últimos años existe una tendencia a adoptar decisiones transnacionales sin considerar la discusión que debe existir al interior de cada uno de los países y principalmente en los congresos nacionales como depositarios de la soberanía y representación popular.

Es preocupante que hasta hoy las negociaciones han sido realizadas prácticamente en secreto. Sólo algunos sectores empresariales, grupos laborales y ambientales seleccionados por el gobierno estadounidense, han actuado en reuniones extraoficiales como juntas consultivas para el Comité de Negociaciones Comerciales. El Congreso Nacional en el caso de Ecuador, ni los parlamentarios han tenido acceso a la información relevante y clave. Esto lejos de propiciar un ambiente positivo para la discusión sobre el ALCA acentúa las dudas y preocupaciones sobre sus impactos que pueden repercutir, en cambio, en el conjunto de la población de nuestros países; recordemos que el proceso de construcción de la Unión Europea, levantada sobre bases de simetría entre los Estados Partes, vivió un momento de consulta en los diferentes parlamentos e incluso la participación de varios de ellos se decidió de forma plebiscitaria.

A pesar de esta falta de procedimientos democráticos en las negociaciones, los gobiernos continúan su camino inexorable de adhesión al ALCA antes de finalizar el 2005. Además, algunos países impulsan al iniciativa de adelantar la vigencia de algunos capítulos del tratado antes de su entrada en vigor. Esto obligará a los parlamentarios a cambiar leyes y regulaciones nacionales, originalmente concebidas y aprobadas para defender el interés público a fin de hacerlas funcionales a prioridades comerciales reñidas con los objetivos nacionales de nuestros países.

También hay que tomar en cuenta que los próximos gobiernos, como consecuencia de su adhesión irrestricta al ALCA, no tendrán la capacidad de formular políticas de protección o apoyo a los mercados internos y a la producción nacional.

Al estar la presidencia de las negociaciones del ALCA en manos del gobierno ecuatoriano le vuelve a nuestro país anfitrión de la próxima Conferencia Ministerial en la que se suscribirá un segundo borrador, el mismo que resulta estratégico para el avance de la última etapa y culminación del acuerdo. Esto abre oportunidades extraordinarias para que los parlamentos a nivel hemisférico analicen lo actuado por los negociadores oficiales y se pronuncien sobre decisiones impulsadas sin su conocimiento ni autorización.


OBJETIVOS DEL ENCUENTRO


OBJETIVO GENERAL

  1. Conocer y debatir el proceso de negociaciones relacionadas con el ALCA así como sus impactos, determinando el rol que cumplirán los congresos de nuestros respectivos países, así como las instancias parlamentarias regionales existentes en el continente.

OBJETIVOS ESPECIFICOS

  1. Conocer los avances de las negociaciones y los actuales procedimientos, discutiendo la conveniencia, la constitucionalidad y la legalidad del proceso

  2. Desarrollar un rol pro activo de los parlamentos en las propuestas de integración, garantías ciudadanas, control a las transnacionales y acceso a servicios.

  3. Presentar una propuesta a la conferencia ministerial en donde se refleje la posición de los parlamentos en relación a la forma y contenidos del ALCA.


METODOLOGÍA DE TRABAJO


El encuentro de parlamentarios se desarrollaría en tres momentos:

  1. En el primero se establecerían algunas intervenciones de personalidades a nivel continental, como insumos motivadores para la discusión sobre las negociaciones del ALCA y sus repercusiones en los parlamentos nacionales.

  2. El segundo momento habría una intervención sobre los procesos de negociación del ALCA, los acuerdos anticipados y las reformas impuestas al marco legal nacional para implementarlo en cada uno de los países participantes. Las intervenciones durarían un máximo de ocho minutos, que permitirían ubicar la realidad de la implementación del ALCA en la región y el papel que vienen desarrollando los parlamentos en este contexto. En base a estas participaciones se realizaría la Declaración de Quito que se aprobaría al final del evento.

  3. En el tercer momento se discutirán en comisiones la Declaración de Quito que será aprobada en la cesión plenaria con la que se clausurará en encuentro de parlamentarios.


PARTICIPANTES


  • Congresistas de los países de Latinoamérica, el Caribe, Norteamérica y los parlamentos regionales.

  • Personalidades de la región.

  • Especialistas en las temáticas propuestas.

  • Observadores internaciones de instituciones internaciones y de p ización como el hospedaje de cada uno de los participantes correría a cargo de cada uno de los congresos que acrediten delegados oficiales al evento parlamentario.

    La movilización y hospedaje tanto de los especialistas como de las personalidades (premios Nóbel...), correrá a cargo de la comisión que organiza el evento.

    El aporte del Congreso Nacional será la organización del evento, las sedes para los encuentros de comisiones y el pleno para el debate del encuentro, además del apoyo en lo que signifique fotocopias de documentos.

    La alimentación estará a cargo de la comisión organizadora y consideramos que el congreso nacional debería realizar un cóctel de bienvenida luego de la inauguración formal del encuentro.


    FECHA DEL ENCUENTRO: 29 y 30 de octubre de 2002


    Contactos:

    Congreso Ecuatoriano, Secretaría de la Vicepresidencia
    Helen Pazmiño (helenpazmi@yahoo.com)

    Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik-Nuevo País
    Fernando Buendía (fernandobgt@yahoo.es)






 
Llacta!    Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias