La nueva Ley de Seguridad Social es inconstitucional




Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE)
Boletín de Prensa

Quito, 6 de junio de 2002



600 millones del IESS depositados en el Banco Central deben devolverse para dirigirse a mejorar las pensiones y los servicios y, a la inversión productiva.


CONAIE declara oposición a las manipulaciones legales contra el Tribunal Constitucional, a la rebeldía de los empresarios y a la pretensión del gobierno de enviar una ley para restituir los artículos derogados.


El Presidente de la CONAIE, Leonidas Iza, declaró que la nueva Ley de Seguridad Social es en su conjunto inconstitucional, porque destruye derechos adquiridos de los jubilados y afiliados y continúa con la marginación de los pueblos indígenas, que no tienen acceso a la seguridad social, que debe proteger a todos.

Advirtió que la Constitución no permite establecer un sistema de ahorro obligatorio para el negocio privado, como pretenden los sectores financieros interesados en meter la mano en los fondos previsionales, seguramente para hacer lo que ya hicieron con los bancos, llevarse el dinero de los depositantes y dejarlos en la calle.

Iza, informó que la CONAIE plantea la derogatoria total de la nueva ley, porque violentando la misma Constitución busca entregar los fondos de reserva a empresas financieras privadas, pone techos insuficientes a las pensiones, abre las puertas a la transformación del seguro de salud en un negocio privado y está dirigida a meter la mano en el bolsillo de los ciudadanos, a cambio de nada.

La CONAIE exige que el gobierno pague la deuda al IESS, que el Banco Central devuelva los 600 millones de dólares depositados ahí que no rinden ni un céntavo al IESS, para que se destinen al pago de pensiones dignas a los jubilados, al mejoramiento de sus prestaciones a todos los niveles y a la inversión productiva que genere empleo y contribuya a superar el atraso y la pobreza.


OPOSICION A LAS MANIPULACIONES LEGALES

Refiriéndose a la disputa entre el Tribunal Constitucional y las cámaras de Guayaquil, Salvador Quishpe, el dirigente político de la CONAIE, afirmó que los empresarios se quejan de la inseguridad jurídica, pero su actuación revela que ellos son la fuente de esa inseguridad pues no aceptan la ley cuando no les conviene. Quishpe denunció que el amparo constitucional propuesto por el Diputado Neira, evidencia como los dueños del país manipulan a los jueces como si fuesen sus sirvientes, pues todos los juristas serios del país coinciden en que ese proceso es absolutamente nulo.

Qhishpe recordó que los empresarios no son los dueños de los aportes de los trabajadores y en consecuencia no tienen facultad alguna para negarse a cancelar los aportes al IESS y depositarlos en un juzgado, como anunció Joaquín Zevallos, “una acción de esta naturaleza es un delito flagrante”, dijo Quishpe.

La pretensión del gobierno de enviar una ley al congreso para restituir los artículos de la Ley de Seguridad Social derogados por inconstitucionales, será una abierta violación de la Constitución pues los mismos y su espíritu ya han sido declarados inconstitucionales, está acción será una provocación en contra de los afiliados y jubilados del IESS, en contra de la cual nos movilizaremos todo el pueblo ecuatoriano

Quishpe dijo que la CONAIE demanda la restitución de los trabajadores del IESS despedidos pues han sido víctimas de un engaño y una traición y por cuanto la defensa de su derecho a una remuneración digna no es causa de destitución.






 
Llacta!    Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias