14 Razones contra la destrucción de América Latina




Foro Social Trasatlántico

Madrid, mayo de 2002




Comunicado de conclusión de la reunión del Foro Social Trastlántico que tuvo lugar en Madrid con motivo de la Cumbre de Jefes de Estado de Latinoamérica y Europa.

  1. Al comienzo del milenio en América Latina hay más injusticia, más pobreza y más desigualdad y sus gentes están más lejos de la democracia y de a ciudadanía. Los regímenes neoliberales han incrementado estos rasgos profundizando el sufrimiento social.


  2. La implantación de estos regímenes ha venido precedido en muchos casos de la acción de dictaduras terroristas, única respuesta de las clases dominantes a las aspiraciones de cambio y justicia social de los pueblos, y preparación de una sociedad de súbditos del Imperio.


  3. Esta reacción ha sido apoyada y en muchos casos dirigida por agencias de Estados Unidos. En la actualidad esta intervención se enmarca en un dispositivo global de guerra decretado por el Presidente Bush con el pretexto del 11-S, apoyada por países europeos.


  4. El Plan Colombia, el golpe en Venezuela, y la continuación de las/los desaparecidas/os y las acciones del paramilitarismo forman parte de este dispositivo. Terrorista es ahora todo el que conteste el orden imperial (Sin Tierra, piqueteros, indígenas, etc.)


  5. La carga de la Deuda fraudulenta contraída por gobernantes corruptos y dictaduras diversas, hipoteca el porvenir de varias generaciones latinoamericanas, y reduce las posibilidades de una política redistributiva y de justicia social.


  6. En esta Cumbre, la UE no ha sido capaz de presentar una alternativa justa de relaciones económicas y comerciales con América Latina. Desconoce su realidad cuando bendice "los procesos democráticos generalizados" e ignora el sufrimiento social denunciado, ofrece falsas soluciones con acuerdos bilaterales y preferenciales, y compite con EEUU por la dominación de los mercados de oferta (especialmente provisión de servicios publicos, agua, energía, etc,) y demanda (automóviles, comunicaciones, etc.). El movimiento sindical europeo debe ser responsable de evitar la no consumación de este orden injusto.


  7. Buena parte del patrimonio ecológico mundial del que son depositarios los pueblos de América Latina, se encuentra amenazado de destrucción irreversible, y por la privatización vía patentes.


  8. A todo ello colabora la destrucción de la agricultura campesina y su sustitución por una agricultura muy intensiva, orientada hacia la exportación y crecientemente dominada por el agro-business.


  9. La identidad ciudadana se abandona y quiere ser sustituida por la condición de súbditos imperiales y consumidores/clientes.. La crisis permanente del Estado social y democrático de derecho y sus funciones más características, contribuyen a acelerar el proceso de descomposición social, el desenraizamiento cultural, y la caída en la anomia y la delincuencia, que sirve de justificación del dispositivo de represión y criminalización.


  10. Las resistencias diversas apuntan a un auténtico proceso constituyente de refundación de las sociedades latinoamericanas con el protagonismo directo de sectores tradicionalmente excluidos de la acción política.


  11. Frente a la barbarie cotidiana de la civilización capitalista, nuevas formas de sociabilidad se están apuntando en América Latina para hacer frente a todo tipo de problemas, desde los más elementales (alimentación, trueque...) a las más complejos. El derecho de rebelión proclamado tempranamente por los ciudadanos españoles en el XVI, y sancionado en el vigente Derecho Internacional, es la forma de expresión de esta nueva sociabilidad. Y en él reside la dinámica positiva de la evolución histórica frente a la negatividad y destrucción del tejido social por la civilización capitalista.


  12. La globalización no es un fenómeno inevitable. Es un proceso derivado de la ofensiva comenzada en los años setenta por EEUU y otros Estados capitalistas contra los derechos sociales y la democracia por contrarrestar los efectos amenazantes para su hegemonía imperial, de las luchas populares en todo el mundo. Es la marcha hacia el mercado mundial, la conversión del mundo y las gentes con todas sus necesidades en una mercancía.


  13. Detener esta máquina radicalmente inhumana, rechazando su lógica interna, y, por el contrario, defendiendo los valores que creíamos incorporados a nuestra vida -democracia, justicia, equidad- nos enfrenta irremisiblemente a este proyecto neoliberal destructor de la humanidad.




OTRA AMÉRICA ES POSIBLE - OTRO MUNDO ES POSIBLE


Foro Social Trasatlántico






 
Llacta!    Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias