Preocupación por el desalojo policial de ecologistas en Guarumos (Mindo)




Asamblea Permanente de Derechos Humanos del Ecuador (APDH)

Quito, 25 de marzo de 2002




Por información de Natalia Arias y Ricardo Buitrón, representantes de la fraterna Acción Ecológica, a la Asamblea Permanente de Derechos Humanos del Ecuador, conocemos y rechazamos la acción policial producida el día de hoy, Lunes 25 de marzo, en horas del del mediodía, perpetrada por un comando del cuerpo de elite "Grupo de Intervención y Rescate", GIR, de la Policía Nacional, que irrumpió por la fuerza en el campamento ecologista de "Los Guarumos", procediendo a llevarse detenidos a diecisiete personas, tres ciudadanos ecuatorianos (entre ellos un menor de edad) y catorce ciudadanos extranjeros que se encontraban en dicho campamento ecologista.

Es sabido que desde el 2 de enero del 2002 un grupo permanente de ecologistas se había instalado en campamento en la zona más frágil del Bosque Protector Mindo Nambillo, para impedir -desde la no-violencia y la desobediencia civil- el avance de la construcción del privado Oleoducto de Crudos Pesados, OCP. Su intención era no abandonar la zona hasta que la empresa constructora y el Gobierno nacional desistan de su intención de destruir ese ecosistema único que alberga una diversidad de especies animales y vegetales, muchas de las cuales están en peligro de extinción.

En esta zona de Guarumos incluso el oficialista Ministerio del Ambiente retiró la Licencia Ambiental al Consorcio encargado de la construcción del OCP, debido a que sus malas prácticas en el proceso de construcción han causado grave deterioro ambiental, debiendo añadir que ese informe se refería únicamente a la vía de acceso al cerro Guarumos, pero que no incorporó una inspección a las obras dentro del Bosque Protector Mindo-Nambillo, donde los daños han sido aún mayores.

Los daños ambientales causados y los incumplimientos de las normas de construcción a las que se comprometió el OCP en el Plan de Manejo Ambiental se repiten en todas las áreas en donde la construcción del oleoducto avanza y han sido documentados por Acción Ecológica para exigir al Ministerio del Ambiente el retiro definitivo de la Licencia Ambiental.

La construcción del OCP sigue avanzando a un ritmo desenfrenado, pasando por encima de la cívica oposición de las poblaciones y gobiernos locales, violentando preceptos constitucionales y legales de protección del medio ambiente y de respeto a los derechos humanos de los habitantes de las zonas por donde atraviesa.

La APDH, solidaria con su hermana Acción Ecológica y con los pobladores de Mindo y de otras zonas del país que se oponen a ese despropósito gubernamental, expresa su preocupación por estos hechos, rechaza el desalojo policial cometido, exige la inmediata libertad de los detenidos cuyo único delito ha sido defender con su piel y desde la no-violencia el patrimonio natural de los ecuatorianos y de la humanidad, y finalmente responsabiliza al Gobierno nacional, en las personas del Sr. Ministro de Gobierno y del Sr. Intendente de Policía de Pichincha, por la integridad de los detenidos, los mismos que -según información telefónica dada a la APDH a las 22H15 por Acción Ecológica- se hallan en el Centro de Detención Provisional, CDP, de Pichincha, incluyendo a un menor de edad que no puede, ni debe, estar detenido en un centro de detención para adultos.

Expresamos nuestra solidaridad a Acción Ecológica y a todos los pobladores y ecologistas que en Mindo defendieron y defienden la dignidad del país. Para el Sr. Presidente de la República estos patriotas del planeta Tierra son "unos cuantos alemancitos", como de manera pública y despectiva calificó el Dr. Gustavo Noboa Bejarano a la delegación alemana de Greenpeace, que en semanas pasadas visitó el campamento del que ahora se desalojó a los ecologistas, quienes defienden lo que el Presidente de la República, en su proverbial y culto estilo de ex-profesor universitario, dió en llamar "unos cuantos pajaritos y mariposas que no pueden estar por encima del desarrollo nacional" y que ha sido catalogado mundialmente como "Patrimonio natural de la humanidad".

Llama la atención el contraste de la actuación policial: diligentes para desalojar y detener ecologistas y pobladores que se oponen a un oleoducto antitécnico, antijurídico y antiambiental; lerdos, en cambio, para detener y sancionar a los policías que el 1 de marzo atacaron con saña al seleccionado de fútbol por el Ecuador, Edison Guerrón, ciudadano afroecuatoriano que estuvo a punto de perder su córnea por efecto del spray lacrimógeno usado por los policías que cometieron un abuso de autoridad con connotación racista ("negro en automóvil lujoso, ergo: negro ladrón"). Llama la atención la celeridad con la que los miembros del GIR detienen a 14 ciudadanos que defienden al país en Mindo, en contraste con la lentitud para sancionar al policía que antes de ayer mató de un disparo a un diputado de la República (el tercer diputado asesinado en Ecuador en 3 años) en la ciudad del Puyo, provincia del Pastaza.

Reafirmamos nuestra solidaridad con Acción Ecológica y los pobladores de Mindos, y su ejemplar resistencia pacífica contra de la construcción del OCP. Ese desalojo y todo tipo de medidas represivas no detendrán la mayoritario reclamo de un país que no admite como argumento las amenazas y "los van porque van": "las privatizaciones van porque van" (declaraciones del hermano del Presidente de la República); "el OCP va porque va" (declaraciones del Presidente de la República).

Expresamos nuestra preocupación por la detención de un menor de edad, miembro del grupo aprehendido, en un centro de detención para adultos. Expresamos, así mismo, nuestro reclamo ante cualquier intento de deportación del país que intente cometerse desde la Intendencia de Policía en contra de los 14 ecologistas de distintas nacionalidades hoy detenidos. Si bien la deportación es una potestad gubernativa en casos específicamente dispuestos en la ley, recordamos a las autoridades gubernamentales que el derecho a la apelación y a la defensa, consignados en los principios del debido proceso, amparan a los ecologistas detenidos.

El campamento ecologista y la resistencia no violenta y cívica de Mindo, se trasladan a cualquier parte donde haya ciudadanos que defiendan el ambiente y los derechos de todos.

Hoy el campamento ecologista de Mindo está en las cárceles ecuatorianas, mañana se extenderá -a no dudarlo- al resto del país. Atentamente,


Anaité Vargas
Vocera Nacional APDH del Ecuador

Mauricio Gallardo - Fidel Narváez - Anaité Vargas - Alexis Ponce
Comité Ejecutivo de la APDH del Ecuador






 
Llacta!    Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias