Logo Llacta!

La jornada de movilización en Quito contra la Ley Minera se cumplió con éxito

Acción Ecológica

Boletín de prensa

Quito, 21 de enero de 2009

En el marco permanente de la movilización sostenida desde hace varias semanas en varias provincias en contra de la Ley Minera y respondiendo a la convocatoria del Movimiento Indígena para hoy 20 de Enero, en Quito se realizó un plantón con la presencia de representantes de comunidades rurales y urbanas que ratificaron la necesidad de fortalecer las alianzas campo-ciudad. El plantón convocó a muchos colectivos de la ciudad de Quito, pese a que la fuerza pública impidió el ingreso al centro de la ciudad de varias representaciones del norte y centro del país. Las delegaciones de Esmeraldas, el Oro, el Noroccidente y la comunidad de Lumbisí, representantes del movimiento indígena y Pachacutik acompañaron la manifestación frente a la asamblea Legislativa.

Asimismo, varias organizaciones de ecologistas y productores agro-ecológicos se apostaron en diagonal a la sede de la Asamblea Legislativa para sostener una jornada colorida de agro-biodiversidad, la misma que está en riesgo con las políticas que asume este gobierno.

Las jornadas de hoy fueron exitosas, se realizaron movilizaciones de miles de personas que marcharon hacia los centros urbanos y bloquearon carreteras en varias provincias del país. En este contexto se realizó la expresión de la defensa de la Vida, del Agua, de la Soberanía Alimentaria y de los derechos conquistados en la Constitución.

Con la aprobación de la Ley Minera y el tratamiento para la próxima semana del Proyecto de Ley de de Soberanía Alimentaria en el que se ha empeñado este régimen, se inaugura un nuevo ciclo de la vieja historia en la que se ha visto envuelto el Ecuador desde que se constituyó como nación, es decir, confiar nuestra economía a un solo producto de exportación a costa del deterioro de nuestras riquezas naturales, fortaleciendo de esa manera la dependencia del Estado ecuatoriano y profundizando el deterioro de las fuentes de sustento de las que dependen miles de campesinos e indígenas para sostener la soberanía alimentaria que provee la alimentación del país.

La Ley de Soberanía Alimentaria promoverá la ampliación de la frontera del maíz en base a semillas distribuidas por PRONACA para su creciente industria, monocultivos, dependencia del uso de agrotóxicos, de las cadenas productivas y de la introducción de transgénicos.

El plantón y la exposición de productos de las distintas zonas del país, así como la información mediante gigantografías de la minería a gran escala y los peligros de la producción de alimentos generados por empresas como PRONACA llamó la atención de la opinión ciudadana, que de manera concurrida leía, copiaba, miraba, preguntaba, discutía sobre todos estos elementos. La jornada evidenció que la apresurada aprobación de leyes como la minera y la de soberanía alimentaria se está dando de manera inconsulta y sin previa información.

Gloria Chicaiza

:: http://www.llacta.org ::