Logo Llacta!

Renace la resistencia ciudadana

Asamblea Nacional Ambiental (ANA)

Quito, 20 de enero de 2009

Manifiesto de la Asamblea Nacional Ambiental de los pueblos, nacionalidades y organizaciones sociales del Ecuador

Las organizaciones sociales, ambientales, indígenas, de mujeres, de jóvenes, comunidades y pueblos que suscribimos el presente manifiesto, hemos luchado durante años y décadas por una transformación radical de la sociedad ecuatoriana, y por eso una vez creimos en un proyecto de cambio bajo la tesis el Socialismo del siglo XXI.

Somos los mismos que luchamos contra el dogal de la deuda externa, contra las privatizaciones de los bienes nacionales, contra la corrupción, por la defensa de nuestros recursos naturales como el petróleo, el agua, los manglares, los páramos y los bosques. Somos quienes nos hemos opuesto a las bases militares extranjeras, a las violaciones a los derechos humanos, al autoritarismo y a la prepotencia. Somos quienes luchamos contra el TLC y por la soberanía alimentaria, por los derechos de las mujeres y de los niños y niñas, por una democracia real que la practicamos en nuestras organizaciones y que no significa sólo la entrega del voto cada dos o cuatro años, sino la discusión permanente, la planificación democrática, la rendición de cuentas, alternabilidad de las direcciones y revocatoria de mandatos.

Por eso, con la autoridad, ética y política que nos distingue,

Manifestamos ante los pueblos y las clases trabajadoras del Ecuador y del mundo, ante los ciudadanos y ciudadanas del campo y la ciudad que el Gobierno del Economista Rafael Correa, que ha sido el resultado de décadas de luchas políticas y sociales en el Ecuador, está traicionando el mandato que le dimos y las promesas de campaña.

Demandamos del Gobierno de Rafael Correa que en primer lugar se discutan las leyes que sustentan la vida y el nuevo modelo de desarrollo establecido en la Constitución de la República, Sumak Kawsay, como la Ley de Aguas, la de Soberanía Alimentaria, de Derechos de la Naturaleza y la de Biodiversidad; y luego, se discutan leyes extractivas como la de Minería.

El desarrollo minero a gran escala debe debatirse y consultarse para que seamos los pueblos, comunidades y la ciudadanía, quienes decidamos democráticamente si queremos o no minería a gran escala en el territorio nacional. La aprobación de la ley minera confrontaría las garantías y derechos constitucionales ya que ha sido impuesta por la voluntad de Rafael Correa.

La soberanía alimentaria que demandamos requiere agua y crédito, y eso es incompatible con la minería a gran escala y con los agronegocios de monocultivos basados en tecnologías contaminantes.

Llamamos a todos y a todas quienes queramos un Ecuador distinto, realmente democrático, con justicia, con un ambiente sano, con salud, con una vida digna y en paz y sin corrupción para que ejerzan sus derechos democráticos y exijan del gobierno que rectifique su accionar.

Llamamos a nuestros hermanos y hermanas de los movimientos sociales y de las organizaciones populares a unirnos este 20 de enero para ejercer el derecho a la movilización y resistencia, para:

  1. Unirse a nuestra lucha en defensa de la soberanía alimentaria, del agua y de la biodiversidad amenazada por el modelo extractivista;
  2. Exigir que el Gobierno respete y cumpla lo que establece la Constitución de la República;
  3. Demandar nuestro derecho a participar en la discusión sobre el marco institucional y legal y plasmar nuestros rostros y razones porque la soberanía radica en el pueblo. Nunca más leyes sin nosotras y nosotros;
  4. Exigir que se derogue el Decreto 1391 de Octubre del 2008 que entrega los manglares ecuatorianos a industriales camaroneros.

Nosotros y nosotras: los ambientalistas infantiles como nos ha llamado el Presidente, los supuestos violentos, los minoritarios como nos dice en sus millonarias cadenas, los majaderos y las majaderas, declaramos a partir de este momento nuestra resistencia democrática activa a sus políticas como un deber y como un derecho.

:: http://www.llacta.org ::