Logo Llacta!

Mandato Constitucional frente a las actividades extractivas en Ecuador

Cuarta Asamblea Regional contra la Minería

Cuenca, 19 de enero de 2008

El Frente de Resistencia Sur a la Minería a Gran Escala, las organizaciones presentes en esta Cuarta Asamblea Regional, celebrada el 19 de enero del 2008 en la ciudad de Cuenca, provincia del Azuay son: DECOIN, Federación de Organizaciones Campesinas del Azuay, CONAIE, ECUARUNARI, Comité en Defensa de la Naturaleza, Salud y Vida del Pangui, Coordinadora en Defensa de la Vida y la Naturaleza de Limón Indanza, UNASAE, OCCE (Organización Campesina Clasista del Ecuador), Sistemas Comunitarios de Agua de las parroquias, Sidcay, Octavo Cordero, Tarqui, Virgen de Milagro, Pushío, Chordeleg, Paccha, Molleturo, del Cantón San Fernando, Girón, Gualaceo, Sigsig, USIA (Nabón), y más representantes de las provincias de El Oro, Azuay, Loja, Zamora Chinchipe, Morona Santiago, Pichincha, Imbabura, Carchi, Los Ríos (Narcisa Pizco de la comunidad Patricia Pilar), afectadas y amenazadas por actividades extractivas...

Considerando

  1. Que los voraces apetitos de las empresas transnacionales y nacionales presionan al Gobierno de Correa para que Ecuador sea fuente de extracción de recursos naturales para acumular sus ganancias y seguir con las comodidades de vida en perjuicio de la exclusión y empobrecimiento para la mayoría del planeta. De darse la minería, conllevará a graves desastres ambientales y comunitarios tergiversando los usos, costumbres, forma de vida y poniendo en total riesgo de la vida misma de sus pobladores.
  2. Que por la presencia y desarrollo de actividades de las empresas mineras e hidroeléctricas, los dirigentes y organizaciones que han defendido la vida y naturaleza, han sido criminalizadas, enjuiciadas y perseguidas, por parte de las empresas y del propio Estado.
  3. Que es deber de la Asamblea Constituyente, por la facultad que se encuentra investida, dar solución a los más álgidos problemas que afronta el país, las comunidades y sus dirigentes.
  4. Que existe expectativa de la Asamblea Constituyente, con respecto a la aplicación del Modelo de desarrollo socio-político histórico y trascendental a ser aplicado.
  5. Que las comunidades y personas debemos estar garantizados a una vida y ambiente sano y libre de contaminación, al libre acceso, control y manejo de nuestros recursos naturales.
  6. Que la minería a Gran Escala es insustentable por su naturaleza y cuyos país que han optado por esta vía, se han visto disminuidos su calidad de vida, el nivel de desarrollo y altos niveles de contaminación y miseria.
  7. Que en las concesiones y actividades mineras e hidroeléctricas, hay la flagrante violación del convenio 169 de la OIT y los Arts. 86 y 88 de la Constitución de la República del Ecuador, que garantiza los derechos colectivos de los pueblos indígenas y negros y ser consultados.

Reconociendo

  1. Que las comunidades y pueblos están en constantemente vigilia de sus territorios, agua, bosques y manglares, frente a cualquier uso o disposición, por parte de empresas interesadas.
  2. Que es de prioridad para el Estado Ecuatoriano, dar especial atención a la agricultura y ganadería en todas las comunidades, por la gran fertilidad de su suelo, climas, especies, flora, fauna y biodiversidad, así como en recursos naturales y culturales amenazados por megaproyectos nacionales y transnacionales.

Declaramos:

  1. Vigilar que la Asamblea Constituyente construya un Ecuador con un modelo de desarrollo diferente, donde impere la solidaridad y cooperación y equitativo.
  2. Priorizar la movilizaciones a Montecristi para sostener nuestras demandas hacia la Asamblea Constituyente.
  3. La solidaridad con las luchas nacionales e internacionales y sus dirigentes en defensa de la vida.
  4. Defender, e impulsar proyectos sustentables y de autogestión alternativos para mejorar la calidad de vida de las comunidades.
  5. Hacer públicas las denuncias ante las autoridades correspondientes, en contra los jueces y fiscales por su mala práctica en la tramitación de procesos viciados y contra toda norma del procedimiento, con el fin de criminalizar a los dirigentes.
  6. Recuperar las prácticas tradicionales de cultivo, consumo, y formas de intercambio alternativo, así como la revalorización de nuestros recursos naturales y valores culturales.
  7. Fortalecer la unidad, lucha y resistencia local, regional y nacional, articulando acciones con las diferentes organizaciones sociales y populares, ante las intromisiones de las empresas mineras, e hidroeléctricas mediante la unidad y solidaridad de los pueblos.
  8. Fortalecer la resistencia en la Región y contribuir a la construcción del corredor de resistencia en el país.

Mandato y exigencia de la Cuarta Asamblea Regional

  1. Estatización sin indemnización de los recursos naturales renovables y no renovables concesionados a empresas privadas, y mixtas. Se declare sin efecto tales concesiones y revertirlos al Estado.
  2. Reordenamiento territorial participativo en función de los intereses sociales, culturales y ambientales de las poblaciones locales y del país, enmarcado dentro del sistema nacional de planificación.
  3. Que se declare al país en su totalidad, libre de minería a gran escala.
  4. Que se declare zonas intangibles para cualquier tipo de minería a las zonas frágiles por motivos culturales, ambientales o sociales, que incluye las ya existentes áreas de seguridad nacional y áreas protegidas.
  5. Ordenar, limitar, tecnificar y regular la actividad minera artesanal y para la construcción.
  6. Que se priorice como política de estado la atención al agro, la soberanía y seguridad alimentaria, por sobre los proyectos extractivos.
  7. Impulso y prioridad al uso comunitario y/o solidario de los recursos renovales como agua, bosque, biodiversidad.
  8. Prohibición de privatización o concesión de los espacios y bienes públicos como playas, ríos, canteras, manglares, cuencas, material pétreo y mar territorial. Reversión de las concesiones otorgadas que perjudique las personas.
  9. Fortalecimiento y democratización del sistema político ecuatoriano, bajo el principio de una democracia directa, basada en asambleas populares.
  10. Instituir la consulta popular, conducida por el estado, como mecanismo de decisión sobre cualquier proyecto que pudiera afectar las jurisdicciones políticas territoriales del país. Esta será de carácter obligatorio y vinculante.

Resolvemos

  1. Que se declare la Amnistía General para todos los líderes perseguidos por la defensa de la naturaleza, la soberanía y la vida.
  2. Se deje sin efecto todas las concesiones mineras a gran escala, así como las hidroeléctricas, destinadas a satisfacer las la explotación minera a gran escala.
  3. Se derogue inmediatamente la ley Minera
  4. Se regule transitoriamente la actividad de minería pequena y artesanal en materia ambiental, social, cultural y económica.

Compromisos

Llamado de acción , resistencia y movilización colectiva local y nacional hacia Montecristi:

  1. Continuar el fortalecimiento de la organización y movilización de las comunidades.
  2. Se fija para el día 29 de enero del 2008 una Gran Movilización hacia Montecristi.
  3. Concientización a las comunidades sobre los impactos de la minería industrial y otros proyectos guiados por la misma lógica del capital.
  4. Solidarizarnos con los líderes perseguidos por la justicia, defensores de la naturaleza, la soberanía y la vida.
  5. Recolectar, y hacer llegar a los asambleístas la petición de la AMNISTÍA GENERAL para los injustamente procesados por defensa del ambiente y la naturaleza, añadiendo firmas de respaldo de las comunidades.
  6. Trabajar con iniciativas de autogestión que activen la economía local, solidaría y ecológica.

¡Amnistía para los perseguidos políticos y judiciales!

¡No la minería a gran escala!

¡No a la criminalización de la lucha social!

¡Estatización sin indemnización de las empresas eléctricas. Mineras y petroleras!

¡Viva el frente de resistencia sur a la minería a gran escala!

¡Viva la unidad de la lucha social !

:: http://www.llacta.org ::