Logo Llacta!

Jornada de solidaridad con Palestina y Líbano

Boletín de prensa

Quito, 21 de julio de 2006

Organizaciones de Derechos Humanos, sociales, juveniles, asambleas de forajidos, agrupaciones estudiantiles, de mujeres y eclesiásticas, más la comunidad musulmana residente en Quito, organizaron una masiva Jornada de Oración y una Marcha hasta la embajada de Israel en la capital ecuatoriana, este viernes a las 14h00.

El Centro Islámico en Quito, ubicado en la avenida Eloy Alfaro y Los Shyris, extrañamente rodeado de policías antimotines a quienes ninguna autoridad civil había impartido órdenes en tal sentido, fue el lugar de concentración de decenas de quiteñas y quiteños, muchos de ellos reconocidos dirigentes sociales, sindicales, políticos y populares del país, que luego de un tiempo de espera ocasionado por las amenazas policiales de dispersar la movilización si no cuentan con permiso escrito de las autoridades, iniciaron una marcha pacífica (y sin permiso) hacia la avenida 12 de Octubre, donde se halla la embajada israelí , frente al hotel Swissotel de la capital ecuatoriana.

En esta marcha participaron familias musulmanas, hombres, mujeres, niños/as de dicha comunidad, más organizaciones juveniles, ONG's, agrupaciones sociales y de defensa de los derechos humanos que dirigieron la movilización pacífica.

Aunando esfuerzos en torno a la paz y la autodeterminación de los pueblos, y clamando por el fin de la masacre y la ocupación israelí a Palestina y Líbano, poco a poco las decenas de asistentes se hicieron centenas y marcharon por las calles del norte de la ciudad hasta la embajada de Israel, asistidos por una numerosa cobertura de periodistas de los canales de televisión del país, fotógrafos de las agencias de noticias internacionales y los enlaces en Ecuador de la CNN.

La marcha transcurrió normalmente, con gritos y consignas a favor de la paz y rechazando la guerra de Israel y el silencio cómplice de EEUU, más al llegar a la avenida 12 de Octubre y Colón, es decir a cuatro cuadras de la embajada israelí, fueron interceptados por un camión particular manejado por miembros de la Policía "Nacional" y decenas de efectivos antimotines que procedieron a colocar inmediatamente vallas de metal que impedían el avance de los marchantes.

Varios fotógrafos fueron sometidos a empujones por los policías, hasta que los dejaron pasar a ellos y a una delegación de los organizadores, entre los cuales estaban Anaité Vargas de la APDH, Pablo de la Vega del CSMM, un representante de la comunidad musulmana, y María Arboleda del IEE.

Grupos de jóvenes llevaban pancartas de paz en castellano y árabe, otros ofrendas florales "al pueblo judío víctima del holocausto nazi y al pueblo árabe, víctima del holocausto israelí", en tanto que activistas de la APDH pintaban siluetas humanas en el pavimento con los nombres de Líbano y Palestina, mientras otros entregaban a la gente "los pinchos sionistas", banderitas de Israel con la cruz gamada en el centro de la estrella de David.

Destacable fue la actitud del Ministro de Trabajo, Galo Chiriboga, a quien llamaron los defensores para relatarle lo que hacía la Policía, decidiendo ese instante dirigirse al sitio y pasar la valla para acompañar a la delegación que iba a entregar la carta-manifiesto de los asistentes al belicoso embajador israelí en Quito.

Tanto el Ministro de Trabajo cuanto los delegados de la marcha, fueron testigos del desplante policial-israelí: No podía pasar nadie a una distancia de 20 metros, amurallada por policías la embajada sionista, y solamente un oficial de la Policía "ecuatoriana", indicó a los presentes que era decisión de la embajada que fuese la Policía la encargada de recibir cualquier documento dirigido a la delegación diplomática israelí.

A manera de conserjes de los israelíes, recibieron la carta y minutos después la entregaron con la firma de un funcionario sionista, mientras los otros policías detenían la marcha, lo que ocasionó que voceros de la APDH megáfono en mano cuestionaran en duros términos la actitud policial: De una vez por todas digan que no aceptan ninguna autoridad civil ecuatoriana encima de ustedes y que responden solo a la DEA, al Mossad que les capacitó con Ran Gazit en los ochentas, y a las embajadas de EEUU y de Israel que les otorgan ayudas a las que ustedes pagan con estos favores represivos.

Añadieron que piden a los Presidentes del MERCOSUR y Cuba reunidos en Córdoba, Argentina, que emulen la actitud del gobierno y la cancillería ecuatoriana y que procedan a exigir la inmediata reunión de la ONU para condenar la masacre y poner fin a la ocupación, así como a retirar al unísono sus delegaciones diplomáticas de Israel.

Entre las organizaciones, instituciones y entidades marchantes estuvieron:

Valid XHTML 1.0! Valid CSS!

:: http://www.llacta.org ::