Logo Llacta!

La APDH denuncia: Los empresarios ordenan a sus empleados respaldar el TLC

Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH del Ecuador)

Quito, 17 de marzo de 2006

Oficio No.050-APDH-06

Denuncia entregada en el despacho del ministro de trabajo y expuesta telefónicamente al ministro Galo Chiriboga

Doctor Galo Chiriboga Zambrano
Ministro de Trabajo y Empleo
En su despacho

Ministro:

En representación de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos del Ecuador me permito poner en su conocimiento el siguiente caso, ante el cual solicito su intervención de acuerdo a las leyes laborales del país y a sus atribuciones como Ministro de esta cartera:

  1. Es públicamente conocido que los gremios empresariales privados del país a través de la Cámara de Industriales de Pichincha y su presidente Mauricio Pinto, promocionaron en los medios de comunicación y en mensajes electrónicos masivos, la organización para este día viernes en horas de la tarde, de una concentración a favor del TLC; iniciativa a la cual tienen derecho -aclaramos- como cualquier otro sector del país.
  2. Sin embargo, en aquellos mensajes promocionales de su concentración, denominada "TLC, por el empleo", convocaron a los empleados y trabajadores de sus propias empresas, de los sectores flores, textiles y otros, promocionando cinco mil "kits", almacenados en el piso 11 del edificio de las Cámaras de Quito, que contienen refrigerios, banderines, capuchas de plástico, y transporte, entregados a sus empleados muy al estilo de los "kits" por usted conocidos, del ex-Ministro de Bienestar Social Antonio Vargas y su Subsecretario Bolívar González, que organizaron similares iniciativas en abril del 2005 para defender al gutierrato.
  3. En el mensaje promocional dirigido a los empresarios por vía electrónica, que ha sido difundido por los medios, convocan a los empresarios privados a esta acción con el particular detalle de que "asistan los empleados".
  4. El Art. 44 del Código de Trabajo vigente y la Constitución de la República prohíben al empleador -es decir los empresarios privados- inducir a sus empleados para favorecer una tesis determinada de carácter político o religioso. Se trata, señor Ministro, de una sui-géneris estrategia en la que existirían indicios de coacción laboral similar a la que en abril del año pasado lo hiciera el gutierrista Ministerio de Bienestar Social a sus funcionarios.
  5. Por lo expuesto solicitamos que usted tome las decisiones del caso y proceda a determinar las sanciones respectivas al señor Mauricio Pinto y demás empresarios involucrados en un probable caso de coacción laboral, tipificado claramente en el Código del Trabajo y las leyes laborales del país.

No escapará a su criterio que los empresarios, el gobierno y grandes medios de comunicación, han citado que quienes se oponen al TLC en manifestaciones, hacen "acto político", lo que no puede satanizarse. Por ello preguntamos a los mass media y a los empresarios si el inducir a sus empleados a que asistan con todos los gastos pagados ¿no es acaso un "acto político"?

Esperamos su respuesta firme y efectiva en este caso señor Ministro.

Atentamente,

Alexis Ponce, vocero APDH

Valid XHTML 1.0! Valid CSS!

:: http://www.llacta.org ::