Logo Llacta!

Once organizaciones de Derechos Humanos llaman al presidente Palacio a proteger la integridad física de los denunciantes en el Caso Texaco

Organizaciones de DDHH

Boletín de prensa

Quito, 21 de noviembre de 2005

El sistema de hostigamiento e intimidación debe detenerse después del intento de plagio a la hija de un dirigente

Once importantes Organizaciones de Derechos Humanos del país hacen un llamado al Presidente de la República Alfredo Palacio a que tome medidas precautelares para proteger la integridad del Caso Texaco, especialmente la seguridad de cuatros dirigentes de los afectados quienes han sufridos actos de intimidación y hostigamiento en las últimas semanas.

El pedido viene después de un intento de plagio, el pasado martes, a la hija de Luis Yanza, coordinador de los afectados del Caso Texaco y después de que el grupo solicitó medidas cautelaras a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA. Las medidas se solicitaron tras una llamada anónima realizada al Abogado Pablo Fajardo en la que se anunciaba una "limpieza" de la zona; y el robo puntual de las oficinas del Abogado Alejandro Ponce Villacís de donde se extrajo solamente los equipos con información del caso, ignorando otros artículos de valor y dinero en efectivo. También, en días pasados el hogar de Ponce Villacís recibió otra llamada anónima y amenazante.

Dirigentes de Chevron han negado cualquier vínculo con las amenazas y hostigamiento, pero los afectados han llamado a que el Ministro de Defensa haga una investigación sobre los vínculos existentes entre la transnacional y elementos de las Fuerzas Armadas. Durante el juicio, abogados de la compañía se hospedan y operan desde la base militar en Lago Agrio.

En una carta dirigida al Presidente se solicita "Que se adopten las medidas necesarias para garantizar que los afectados puedan ejercer sus derechos libres de cualquier amenaza, intimidación o peligro a su integridad personal y física."

El Caso Texaco se considera el caso ambiental más importante en el mundo, en el que se acusa a la transnacional de haber desechado más de 18 mil millones de galones de agua tóxica en territorio nacional. Expertos consideran que la contaminación causada por Texaco en el Ecuador es el peor desastre ambiental en la actualidad.

También los grupos de derechos humanos solicitaron al Gobierno que ordene una investigación sobre los convenios o acuerdos existentes entre la Chevron y las Fuerzas Armadas que podrían afectar al juicio, así como también sobre el informe de inteligencia suscrito por el Mayor Arturo Velasco que motivó la suspensión de una diligencia judicial el 19 de Octubre. En dicho informe, sin ninguna base factual, se acusa al pueblo Cofán y a los pobladores de la zona de tener intenciones de secuestrar y causar daño físico a los representantes de la petrolera. Miembros del pueblo Cofán, incluyendo mujeres y niños que iban a presentarse ese día para dar testimonio al Juez sobre el impacto de la Texaco en su territorio ancestral, niegan enérgicamente las calumnias presentadas en el informe. Este informe fue desconocido por el Comandante de la Base, Teniente Coronel Francisco Narváez.

Los afectados por el informe militar junto con la CONAIE, hicieron una solicitud similar al señor Ministro de Defensa Nacional Oswaldo Jarrín, quien ha sido llamado a comparecer antes de la Comisión de Asuntos Indígenas del Congreso Nacional. Los diputados preguntarán al Ministro sobre vínculos entre Texaco y las Fuerzas Armadas, incluso sobre la "villa" construida por Texaco dentro de la misma base militar de donde salió el informe del Mayor Velasco.

Las organizaciones de derechos humanos harán una entrega pública de este llamado en el despacho del Ministro de Gobierno Dr. Galo Chiriboga, del cual esperan un pronunciamiento sobre los extraños sucesos que se han suscitado alrededor del caso Texaco en las últimas semanas.

Mientras, el Caso Texaco continúa en Lago Agrio. El Jueves pasado se realizó la inspección número 31 de los sitios contaminados por Texaco. Hasta ahora, de los 18 sitios inspeccionados que fueron supuestamente "remediados" por Texaco, el 100% presentan contaminación, según muestras de laboratorio entregadas por la misma transnacional.

Carta dirigida al Presidente de la República

Doctor Alfredo Palacio
Presidente Constitucional de la República
En su despacho

Señor Presidente:

Mediante la presente carta deseamos expresarle nuestra preocupación por la seguridad personal de los miembros involucrados en el juicio legal que le siguen las nacionalidades indígenas Siona, Secoya, Cofán, Waorani, y colonos afectados por los 26 años de explotación petrolera por parte de la compañía Texaco, hoy Chevron, así como también por las presiones de cualquier índole que pudieran influir en la decisión final del juicio considerado el más importante del mundo en materia de derechos humanos y ambientales.

Vale recalcar que este proceso legal, se lleva a cabo en representación de más de 30.000 afectados del Oriente ecuatoriano. Se han elaborado múltiples informes de cómo las actividades de la petrolera Texaco afectaron y siguen afectando la salud y el bienestar de los pobladores de la zona. Se calcula que en sus dos décadas de operaciones, Texaco derramó alrededor de 16.8 millones de galones de petróleo y desechó 18.5 mil millones de galones de aguas tóxicas de formación al medioambiente. Esta contaminación sistemática del territorio ecuatoriano es considerada una obvia violación a los derechos humanos de los pobladores de la zona, quienes se han visto privados de su derecho a la vida, a un medioambiente sano, a gozar de fuentes de agua limpia y del mayor estándar de salud posible.

El pasado martes 8 de noviembre se presentó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos una solicitud para que se establezcan medidas cautelares a favor de Alejandro Ponce Villacís, Ermel Chávez, Pablo Fajardo y Luis Yanza, todos ellos abogados y dirigentes de este caso legal, para proteger el derecho a la integridad personal y a sus vidas.

La petición señala lo siguiente:

Aparte de estos hechos, el día martes 15 de Noviembre de 2005, se llevó a cabo un intento de plagio en contra de la niña de 9 años Shuyana Natalia Yanza Allauca, hija del Coordinador del Juicio Legal contra Texaco, Luis Yanza, desde su hogar en Nueva Loja.

Debido a estos acontecimientos y la magnitud del caso legal que se sigue a la multinacional Chevron Corporation, los organismos de Derechos Humanos que suscribimos esta carta solicitamos a usted, Señor Presidente, lo siguiente:

  1. Que se adopte las medidas necesarias para garantizar que los afectados puedan ejercer sus derechos libres de cualquier amenaza, intimidación o peligro a su integridad personal y física.
  2. Que se garantice la independencia de la función judicial en el cumplimiento de su deber de impartir justicia, respetando el debido proceso y apegado a la ley. Por ello, deberá ordenarse que las Fuerzas Armadas se abstengan de intervenir dentro del proceso legal.
  3. Que se ordene una exhaustiva y prolija investigación sobre los convenios o acuerdos que existen entre la compañía demandada Chevron y las Fuerzas Armadas, que podrían, directa o indirectamente, afectar al juicio que se desarrolla en la Corte Superior de Nueva Loja, así como también sobre el informe de inteligencia suscrito por el Mayor Arturo Velasco que motivó la suspensión de una diligencia judicial dentro del juicio. Cabe informarle que los mismos afectados y otras organizaciones ya hicieron esta solicitud al señor Ministro de Defensa Nacional.
  4. Que se ordene la inmediata entrega y exhibición pública de los convenios o acuerdos que pudieren existir entre la compañía Chevron y las Fuerzas Armadas. Dicha entrega se deberá realizar a las organizaciones abajo firmantes.

Esperamos su pronta acción y respuesta,

Atentamente,

Valid XHTML 1.0! Valid CSS!

:: http://www.llacta.org ::