Logo Llacta!

Carta abierta al Partido Social Cristiano

Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH del Ecuador)

Quito, 11 de noviembre de 2005

Oficio No. 6370-APDH-05

Doctor Alfredo Serrano
Diputado del Congreso Nacional
Jefe del Bloque Parlamentario del Partido Social-Cristiano

Señor Diputado:

Como representante de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, APDH del Ecuador, ante las declaraciones vertidas por usted en Diario "El Universo" correspondiente a este día viernes 11 de noviembre, declaraciones basadas -seguramente- en una noticia publicada el día anterior en Diario "Expreso", cuyo periodista Juan Carlos Cabezas me entrevistó telefónicamente; me veo en la necesidad de aclarar y rechazar la tergiversación que ha hecho de una entrevista realizada por el citado reportero a mi persona, en calidad de portavoz de la APDH, posterior a una reunión colectiva mantenida con el Sr. Ministro de Gobierno en días pasados.

El amigo periodista Juan Carlos Cabezas sintetizó en dicha publicación la siguiente falla: "Ponce contó que Chiriboga le pidió 10.000 personas en las calles. Pero la respuesta fue no." Ese fue un mal entendido por decir lo menos.

En tal sentido, y para su tranquilidad, señalo a usted que:

  1. Recibí días atrás la llamada telefónica del Ministro de Gobierno, Galo Chiriboga, quien es mi amigo personal y compañero de defensa de derechos hace varios años, quien me pidió que, como en otras ocasiones lo hiciera desde el mes de abril, convocara desde la Apdh a una reunión en el palacio de Gobierno entre el Sr. Presidente, el citado Ministro y representantes de las organizaciones de derechos humanos y civiles, a la que asistieron un promedio de 30 delegados, cita que fue públicamente conocida en los medios y -como nuestra conducta lo expresa- no fue "a escondidas", sino con decenas de dirigentes ciudadanos. Antes de que el Sr. Presidente ingresara a la reunión prevista y debido a la demora pues atendía a dirigentes gremiales de otro sector, el Ministro nos relató los pormenores de su (infructuosa, a mi parecer) reunión con los diputados del Congreso y, en aquella mañana, con el partido político ID, intentando desbloquear la muralla congresil a la Consulta. Uno de los representantes ciudadanos participantes en la reunión comentó entonces que -en vista del objetivo bloqueo partidista a la Consulta Popular- era momento de profundizar las movilizaciones, aclarando entonces el Sr. Ministro de Gobierno: "la movilización depende de la ciudadanía, de la sociedad civil"; a lo que yo, Alexis Ponce, respondí afirmando: "Con respeto a Ud., señor Ministro, considero que se han diluido las condiciones básicas para una movilización de la ciudadanía, por cuanto el propio Gobierno se ha encargado de desmotivar el entusiasmo inicial de la gente, razón por la que no se trata de creer que puedan salir diez mil o cincuenta mil personas a la calle cuando no hay claridad de qué apoyar ni a quién. Es más, debido al entrampamiento entre el Ejecutivo y el Congreso en el tema, hoy muchísimos sectores con entendible y justa razón apuntan a luchar contra ambos, el Congreso y el Gobierno". Como ve, ninguna referencia hubo, como usted apreciará, a una imposible sugerencia del Ministro a que "nos movilicemos"; y, menos aún, hubo una referencia a un número 'X' de personas ("diez mil" dice la nota del confundido amigo periodista, que luego usted la asume a pie juntillas en sus declaraciones); y, menos aún todavía, hay alguna referencia a que esas supuestas "diez mil gentes se movilicen en Cuenca", donde los diputados fueron recibidos (le aclaro que días ANTES de esta reunión) con lanzamiento masivo de huevos. Consideramos, pues, que basado en ese mal entendido periodístico producto de la celeridad de la entrevista telefónica, pero -ante todo- basado en la reacción cada vez más virulenta de la ciudadanía contra la partidocracia, usted (y los demás colegas de su partido también), empieza a ver "conspiraciones" donde no hay, y a hacer declaraciones que preocupan por la tendencia a la paranoia colectiva en el Legislativo. Está por demás referir que nosotros, a diferencia de Gutiérrez, Bolívar González, Antonio Vargas, Bucaram y las empresas electorales que imperan, no consideramos a la gente como si fuera "ganado" que puede ser movilizada a punta de un simple telefonazo. Y, es más, el dignísimo pueblo de Cuenca, el pueblo de Monseñor Alberto Luna Tobar, y todas sus organizaciones civiles y sociales, no requieren de ninguna "sugerencia" de un simple defensor, o una "llamada" para movilizarse, como lo hicieron en febrero de 1997, en enero del 2000, en abril del 2005 y en este noviembre de huevos decidores.
  2. La movilización del 1 de noviembre en la ciudad de Cuenca, que usted alude en sus declaraciones hoy publicadas en "El Universo", no responde de ninguna manera a la supuesta "convocatoria de Alexis Ponce", como usted señala, sino a un cansancio ciudadano de la "clase política", cansancio claramente manifestado en todo el país, ya no solo en Quito, y que es ignorado por un (cíclope) Congreso Nacional y por grupos de poder ciegos. Cabe señalar que los defensores de Derechos Humanos jamás apoyaremos ningún acto de violencia y, por tanto, personalmente censuro cualquier tipo de agresión física que haya sufrido el diputado Marcelo Dotti.
  3. Su negativa a recibir al Ministro de Gobierno para dialogar civilizadamente, argumentando semejante disparate en la que me involucra, solo evidencia una cosa: el terror al diálogo y al consenso que existe en los grupos de poder que representan y la conocida oposición del Partido Social-Cristiano, y de la partidocracia en general, a dar paso a la Consulta Popular para dejar que sea el pueblo el que decida el futuro de esa Asamblea, sea ésta "Constitucional" como lo quieren ustedes, o Constituyente como reclama la mayoría del país, anhelo popular que cada vez veo más lejano debido al irresponsable y antidemocrático bloqueo político congresil y a la 'viveza sistémica' de la partidocracia, así como debido a la actitud, que considero timorata y suicida, del Ejecutivo.

Finalmente, la APDH ratifica su apoyo a la Asamblea Constituyente, a esa que cambiaría el al revés que hoy impera, aunque no se cristalice por las razones citadas, pues esa demanda ciudadana es por la que hemos luchado hasta hoy, de la única forma que sabemos hacerlo los defensores, es decir en paz, con métodos no-violentos, sin recurrir a la mentira, y con información clara y transparente a toda la sociedad.

Atentamente,

Alexis Ponce, vocero APDH

[copia]
Ministro de Gobierno
Diputado Marcelo Dotti
Organizaciones ciudadanas y sociales
Medios de Comunicación

Valid XHTML 1.0! Valid CSS!

:: http://www.llacta.org ::