Logo Llacta!

100 muertes en el mar: Las condolencias no son suficientes

Centro de Documentación en Derechos Humanos "Segundo Montes Mozo S.J." (CSMM)

Boletín de prensa

Quito, 18 de agosto de 2005

Com. 599-CSMM-05

El drama por el que atraviesan las familias de los fallecidos frente a las costas de Colombia, el abandono en el que se encuentran centenas de emigrantes detenidos en las cárceles y prisiones en Centroamérica y los Estados Unidos, y la vulnerabilidad de miles de emigrantes indocumentados en España e Italia, entre otros países, no se solucionan con condolencias, declaró Pablo de la Vega, coordinador del Centro de Documentación en Derechos Humanos "Segundo Montes Mozo S.J.".

De esta manera, este activista de derechos humanos respondió a las declaraciones presidenciales, luego de conocer la trágica desaparición y presunto fallecimiento de alrededor de 100 ecuatorianos que habrían perdido la vida, como consecuencia del naufragio de una frágil embarcación que los llevaba hacia las costas de Guatemala.

De la Vega señaló que este nuevo incidente es uno de tantos otros ocurridos en el mar, frente a costas centroamericanas, cuyos hechos se han mantenido en reserva por la situación de irregularidad en la que viajan centenas de ecuatorianos con destino a los Estados Unidos.

Estos incidentes muestran la incapacidad del Estado para implementar respuestas reales y eficaces para desincentivar la migración irregular, a través de programas y proyectos de codesarrollo y reales oportunidades laborales, que no se obtienen exclusivamente aplicando medidas de corte policial y punitivo, agregó.

También sostuvo que los miles de emigrantes y, también, inmigrantes, y sus familias, demandan de las autoridades gubernamentales, incluido los parlamentarios, la adopción urgente de respuestas concretas e integrales, a favor del ejercicio pleno de sus derechos, mediante acciones coordinadas entre la institucionalidad pública y las innumerables iniciativas de la sociedad civil, aprobando nuevos marcos jurídicos, impulsando programas de inversión de las remesas y combatiendo el tráfico ilícito de migrantes, pero también propiciando la implementación de medidas de reparación integral a las víctimas del coyoterismo.

Este trágico hecho debe pesar sobre todas nuestras conciencias y, en especial de las autoridades gubernamentales responsables de la agenda migratoria que por un mínimo sentido de ética deberían renunciar a las funciones que no han podido desempeñarlas responsablemente, concluyó.

Valid XHTML 1.0! Valid CSS!

:: http://www.llacta.org ::