Logo Llacta!

La explotación petrolera amenaza con daños ecológicos irreversibles al Parque Nacional Yasuní

Carl Ross, Jane Goodall, Stuart Pimm, Peter Raven, Edward O. Wilson, Thomas Lovejoy, Paul Ehrlich, Gary Meffe

15 de febrero de 2005

Ingeniero Lucio Gutiérrez
Presidente de la República del Ecuador
Fabián Valdivieso
Ministro del Medio Ambiente
Miembros del Congreso de La República del Ecuador
Jose Eduardo de Barros Dutra, President and CEO of Petrobras
Dr. Ray R. Irani, Presidente y CEO Del Occidental Petroleum

Estamos gravemente preocupados por el daño ecológico irreversible causado por las nuevas carreteras para la explotación petrolera en uno de los bosques tropicales húmedos más importantes del mundo, el Parque Nacional Yasuní y la Reserva de la BiosferaYasuní en la Amazonía Ecuatoriana.

Puede ser que Yasuní es el bosque más biodiverso del mundo. Yasuní protege una gran parte de la comunidad de árboles más diversa de la planeta; hay casi la misma diversidad de especies de árboles en apenas 2,5 acres de su bosque tropical que hay en todos los E.E.U.U. y el Canadá juntos. Según datos actuales, Yasuní contiene más especies de insectos que cualquier otro sitio en el mundo, y está entre los bosques más diversos del mundo por su diversidad de especies de aves, murciélagos, anfibios, epifitas, y lianas. Yasuní provee un hábitat crítico para 23 especies de mamíferos globalmente amenazados, que incluyen la Nutria Gigante, el Manatí Amazónico, el Delfín Amazónico, el Oso Hormiguero Gigante, y el Tapir Amazónico. Diez especies de monos habitan en Yasuní, incluyendo el amenazado Mono Araña de Vientre Amarillo.

Esta diversidad extraordinaria ahora está amenazada por las nuevas carreteras para la extracción de petróleo. Los estudios científicos revelan que las carreteras son a menudo las amenazas más grandes para los bosques primarios. Hace diez años, la primera carretera en Yasuní fue construido por Maxus. Este camino se ha convertido en un imán para la colonización, y ha abierto las puertas del parque a la sobrecacería y a la deforestación que amenazan las especies raras del parque. Los científicos temen que los Chorongos están siendo eradicados de la región debido a que esta carretera proporciona acceso sin precedente hacia el Parque para la cacería.

La compañía petrolera nacional brasileña Petrobras está a punto de construir una nueva carretera en el corazón del Parque Nacional Yasuní. Este camino sería una arteria totalmente nueva, que cruzaría el bosque primario en una parte virtualmente no perturbada del Parque. Además, este camino cruzaría el territorio de una comunidad indígena Quichua y entraría en el territorio ancestral de los Huaorani, cazadores nativos de esta parte del bosque tropical Ecuatoriana. Es muy probable que la carretera propuesta tendrá los mismos patrones destructivos del Vía Maxus e iniciará probablemente una ola para la colonización, sobrecacería, la deforestación, y la decaimiento y quizás la eliminación de las culturas nativas.

La compañía petrolera americana Occidental (Oxy) ha construido una carretera de acceso principal a través del bosque primario en la zona de amortiguamiento del Parque. En su informe de 2003 sobre la Salud, la Seguridad, y el Medio Ambiente, Occidental indica que en los bosques primarios donde se está realizando su proyecto Eden-Yuturi, "el control del acceso para prevenir la invasión de tierras indígenas por colonizadores y la protección de biodiversidad se identificaron como las objectivos de administración más significativos." El informe entonces indica que "el desarrollo del yacimiento petrolífero no incluiría la construcción de una carretera." Oxy debe entender que los satélites sacan fotografías de cada metro del planeta cada 16 días y que la nueva carretera que la empresa ha construido durante los últimos cinco años se ve claramente en los imágenes satélites.

El mundo está experimentando una pérdida catastrófica de biodiversidad natural y de ecosistemas nativos causados directamente e indirectamente por los seres humanos. Estos cambios, si no son frenados, conducirán a la extinción del 50% o más de las especies silvestres del mundo antes del fin de este siglo. Alrededor de 80% de los bosques en todo el mundo se han degradado o se han destruido, y cada año se considera que millones de hectáreas adicionales de bosques son destruidos debido a la destructiva actividad humana.

Cada nación de la tierra tiene una responsabilidad básica-a nombre de sus propios ciudadanos, que incluyen las comunidades indígenas, la comunidad del mundo, y todas las formas de vida-de implementar la protección comprensiva de los ecosistemas naturales y de la biodiversidad dentro de sus fronteras para evitar extinciones de especies por la actividad humana. Además, los gobiernos de todo el mundo, incluyendo a La República del Ecuador, están descubriendo las enormes ventajas económicas si se protegen grandes áreas naturales del bosque, las cuales proveen varios servicios ecológicos, tales como la limpieza del agua, la estabilización del clima, la producción de productos sostenibles, el fomento del orgullo nacional, y cada vez más, el suministro de una renta turística grande para la economía de su nación.

Invitamos al gobierno del República del Ecuador a proteger la extraordinaria biodiversidad de su país con la promulgación de una prohibición legal en contra de la construcción de nuevas carreteras a través de bosques primarios en áreas naturales protegidas, comenzando con la carretera propuesta por Petrobras en el Parque Nacional Yasuní. Las actividades de Occidental nos han perturbado profundamente e invitamos a todas las compañías petroleras internacionales a adoptar inmediatamente una política de explotación petrolera sin la construcción de nuevas carreteras en los bosques tropicales húmedo primarios.

Firman

[+info]
Save America's Forest: Yasuni Rainforest Campaing

Valid XHTML 1.0! Valid CSS!

:: http://www.llacta.org ::