Logo Llacta!

Desde el Centro del Mundo, el rayo del solsticio unificó las actividades del Festival de la Tierra

Allpa Sarapak Achikinti

Quito, 21 de junio de 2005

Fue el 21 de junio de 2005

El Katikilla, cerro sagrado, templo milenario de los KITU KARAS, donde de acuerdo al GPS moderno se ubica exactamente la latitud 0º 0' 0", un centenar de personas de las diversas culturas, razas, idiomas; realizamos la ceremonia del solsticio, del Inti Raymi, unificando todas las direcciones, todas las razas, todos los suyus, todas las manifestaciones sagradas y conscientes que activamos a nivel planetario, especialmente los alineados al Primer Festival de la Tierra.

Agradecimos a la Pachamama, por su abundancia, por permitirnos la hermosa vida, agradeciendo a las aguas de la gran mar, de los ríos, cascadas, vertientes, que siempre se mantenga fresca y sabia (cayó unas gotitas de la lluvia del cielo bendiciendo la ceremonia y los propósitos de ella). Agradecimos y nos conectamos con los cuatro vientos, con el cóndor y con el águila, unificando el norte y el sur, llamando a la ceremonia sagrada en ese sitio donde se unan el cóndor y el águila, cumpliendo la profecía de los abuelos, allí en el centro del mundo; y saludamos al gran fuego sagrado, a través del Inti que nos bañó poderosamente con sus rayos de conciencia y sabiduría.

Danzamos en círculos sagrados de Mamas agradeciendo a la madre tierra, y la danza de los Taitas, activando todos los rayos de la ceremonia. Fue una conexión poderosa y podemos afirmar que todo está dado, la madre tierra, el padre sol, la madre agua y los vientos con sus augurios y manifestaciones se han pronunciado. Las aves sagradas han danzado con nosotros, se han detenido frente al altar y han bendecido la ceremonia.

La sabiduría, la fuerza, la conciencia de los hijos de la madre Tierra marcha firme, segura, prudente, amorosa, integrador y reconstruimos con esa sabiduría toda la Pachamama, todos los corazones, toda la sociedad, desde las mismas bases, desde la misma sangre, desde el mismo aliento creador.

No podrán osar generar más guerras, mas destrucción, usufructuar de los recursos de la madre naturaleza porque actuará las mima tierra, sol, agua, fuego, aires para ordenar la armonía de la vida en la Madre Tierra. Y no podrán engañar los gobernantes a los inocentes que siguen su manipulación a través de la religión, la educación, los medios de comunicación.

Los pueblos de las montañas, de multicolores vestidos, afirmamos la luz para toda la Tierra; los niños, las mamas, los abuelos, las abuelas todos danzamos, proclamamos el nuevo tiempo bendecido.

Aquí estamos. Unidos todas las razas, todos los pueblos y culturas en un solo corazón, un solo pensamiento, un solo puño y un misma lengua.

Aquí estamos, Fuertes, prudentes, lúcidos, guerreros, amorosos, sagrados.

Caipimi Kanchik ¡Caraju!

Valid XHTML 1.0! Valid CSS!

:: http://www.llacta.org ::