Logo Llacta!

Por el derecho a tener voz propia. Declaración del 1er Encuentro Nacional de Emigrantes, Inmigrantes, Desplazados, Refugiados y sus Familiares

Manta (Ecuador), 16 al 17 de marzo de 2005

Las organizaciones de migrantes, desplazados (as) y refugiados (as), que suscribimos la presente declaración, al término de nuestro I Encuentro Nacional en la ciudad de Manta, Ecuador, durante los días 16 al 18 de marzo de 2005, declaramos:

  1. Nuestra firme decisión de conformar de una red que agrupe a todas las organizaciones de migrantes, desplazados y refugiados en el Ecuador, con el objetivo de asumir protagónicamente la lucha en defensa y cumplimiento de nuestros derechos y la canalización de nuestras iniciativas y propuestas en pro del respeto de los derechos humanos en el Ecuador y de todos sus habitantes, sin discriminación alguna y de nuestro aporte al desarrollo democrático y sostenible.
  2. Nos hemos reunido en la ciudad de Manta con el propósito de destacar nuestra conciencia del negativo impacto que la presencia político-militar de los EE.UU. tiene en el desarrollo democrático y soberano del Ecuador y de los pueblos de nuestra América Latina.

    Lejos de significar mayor empleo y elevación de la calidad de vida, la Base de Manta se ha convertido en un enclave que propicia la degradación de nuestras jóvenes, interfiere en la actividad de nuestros pescadores y hasta restringe el derecho a migrar de quienes se ven forzados a hacerlo por la depresión económica que afecta a amplios sectores de nuestro país, en ausencia de un auténtico y amplio plan nacional de desarrollo.

    Exigimos, por ello, la cancelación inmediata del contrato por el cual se ha concedido esta base a los EE.UU., sin esperar a que se cumplan los 10 años renovables del mismo.

  3. En nuestros debates, hemos cobrado conciencia igualmente que el proceso de negociación del TLC con EE.UU. se está realizando al margen de toda participación ciudadana y sin tener previamente definida una Estrategia Nacional de Desarrollo, a partir de la cual tiene que plantearse cualquier política de relaciones económicas, comerciales y financieras, con el exterior, y en este caso, con los EE.UU.

    La negociación no está contemplando compensaciones ni salvaguardias para equilibrar las enormes desigualdades y asimetrías entre EE.UU. y los países andinos. Ni menos acuerdos de Política Migratoria que pudieran no sólo resguardar mejor los derechos humanos de los ecuatorianos y latinoamericanos que viven y van a los EE.UU., sino que también su mejor aporte al desarrollo de nuestros países, no sólo en términos de reservas, sino que con sus capacidades profesionales, laborales y humanas.

    Nos pronunciamos, por ello, en contra de este TLC y a favor de una integración económica, política, social y cultural de los pueblos y de los países de la Comunidad Andina y del MERCOSUR, de manera de conformar un bloque político y económico con mayor soberanía y poder negociador en el mundo actual.

  4. Al analizar la creciente presencia de refugiados colombianos en el territorio del Ecuador, lo mismo que el desplazamiento de comunidades ecuatorianas previamente asentadas en la zona fronteriza, como consecuencia de la agudización de la violencia en el país vecino y de la puesta en marcha del plan Colombia y del plan Patriota, hemos constatado cómo las autoridades políticas y militares de Ecuador y Colombia están provocando con sus medidas la extensión de los perjuicios de la guerra hacia nuestro territorio y hacia las poblaciones que habitan la frontera, con gravísimos daños a las personas y al medio ambiente, a su derecho a una vida democrática y digna.

    Las fumigaciones, que dañan la salud humana y el medio ambiente, así como la militarización de la zona fronteriza, que sume en la inseguridad y el desamparo a las comunidades, no deben continuar. El gobierno ecuatoriano debe cesar inmediata y totalmente su complicidad con el Plan Colombia y reclamar del daño que el mismo está significando para nuestro desarrollo democrático y sostenible, así como debe canalizar el apoyo económico y de servicios sociales que los desplazados y refugiados se merecen como personas investidas de derechos.

  5. En nuestro Encuentro, hemos ratificado nuestra convicción del aporte económico, social y cultural que los migrantes, desplazados y refugiados hacemos a los países en que residimos y de los que nos vemos obligados a movilizarnos, más allá del sufrimiento y alto costo humano que pagamos al salir de la tierra que nos vio nacer.

    Exigimos que las autoridades de nuestros países de origen, tránsito y destino, respeten a plenitud los derechos de los migrantes, desplazados y refugiados. Nuestros derechos como personas y ciudadanos no pueden ser desconocidos ni menoscabados por el simple hecho de cruzar una frontera. Esto implica, la exigencia de una inmediata regularización migratoria, sin condiciones, de los migrantes y refugiados, así como la inclusión de las necesidades básicas de la población migrante, refugiada y desplazada en las políticas públicas del país receptor. Exigimos, en particular, que el gobierno del Ecuador y de otros países sudamericanos emplacen al gobierno de España para que se otorgue un mayor plazo para la regularización migratoria, sin mayores condiciones y requisitos de nuestros compatriotas.

    Exhortamos a nuestros gobiernos latinoamericanos a suscribir acuerdos que faciliten los movimientos humanos intraregionales y de las migraciones sur-norte y a que enfrenten estas negociaciones en un solo bloque sudamericano, reuniendo las potencialidades y experiencias de la Comunidad Andina y del MERCOSUR.

  6. El encuentro contó con la participación de organizaciones de migrantes, refugiados y desplazados de Ecuador, Colombia, Perú, Bolivia, Argentina y Chile, que se comprometieron a caminar hacia la unificación de sus luchas y demandas como movimiento social que busca aportar a la construcción de una América Latina única, grande y nuestra, potenciada en su diversidad humana y cultural.

Manta, 18 de marzo 2005

Organizaciones que suscriben

Valid XHTML 1.0! Valid CSS!

:: http://www.llacta.org ::