Logo Llacta!

Comunicado a la Opinión Pública sobre el proceso ilegal contra la Fundación Mariana de Jesús

Fundación Mariana de Jesús (FMJ)

Quito, 17 de febrero de 2005

El día 14 de Febrero de 2005 la Fundación Mariana de Jesús fue sorprendida con la Resolución Ministerial 4793 por la que el Ministro de Bienestar Social resuelve la disolución y liquidación de la institución. Ante este hecho inconstitucional, ilegal y arbitrario, declara:

  1. La Fundación Mariana de Jesús fue creada y debidamente legalizada en el año 1939; mediante Acuerdo Ministerial N°1734 del 20 de junio de 1950 se actualizan sus estatutos y posteriormente, habiendo presentado la documentación pertinente, se aprobó la última reforma a los estatutos el 23 de julio de 1998 mediante Acuerdo Ministerial N° 1009.
  2. Tiene legalmente registrada su nómina de Directivos, mediante oficio N° 425-DAJ-PJ-JV-2004 de 5 de febrero del 2004, de la Dirección Jurídica del Ministerio de Bienestar Social. El Estatuto de 1950 (Art. 5) indica que el Gobierno y Administración de la Fundación se ejerce por un Directorio, compuesto por la Fundadora y cuatro vocales; muerta la Fundadora formarán el directorio cinco personas nombradas por el Provincial de la Compañía de Jesús. La representación legal de la Fundación la ejerce el Presidente del Directorio.
  3. La Resolución Ministerial 4793 presume sin presentar pruebas que tanto las reformas al estatuto, al igual que la solicitud de registro de la directiva realizadas en 1998, fueron dadas en base a documentos y representaciones fraudulentas con lo cual se estaría imputando un delito inexistente a la Fundación.
  4. Se afirma que existen varias denuncias sobre irregularidades al interior de la Fundación. La única denuncia presentada en el Ministerio fue realizada por Milton Trujillo Bastidas, quien en su momento estafó a varias personas vendiendo un terreno de la Fundación. Esta denuncia está completamente desvirtuada en el MBS, sin embargo no se ha archivado. En la Fiscalía de Pichincha y más entidades del Estado que también conocen la denuncia, fue archivada por falta de pruebas.
  5. El Acuerdo Ministerial No. 4793 que declara la Disolución y Liquidación de la Fundación Mariana de Jesús es NULO por las siguientes consideraciones:
    1. No se incurre en ninguna causal de disolución, que son: Incumplir o desviar los fines de la Institución; Comprometer la seguridad del Estado; y Disminuir el número de miembros y "..en el caso de Fundaciones la muerte de su fundador no constituye causal de disolución, en tanto y en cuanto el órgano subsista" (Decreto Ejecutivo 3054, año 2002, que contiene el Reglamento que rige corporaciones y fundaciones, Art. 13).
    2. La Fundación no fue notificada previamente, tampoco se ha realizado un procedimiento previo, ni administrativo ni judicial, para llegar a la Disolución, y no se ha establecido un mecanismo ni procedimientos de liquidación; como lo establece los Arts. 14 y 15 del mencionado Reglamento.
    3. Se ha violado el debido proceso como manda la Constitución en su Art. 23, numeral 27, el derecho a la Seguridad Jurídica amparado en el numeral 26.

Frente a las expresiones infundadas y mal intencionadas difundidas por algunos personeros del Ministerio de Bienestar Social, que buscan dañar el prestigio y desconocer la obra social de la Fundación Mariana de Jesús, informamos:

  1. Se afirma que la Fundación ha enviado dineros al exterior y que realiza inversiones en empresas, que sus estatutos lo prohíben.

    Los Estatutos de la Fundación establecen como objetivo el desarrollo de obras de beneficencia, promoción social, cultural, religiosa y moral. Para cumplir con este objetivo en el tiempo, debe mantener su patrimonio, optimizando sus recursos y puede realizar todos los actos y contratos contemplados en la ley ecuatoriana (Art. 4), por tanto las inversiones realizadas por la Fundación son legales y no contradicen su estatuto.

  2. Se dice que la Fundación ha invertido en obra social apenas $7.000 (siete mil dólares) y que ha realizado transferencias millonarias a otras fundaciones.

    Esta afirmación es falsa y calumniosa, pues la obra social de la Fundación es extensa, incluye las áreas de vivienda, educación, salud, desarrollo comunitario, trabajo juvenil, protección social a adultos mayores, cultura, apoyo a niños trabajadores; alimentación, desarrollo en comunidades indígenas, voluntariado, espiritualidad, ayuda a huérfanos, formación sacerdotal, comunicación social entre otras, con una inversión anual aproximada de $2.000.000 (dos millones de dólares), que incluye apoyos financieros a varias instituciones de ayuda social.

  3. Se acusa que la Fundación utiliza sus recursos para beneficio propio y de sus administradores.

    ¡Falso! Fundación Mariana de Jesús es una institución que cumple con las leyes vigentes, manteniendo transparencia en la contabilidad, administración y gestión participativa de proyectos. Contamos con auditoría externa a nuestros balances anuales como un mecanismo de control interno, aún cuando no es un requisito legal. Adicionalmente somos la primera ONG del país que ha implementado un sistema de gestión de calidad certificado bajo la Norma ISO 9001-2000.

    La acción social directa de la Fundación a través de sus proyectos anuales atiende a más de 50.000 personas pobres y en extrema pobreza, en las áreas básicas del desarrollo social. De forma indirecta, a través de otras treinta organizaciones no gubernamentales, comunitarias y estatales (salud, vivienda) sirve aproximadamente a 150.000 personas necesitadas, en diversos programas y proyectos de todo el país.

  4. Se afirma que la Fundación tiene terrenos de engorde y vende terrenos ajenos.

    La Fundación jamás ha dispuesto de terrenos ajenos, tampoco tiene terrenos con fines especulativos. Desde su creación Fundación Mariana de Jesús ha entregado en donación terrenos que actualmente son parques (La Carolina, La Mujer y el Niño; Ma. A. Urrutia); colegios y escuelas (Consejo Provincial, colegios/escuelas de Fé y Alegría; San Gabriel, Gonzaga); coliseos, mercados, oficinas públicas (Coliseo de Solanda, Escuela Militar de Parcayacu, Palacio Municipal) y zonas para viviendas en barrios del norte y sur de Quito (Solanda, La Isla, La Granja, El Trigal, Vista Hermosa) entre otras.

Por todo lo indicado estamos en la certeza de que el amparo constitucional presentado será aceptado y anulada la liquidación.

Es muy importante además que ubiquemos este hecho arbitrario en el contexto actual que vivimos en el país, para dimensionar el alcance y la proyección socio-política, que vincula al menos los siguientes elementos:

  1. El MBS en días pasados ha prometido demagógicamente vivienda popular, cuando desde el inicio de este gobierno la política pública de invertir en vivienda social fue interrumpida y los fondos para el pago de la deuda social se utilizan con fines populistas para pagar "movilizaciones" o crear clientelismo político. Una de las mayores fortalezas de la Fundación Mariana de Jesús es su capacidad de producir vivienda popular, por lo que podría ser un apreciado botín para quien quiere ganar votos con el ofrecimiento de dar casa con los fondos de otros. La Fundación trabaja con el Ministerio de la Vivienda y ha subsidiado incluso parte de la vivienda para familias indigentes que aún con la ayuda del Bono de la Vivienda no hubiesen podido acceder a una. Sin embargo, al parecer es más fácil apropiarse de la institución que acordar el trabajo conjunto.
  2. Justo dos días antes de las protestas en Quito, se ha producido la intervención del MBS con el fin de disolver y liquidar Fundación Mariana de Jesús. El conocido anuncio del gobierno, del pago de la deuda social y las expresiones escritas que constan en informes internos del MBS cuyas copias fueron facilitadas por el mismo Subsecretario de Bienestar Social la noche del 14 de febrero en su casa, nos indican que existe un interés en apropiarse del patrimonio de la Fundación y transferirla al Estado, violentando para ello todo procedimiento administrativo, inventando falacias e irrespetando los derechos constitucionales.
  3. La aguda crisis jurídica que se vive en el país desde el 8 de diciembre del 2004 en que una mayoría del Congreso atropella los procedimientos democráticos establecidos, nombra a los miembros de la Corte Suprema y Tribunal Constitucional según los intereses políticos de sus partidos y no conforme a los intereses nacionales ni a un proyecto de país (no estamos de ninguna manera a favor de los anteriores funcionarios ni de los nuevos, estamos en contra de los procedimientos dictatoriales). Esta crisis revela, además del muñequeo político de la nueva mayoría de gobierno, que efectivamente, los derechos y garantías constitucionales de las personas jurídicas y naturales no son respetadas. Nuestra institución es presa de estos intereses protervos de algunos delincuentes con corbata que se hallan en el poder político actualmente.
  4. Los movimientos sociales y las instituciones de la sociedad civil manifiestan de forma creciente su descontento y protesta en contra de los procedimientos autoritarios del gobierno de Lucio Gutiérrez y se suman a las reacciones internacionales que se han generado frente al estado de situación que sobrevivimos en el Ecuador, al punto que la OEA ha pedido que el gobierno ecuatoriano aclare la legalidad de los procedimientos utilizados para los cambios políticos impuestos.

    Las denuncias de los organismos de derechos políticos, económicos y sociales al respecto son abundantes y alcanzan el ámbito de lo regional y mundial, porque de forma clara se observa que la imposición no se da sólo en temas político partidistas sino en el ámbito de la política nacional en general, que incluye las más diversas manifestaciones desde la definición de las políticas públicas en los niveles de administración del Estado, el ejercicio de la justicia y hasta el nivel de la cotidianidad del ciudadano que labora en su trabajo diario. Fundación Mariana de Jesús recurrirá a todos los niveles e instituciones nacionales que imparten justicia porque creemos que aún existen funcionarios probos que harán cumplir la ley. Pero también recurrirá a los organismos internacionales correspondientes si agotados los recursos de ley nacionales se mantiene el atropello y el abuso que hemos sido objeto.

Francisco Peña
Presidente de la Fundación Mariana de Jesús y Provincial de la Compañía de Jesús

Valid XHTML 1.0! Valid CSS!

:: http://www.llacta.org ::