Logo Llacta!

Las nacionalidades indígenas de Sucumbíos se organizan en un frente común

El Comercio

Quito, 31 de octubre de 2008

Redacción Nueva Loja

Las cinco nacionalidades indígenas de Sucumbíos resolvieron integrar un solo frente para enfrentar a las petroleras, madereras y mineras.

Con ese propósito crearon la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Sucumbíos (Conase). La organización agrupa a 21.500 indígenas shuar, cofanes, sionas, secoyas y kichwas. Paco Chuji, presidente de la Federación Kichwa, informó que la organización se conformó con las federaciones y los núcleos indígenas locales. Resolvimos unirnos, porque tenemos realidades e intereses comunes. De hecho, los dirigentes de las cinco nacionalidades reconocieron que se sienten vulnerables cuando actúan por separado.

En la zona, ellos tienen problemas por la conservación de territorios ancestrales, por la contaminación ambiental, por la explotación petrolera, por la minería y por la explotación de la madera.

Estamos excluidos y con espacios de negociación mínimos. Con la organización aspiramos a conseguir el respecto a nuestros derechos colectivos, sostuvo Wilson Pirush, dirigente shuar.

Santiago Zurita, de Care Internacional del Ecuador en Sucumbíos, aseguró que la iniciativa tuvo el respaldo porque surgió de las bases. Los indígenas tienen metas y demandan respeto.

Por adelantado, los dirigentes kichwas y shuar anunciaron que la organización será una aliada estratégica para avanzar con los diálogos y negociaciones con Petroamazonas, en el caso Playas del Cuyabeno y Yamanunka.

Esas dos comunidades están dentro del bloque 15 y los nativos frenaron el ingreso de maquinaria para la explotación petrolera. La razón es que no están de acuerdo con los montos fijados para las indemnizaciones.

Hasta el momento, no alcanzan un acuerdo con los representantes de Petroamazonas. De hecho, Wilso Pástor, gerente general de la Petrolera, pidió que para avanzar en las negociaciones, los indígenas designen a un solo representante.

Por otro lado, Luis Narváez, de la Federación Indígena de la Nacionalidad Cofán del Ecuador (Feince), cree que esta iniciativa puede replicarse en otras regiones del país, para alcanzar otros fines. Por ejemplo, para parar la explotación minera.

La semana pasada, en el último encuentro indígena, las nacionalidades aprobaron los estatutos y dejaron listos los procedimientos para la elección del primer Directorio. El próximo 20 de noviembre se llevó a cabo otra reunión para cumplir con ese propósito.

En Sucumbíos, los técnicos de la Asociación de Mujeres Municipalistas del Ecuador (Amume) reportaron la presencia de 17.000 kichwas, 1.200 cofanes, 1.800 shuar y 1.500 sionas y secoyas. Son los datos más certeros que hay sobre esas nacionalidades.

Las demandas

Los indígenas también quieren que los gobiernos seccionales canalicen nuevos modelos de gestión para las nacionalidades. El fin es conseguir la ejecucíón de obras de desarrollo.

Los sionas y secoyas tienen problemas con la explotación irracional de la madera y la caza indiscriminada. Según ellos, eso afecta a su identidad.

La contaminación ambiental y la falta de consulta previa será un eje estratégico para la nueva organización.

:: http://www.llacta.org ::