Logo Llacta!

Lucio, la discoteca y los perros

Gustavo Franco

Mundo Hispano, #41

Barcelona, 15 de junio de 2007

El ex presidente ecuatoriano Lucio Gutiérrez recorrió cuatro ciudades españolas para presentar su proyecto político de Asamblea Constituyente. El periplo estuvo marcado por la indiferencia y el rechazo de inmigrantes que tienen fresco en la memoria el recuerdo de un gobierno errático, polémico y derrocado a medio camino. Esto ocurrió del 18 al 20 de mayo, exactamente dos años y un mes después de abandonar el Palacio de Carondelet rumbo al exilio. Mundo Hispano presenta esta crónica que retrata el rechazo hostil de los inmigrantes hacia esos políticos que ellos consideran parte responsable de su exilio.

Cuatro periodistas llegan puntuales a la cita con el ex presidente. Sin embargo tienen tiempo suficiente para intercambiar chanzas sobre el lugar escogido por los organizadores para la rueda de prensa.

—¿Ninguna asociación de Barcelona estaba dispuesta a recibirlo?

—Parece que no... ¿cuántos ecuatorianos viven en Sant Feliu.

—No sé...

—¿Habrá cubatas?

Ríen. Se hacen estas preguntas medio en broma medio en serio. Se encuentran en Sant Feliu de Llobregat, población catalana donde reside un millar de ecuatorianos. Esperan al coronel (r) y ex presidente del Ecuador [2003-2005], Lucio Gutiérrez, que está en España para exponer su propuesta de Asamblea Constituyente que se realizará el 30 de septiembre en el municipio manabita de Montecristi. Entre ellos se preguntan por qué sus ideas, que aspiran a dar forma a una nueva Constitución, son dadas a conocer en tan inesperado lugar. A 18 kilómetros de Barcelona, donde hay 57 veces más ecuatorianos.

El acto lleva una hora de retraso y esperan que alguien dé explicaciones. Las puertas están cerradas. Después de todo, es muy normal que una discoteca esté desierta un sábado al mediodía. En eso aparece como surgido de la noche Luis, improvisado coordinador de prensa del derrocado presidente. Vestido con manga larga y traje, a pesar del radiante sol, pantalones jeans y unas botas de piel, que por su color verde parecen de reptil, o al menos imitación. Fue él quien convocó a los medios de comunicación. Tres días antes estaba previsto que la rueda de prensa se realizara en Barcelona, en el restaurante La Cuina de Alquimilla, en el sector de Sagrera, zona céntrica de la ciudad. Pero 24 horas después hubo un cambio. Gutiérrez finalmente fue recibido en la discoteca Éxitos de Sant Feliu. El correo electrónico titulaba "Cambio de local por demasiado aforo de prensa".

Luis invita a entrar a los cuatro periodistas. Señala el centro de la pista de baile donde una docena de sillas, iluminadas por un haz de luz blanca, esperan como doncellas a sus acompañantes. Sólo cuatro de ellas lo consiguen, pues los periodistas puntuales son los únicos que acuden a la cita. Enfrente hay una mesita, donde las parejas suelen tomar un respiro a mitad de la noche, cuando la discoteca está en efervescencia. Está ubicada junto a la cabina del pinchadiscos. Y al fondo un escenario con su respectivo telón rojo, en cuyo borde dos hombres columpian las piernas en silencio. Son los ayudantes de Luis.

Gutiérrez llega en compañía de su hermano Gilmar y Francisco Mayorga, que esperan reunir las firmas suficientes –1% del electorado– para ser candidatos a la Asamblea. El ex presidente no podrá serlo porque perdió sus derechos políticos en el 2006, debido al proceso por sedición que tiene pendiente. Pero esto no le impide seguir ejerciendo la política como presidente vitalicio del Partido Sociedad Patriótica (PSP), fundado por él mismo y que actualmente es la segunda fuerza del Congreso.

Si bien representa el tercer partido más votado en las elecciones de octubre pasado, cuando recurrió al hermano-suplente como presidenciable, ahora Lucio no tiene la misma fuerza mediática. Atrás quedaron las ruedas de prensa en el extranjero que convocaban a decenas de medios internacionales. En su andadura por Brasil, Perú, Colombia y Estados Unidos, cuando no pasaba desapercibido, los periodistas corrían tras él para arrancarle una declaración, una palabra, la primicia de un mandatario que abandonó el país en medio de violentas manifestaciones y protestas en las calles de Quito. A todos ellos les repetía, meses después, que seguía siendo el Presidente Constitucional de la República del Ecuador.

Lucio y compañía llegan en un monovolumen del que salen tres hombres más, que por su discreción parecen agentes de seguridad. De lejos no se distinguen porque todos visten la misma camiseta roja con las insignias del Partido. Los periodistas observan desde lo alto de las escaleras, en el ingreso de la discoteca, sin decidir si esperar o abordar a Gutiérrez. Puede ser normal que no lo reconozcan a primera vista, pues ninguno de ellos es ecuatoriano y no esperaban que arribara de manera tan simple, en un solo vehículo con toda su gente, sorprendido de sí mismo ante la indiferencia con que los transeúntes de Sant Feliu pasan a su lado. Entonces sí, como en los viejos tiempos, centellean los flashes y los micrófonos lo persiguen en su retorno a España.

De cena real a los botellazos del pueblo

Lo único que hizo en este país por los ecuatorianos fue asistir al matrimonio del Príncipe Felipe en el 2004, asegura Luis Ochoa, presidente de la Asociación Inty Raymi de Murcia. La víspera de aquella boda, Gutiérrez compartió mesa con el príncipe Hans Adam II de Liechtenstein y la Infanta Doña Elena, entre otras personalidades de alcurnia europea. También estaba su esposa, Ximena Bohórquez Romero. Pero esta vez viaja sin ella. En enero pasado fue expulsada del Congreso y de su Partido, pues se desempeñaba como diputada.

Los perros ladran, Sancho, señal que cabalgamos", dijo el Quijote a su compañero. Si hay que dar crédito al caballero de la triste figura, entonces al líder del PSP le fue mejor el domingo en Lorca, Murcia, donde al menos 300 ecuatorianos demostraron lo que sienten por él. Vicente fue testigo de los botellazos, insultos, abucheos y pifias:

—¡Devuelve lo que te has llevado!

—¡Vete a recoger brócoli!

—¡Burro presidente!

Minutos antes de pasar por el campo municipal de fútbol, el coronel fue entrevistado en una radio local. Esto permitió que los paisanos prepararan cartelitos verdes con mensajes como Fuera Lucio Gutiérrez, traidor y vende patrias. Lo recibimos en la emisora en calidad de ex presidente, pero lo que hicieron en las canchas no es lo más indicado. A lo mejor es por la frustración de su gobierno, explicaría después Jorge Loaiza, director de Radio Canela.

Gran parte de los ecuatorianos que vive en España emigra antes de que Rafael Correa fuera elegido presidente. Incluso antes de darse a conocer en la política local, pues hace dos años era sólo un académico e investigador. La última regularización extraordinaria de inmigrantes se realizó en el 2004. Aún así, Francisco Mayorga asegura que fueron seguidores del actual mandatario quienes abuchearon a Gutiérrez.

Me avisó 5 días antes de venir

Del paso por Valencia y Madrid subraya que estuvo muy bien. Pero el escenario en estas ciudades fue tan pintoresco como el de Sant Feliu: el restaurante Sol de los Andes y la sala de baile New Chayanne. El candidato Mayorga es promotor de espectáculos y se encargó de coordinar los encuentros con la prensa. Confiesa que Lucio me avisó cinco días antes de venir, para explicar la escasa asistencia en el municipio catalán. En Madrid ocurrió algo similar el viernes 18. No obstante el empresario ha demostrado su capacidad para organizar eventos masivos. Gracias a Producciones Mayorga han recorrido la península el conjunto boliviano Kjarkas, la sentimental cantante ecuatoriana Azucena Aymara o el taquillero Héctor Jaramillo.

De vuelta a la rueda de prensa

Rodeado por la peculiar oscuridad de Éxitos, el ex mandatario hace una descripción del perfil de sus candidatos y su proyecto para modificar la Constitución. Cada vez que puede, desliza en su retórica críticas al gobierno de Rafael Correa, alusiones a la presunta ilegalidad de su destitución en abril de 2005 y los logros de su administración. Los cuatro periodistas preguntan desde la pista de baile. Pero no hay quinto malo, como en el ruedo, y una persona más está en el sitio destinado a los comunicadores. Es uno de los ayudantes de Luis que imperceptiblemente se ha sumado al panel. La pregunta desconcierta hasta al mismo Gutiérrez.

—¿Volvería a ser Presidente?

—Sí... –pero duda y pide precisión– ¿De la Asamblea o del país?

Presentación de candidatos

Las firmas de respaldo para los candidatos de la Asamblea Constituyente que se inscribirán en listas completas, esto es, dos candidatos principales y dos suplentes, podrán ser presentadas, previa petición escrita del formulario, por los representantes del partido, movimiento o agrupación, en el Consulado del Ecuador en Barcelona. La solicitud con las firmas podrán ser entregadas hasta el 18 de junio.

[fuente]
http://www.mundohispano.info/

:: http://www.llacta.org ::