Logo Llacta!

Rafael Correa es el nuevo presidente

Kintto Lucas

Inter Press Service (IPS)

Quito, 26 de noviembre de 2006

El izquierdista Rafael Correa del Movimiento Alianza País es el nuevo presidente de Ecuador, al derrotar en la segunda vuelta electoral de este domingo al magnate bananero Alvaro Noboa, según las encuestas a boca de urna difundidas al terminar la votación.

El informe de la Empresa Cedatos indica que Correa tendría 55 por ciento de los votos válidos y Noboa 45. Mientras que según Market, Correa obtendría 57 por ciento y Noboa 43.

El nuevo presidente dijo a IPS al terminar de votar en un colegio de Quito que era irreversible la victoria popular de acuerdo a las encuestas conocidas el sábado y a las tendencias que sabía se estaban marcando en las encuestas en boca de urna, lo que se confirmó minutos después.

Aseguró además que su gobierno estará orientado a resolver los problemas sociales que sufre el país, duplicando el bono solidario que el Estado da a los sectores por debajo de la línea de pobreza, fortaleciendo la inversión social en los sectores de salud y educación, y fomentando la producción con la entrega de microcréditos a los pequeños y medianos productores rurales y urbanos.

Correa también aseguró que no saldría del sistema de dolarización vigente en Ecuador, a pesar de que fue un crítico de su implementación.

Un país que quiera mantener un sistema de dolarización o de convertibilidad tiene que producir dólares. Ecuador, a diferencia de Argentina tiene dos fuentes artificiales de dólares, el petróleo, un producto no renovables y no sujeto a competitividad y las remesas de los migrantes que tampoco están sujetas a competitividad. Eso sostiene la dolarización, aunque no evita los problemas que ésta produce como el desempleo. Pero Ecuador tiene tiempo como par buscar una alternativa a largo plazo que puede ser una moneda regional sudamericana, afirmó Correa.

Con dolarización o si dolarización, América Latina, y particularmente Sudamérica, debe ir a un bloque geopolítico, comercial e incluso monetario, estilo Unión Europea, para poder enfrentar el mundo globalizado de siglo XXI y prevalecer en ese mundo globalizado, afirmó el nuevo presidente de Ecuador.

También aseguró que deberían reverse los contratos petroleros con las empresas transnacionales para que éste recurso no renovable de mayores dividendos al país, que se puedan invertir en salud, educación y desarrollo social.

A diferencia de Bolivia que había privatizado y desnacionalizado el petróleo, en Ecuador el petróleo siempre ha estado nacionalizado, siempre ha sido del Estados. Pero las mafias de siempre se las han arreglado para de ipso privatizarlo y por eso hoy la producción privada es mayor que la estatal, y de cada cinco barriles que hoy extraen las petroleras privadas se nos llevan cuatro y nos dejan uno, afirmó Correa.

Explicó además que si bien su gobierno buscará consensos, no permitirá atracos.

Vamos a negociar con las petroleras de una manera firme y soberana porque no podemos aceptara que de cada cinco barriles se lleven cuatro. Ningún país podría aceptar eso. En los años 70 de cada diez barriles se quedaba con uno la petrolera y con nueve el Estado, aseguró. Correa

El nuevo presidente volvió a asegurar que convocará a una Asamblea Constituyente que de un nuevo ordenamiento político, jurídico y económico al país.

Correa, quien se ha declarado amigo del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, es un economista de 43 años que llegó a la política como ministro de Economía de los primeros tres meses del gobierno de Alfredo Palacio, surgido tras el derrocamiento en abril de 2005 del presidente Lucio Gutiérrez.

En entrevista con IPS, Correa señaló algunos puntos fundamentales que llevaría adelante en el gobierno en caso de ser elegido.

Mi gobierno no se involucrará en el Plan Colombia (de lucha antidrogas y contrainsurgente, financiado por Estados Unidos y de fuerte presencia en la frontera con Ecuador), y no calificará a las guerrilleras FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) de terroristas a menos que lo haga la ONU. Incluso en ese caso reflexionaremos, añadió.

Ningún país de América del Sur llama terroristas a las FARC ni la ONU (Organización de las Naciones Unidas). Nosotros no lo haremos, afirmó el líder de Alianza PAIS (Patria Altiva y Soberana) y el Partido Socialista-Frente Amplio.

Tampoco permitirá que se derrame sangre ecuatoriana en un conflicto ajeno, sostuvo.

Para despejar dudas sobre un asunto que es debate permanente en Ecuador, apuntó que, de igual manera, jamás permitiremos que pongan un pie en nuestro territorio ni las FARC, ni los paramilitares (ultraderechistas), ni el ejército colombiano.

Somos un país soberano, somos inmensamente solidarios con nuestros hermanos colombianos en la tragedia que viven, pero Ecuador no se involucrará en el Plan Colombia, insistió.

Correa dijo no temer una amenaza de la oligarquía ecuatoriana para derrocarlo si llega al gobierno, además de adelantar que tendrá una buena relación con el Congreso legislativo unicameral, donde no tendrá mayoría.

Los dueños de la democracia en este país no son las mafias políticas que nos han oprimido durante tanto tiempo ni 100 parlamentarios (la totalidad), sino el pueblo, advirtió.

Vamos a tener un mutuo respeto con el Congreso hasta que se instale la Asamblea Constituyente, que tardará unos seis o siete meses, sostuvo este candidato que se declara de izquierda y católico practicante y cuenta con estudios y post-grados de economía en universidades de Bélgica y Estados Unidos.

Sin embargo, es consciente de que existe la posibilidad de que el parlamento se pueda transformar en un foco de desestabilización, aunque también dice que el 80 por ciento de las cosas que hay que hacer para cambiar el país en el corto plazo no necesitan aprobación legislativa.

Para Correa, la prioridad exterior es profundizar la integración con el resto de América del Sur y ya descartó firmar un tratado de libre comercio con Estados Unidos.

Se manifiesta identificado con los gobiernos izquierdistas o centroizquierdistas de la región, como el de Luiz Inácio Lula da Silva, en Brasil, de Néstor Kirchner, en Argentina, Tabaré Vázquez, en Uruguay, Michelle Bachelet, en Chile, Evo Morales, en Bolivia y, por supuesto, de su amigo Chávez, en Venezuela.

Señaló a IPS que no cree tanto, como dicen algunos analistas, que Chile sea una economía de libre mercado, porque incluso su Constitución dice que es una economía social de mercado.

A Chile jamás se le ha ocurrido por ejemplo privatizar Codelco, la empresa nacional de cobre, mientras que nuestros 'neoliberaloides' quieren privatizar Petroecuador (la empresa petrolera estatal ecuatoriana), explicó.

Es que se siente identificado con Bachelet, no sólo porque ella es socialista, sino por el ejemplo de vida y por ser la primera mujer en ser elegida (presidenta) democráticamente en América del Sur.

También está de acuerdo con la política de Argentina, Brasil y Uruguay de recomprar su deuda con el Fondo Monetario Internacional, en referencia a la cancelación de sus compromisos con ese organismo multilateral por parte de los tres países, mayoritariamente con fondos obtenidos en la venta de bonos soberanos en los mercados financieros.

En la primera vuelta electoral del 15 de octubre, el empresario bananero obtuvo el mayor caudal de adhesiones, con 26,8 por ciento de los sufragios, seguido de Correa, con 22,8 por ciento, una diferencia que creció en igual sentido en el primer tramo de esta segunda campaña electoral.

Informe Confidencial, en un sondeo publicado horas antes de que entró en vigor el 6 de este mes la prohibición de difundir ese tipo de trabajos, indicó que Noboa recogía 46 por ciento de las intenciones de voto y Correa sólo 35 por ciento.

Sin embargo, la última encuesta conocida por IPS y realizada al día siguiente ya mostraba a Correa en ascenso y a Noboa en declive.

Esa tendencia se consolidó y cuando sólo restaban 10 días para los comicios de este domingo IPS dio cuenta de que tres encuestas coincidían en un empate técnico entre los dos competidores, pero con Correa siempre en alza.

Este viernes las encuestas ya indicaban que Correa estaba 4 puntos arriba de Noboa. El sábado eran 8 puntos la diferencia. Las encuestas en boca de urna le dan un triunfo mayor, aunque hay que esperar los resultados oficiales que se podrán conocer este lunes.

[fuente]
http://www.ipsnoticias.net/

Valid XHTML 1.0! Valid CSS!

:: http://www.llacta.org ::