Logo Llacta!

¿Nos aguantamos?

Carlos Vera Rodríguez

Diario El Comercio, edición digital

Quito, 19 de octubre de 2006

El país aguanta la continuidad del actual TSE tras el fracaso anunciado, anticipado y advertido por ingenieros politécnicos, ex presidentes del TSE, observadores de la OEA, periodistas y candidatos en el conteo rápido de votos contratado con E-Vote. La Contraloría se negó a dar informe favorable para ello, pues no le remitieron varios documentos pedidos. La Procuraduría igual, porque reclamaron su opinión cuando el contrato ya estaba firmado. Gente vinculada a E-Vote vino al Ecuador en junio para los primeros contactos de una licitación que recién se publicó en agosto. Borraron en migración el ingreso de uno de ellos; de otro, pusieron a nombre ajeno la factura del hotel. Pero no hay crimen perfecto y quedan huellas o pruebas de esos contactos previos.

Por eso, una empresa desistió de participar, convencida de que todo estaba previamente pactado y otra retiró su oferta al constatar defectos en las bases, la comisión técnica evaluadora y una sesión sin secretario para aprobar al ganador. Luego, varios periodistas probamos que la experiencia de E-Vote era en urnas electrónicas y el socio experto en telecomunicaciones de este consorcio, recaía en instancias ecuatorianas para ese soporte (policías con celulares y American Call Center, del señor Ollaqui, pana de algunos socialcristianos).

Pero, ¡nada! El fiscal Pesántez ahora apunta solo a E-Vote, ignorando al mismísimo TSE, a cuyo presidente califica Jaime Nebot, un coideario, de mal contratante, reclamando para él sanción aunque sea socialcristiano. El Congreso se propone investigar lo evidente. Pierde tiempo. Lo sucedido equivale a delito flagrante. Las autoridades ante ello carecen de inmunidad electoral. Se trata de una estafa. Los informáticos brasileros prometieron a las 20:00 datos de Presidente y solo tenían el 70% de las juntas a las 24:00. Diputados para las 22H00... ¡Y no existía información alguna de eso ni de lo demás a esa hora! ¿Qué nos pasa? ¡A la cárcel todos!

¿Por qué nos resignamos? No cabe retroceder a la década del '60.

En los '80, medios de comunicación independientes teníamos el 90% de las juntas escrutadas a las 22:00 en el conteo rápido extraoficial y avizorada la composición del Congreso ese mismo día. De las encuestadoras, mejor ni hablar: incluso la de Noboa decía 31-26, Correa primero el sábado. Solo una notarizó 23,5-22,5 a favor del enviado de Dios, pero no acertó... fue la que menos falló, si la diferencia es de seis puntos. La verdad es que Correa ganó con tres o cuatro puntos y para no evidenciar el robo, esos votos no se los pasaron a Noboa, quien ya crecía suficiente.

Al verificar que la candidatura inflada no tiene los diputados que debía tener en las provincias donde la hicieron ganar, ¡se descubrieron! Torpes, ¿no?

Hoy más que nunca es imperativa una reforma política mínima, no máxima, vía asamblea constituyente, para impedir la mentira de una casa cada veinte minutos o 300.000 al año, 83 por día, tres por hora y 25.000 al mes del escogido por la mafia para sucederlos. De lo contrario, el asalto final a los despojos del Ecuador dejados por los artífices del salvataje bancario, se viene.

[fuente]
http://elcomercio.terra.com.ec/noticiaEC.asp?id_noticia=70007&id_seccion=1

Valid XHTML 1.0! Valid CSS!

:: http://www.llacta.org ::