Logo Llacta!

Comunidad Andina: En busca de la unidad perdida

Kintto Lucas

Inter Press Service (IPS)

Quito, 12 de junio de 2006

Los cancilleres de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) intentaron este lunes en la capital ecuatoriana despejar temores de otro quiebre del bloque, tras el retiro de Venezuela, pese a que las diferencias políticas entre los gobiernos no se pudieron disimular en la víspera de la cumbre regional.

La reunión del Consejo Ampliado de Ministros de la CAN, que contó con la presencia de los cancilleres David Choquehuanca, de Bolivia, Oscar Maúrtua, de Perú, Carolina Barco, de Colombia, y el anfitrión Francisco Carrión, es preparatoria del encuentro de presidentes, el primero desde que Venezuela anunció su retiro del acuerdo nacido como Pacto Andino en 1969.

Pero el presidente venezolano Hugo Chávez igual llegará este martes a Quito, invitado por su homólogo de Bolivia, Evo Morales, según indicaron a IPS fuente de la embajada de La Paz en Ecuador. La cumbre se completa con los mandatarios Álvaro Uribe, de Colombia, Alfredo Palacio, de Ecuador, y Alejandro Toledo, de Perú.

Los tres puntos centrales de la cumbre extraordinaria de la CAN, convocada por Morales en un intento por retener a Venezuela, son fortalecer el bloque luego ante esta deserción en curso, solicitar la ampliación de las preferencias arancelarias que da Estados Unidos a los cuatro países andinos por su lucha contra el narcotráfico, y un posible acuerdo comercial con la Unión Europea.

El canciller Carrión se mostró optimista sobre los acuerdos, pero sobre todo con la posibilidad que luego de la cumbre se dé un impulso al bloque, fortaleciéndose la integración regional, aunque dejó entrever su preocupación por el retiro en trámite de Venezuela.

Para el analista político Alejandro Moreano, es muy difícil que en esta reunión se pueda lograr acuerdos alguno sobre un modelo de integración, pues hay grandes diferencias conceptuales entre los gobiernos, incluso sin contar a Venezuela que ya demostró expresamente sus discrepancias con su salida de la CAN.

"Mientras Morales promueve una integración desde los pueblos, dando prioridad a su inserción en América del Sur, Uribe y Toledo dependen de la política estadounidense para la región y por eso han firmado sendos tratados de libre comercio (TLC), que someten económicamente a esos países", argumentó el también catedrático de la Universidad Andina Simón Bolívar de Quito.

"La salida de Venezuela sólo puso de manifiesto la crisis que vive el bloque desde hace dos años, cuando Colombia, Ecuador y Perú comenzaron a negociar TLC con Estados Unidos sin medir las consecuencias sobre la CAN", argumentó Moreano.

Perú ya firmó el acuerdo bilateral con Estados Unidos, aunque aún su parlamento no lo ratificó, Colombia trabaja sobre algunos reparos a la firma tras concluir las negociaciones, mientras que Ecuador mantiene suspendidas las conversaciones por decisión de Washington tras el retiro de las concesiones petroleras a Occidental Petroleum (Oxy).

El presidente Chávez anunció su salida del bloque con el argumento de que esos tratados con Estados Unidos habían dado un golpe de muerte a la CAN.

Hace 10 días durante su visita a Quito para firmar convenios petroleros con Alfredo Palacio, Chávez aseguró a IPS que la CAN había muerto.

"A la CAN la mató el imperialismo norteamericano. Pero aunque nosotros no estemos en ella, no quiere decir que no comerciemos y nos integremos con los países", argumentó Chávez.

"Evo (Morales) convocó a la reunión de presidentes porque cree que se puede salvar a la CAN, pero en eso yo discrepo con él porque no creo que tenga salvación", añadió el mandatario venezolano ante este encuentro de Quito.

La secretaría general de la CAN, con sede en Lima, informó a la prensa la semana pasada que Chávez podría participar si era invitado por el presidente convocante, Morales, o por el anfitrión, Palacio.

Morales, que también es contrario a la firma de acuerdos de libre comercio con Estados Unidos, en su condición de presidente de turno de la CAN, deberá decidir si se une a Colombia, Ecuador y Perú en una negociación conjunta de un tratado con la Unión Europea (UE).

La retirada de Venezuela de la CAN y las críticas de Bolivia a los términos de un posible tratado con Europa, no permitió que los andinos pudieran anunciar el comienzo de esas negociaciones en la Cumbre Unión Europea-América Latina y el Caribe, realizada en mayo en Viena.

Los países de la UE anunciaron que están dispuestos a negociar con la CAN, no de forma individual, por eso la importancia de la posición boliviana.

El secretario general de la CAN, Allan Wagner, se mostró optimista en cuanto a que esta reunión servirá para superar el "momento crítico" que atraviesa el bloque, que mantendrá siempre "las puertas abiertas a Venezuela, un país fundamental en el proceso de integración".

Además, los andinos corren el riesgo de quedarse a la zaga ante el avance de los países centroamericanos, que están en proceso de consolidar sus negociaciones con la UE para un acuerdo comercial.

Mientras se debate el futuro de la CAN, Morales también tiene previsto participar este martes en la asunción del nuevo Consejo de Gobierno de Ecuarunari, la organización que reúne a los pueblos kichuas de la Sierra y la más importante de las que integran la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie).

El mandatario boliviano presentará a la Conaie, que lo promueve como aspirante al premio Nóbel de la Paz para este año, su propuesta sobre el denominado Tratado de Libre Comercio de los Pueblos (TCP), que auspicia junto a los gobiernos de Venezuela y de Cuba.

"Con Evo Morales tenemos una mirada similar sobre la necesidad de integrarnos desde los pueblos de América del Sur, priorizando la unidad entre nuestros países y promoviendo un mundo multipolar", sostuvo Luis Macas, presidente de la Conaie y candidato presidencial del movimiento indígena, diversos movimientos sociales y sectores de izquierda.

[fuente]
http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=37750

Valid XHTML 1.0! Valid CSS!

:: http://www.llacta.org ::