Logo Llacta!

Ecuador: Movimiento indígena sufre desprestigio por culpa de Gutiérrez

Susana Madera

Agencia EFE

Quito, 22 de abril de 2005

El otrora poderoso movimiento indígena ecuatoriano vive ahora uno de sus peores momentos, divididos y desprestigiados, aunque coinciden en culpar de sus males al derrocado presidente Lucio Gutiérrez.

Con Gutiérrez, los indígenas llegaron por primera vez al poder, pues tras apoyarle en las presidenciales de 2002, participaron en los primeros siete meses de ese Gobierno hasta que, aprovechando una coyuntura política, Gutiérrez acabó unilateralmente con la alianza.

Se deshizo así de quienes, tras ser aliados de campaña, pasaron a convertirse en invitados incómodos en el Palacio presidencial de Carondelet, donde comenzaron a criticar decisiones de Gutiérrez, especialmente en temas económicos.

Indignados por la decisión, los indígenas calificaron de "traidor" a Gutiérrez, a quien reprochaban haber dejado de lado sus promesas de gobernar para los pobres, alejado de la elite tradicional y de los políticos de siempre.

Ya fuera del Gobierno, la Conaie, la mayor organización indígena de Ecuador, no sólo no consiguió recuperar su fuerza sino que afrontó la amenaza de profundas divisiones, aupadas por otros indígenas afines al Gobierno.

De ello se encargó, entre otros, el ex presidente de la Conaie y ex candidato presidencial Antonio Vargas, quien se hizo cargo del Ministerio de Bienestar Social, desde el que, junto a su polémico viceministro Bolívar González, dio varias vueltas de tuerca para desprestigiar aún más al movimiento.

El presidente de la Conaie, Luis Macas, sostiene que fue un "error" la alianza con Gutiérrez, en quien confiaban porque en el año 2000 les apoyó en una insurrección indígena que terminó en el derrocamiento del entonces jefe de Estado, Jamil Mahuad.

Macas reconoce que el movimiento indígena está desprestigiado y no ha logrado siquiera respuesta a sus convocatorias internas, como hace pocos días cuando anunciaron bloqueos de carreteras en todo el país para protestar contra Gutiérrez, sin obtener apoyo más que en algunos lugares, según ellos.

"Lucio Gutiérrez es el que más ha golpeado al movimiento indígena", dijo Macas a EFE, al tiempo de agradecía a los habitantes de Quito el haber protagonizado multitudinarias manifestaciones que terminaron en la destitución de Gutiérrez.

Lucio Gutiérrez fue destituido el pasado miércoles por "abandono del cargo" decretado por el Parlamento en un decisión constitucionalmente dudosa.

Macas dijo que la ciudadanía ha dado al movimiento indígena la posibilidad de fortalecerse nuevamente y volver a ser "el actor que en la historia hemos sido".

Conscientes de su importancia en Ecuador, al representar al menos al 35 por ciento de los 12,5 millones de habitantes del país, los indígenas se empeñan ahora en recuperar su prestigio.

"Estamos convocando asambleas y vamos a establecer ahí, con absoluta claridad, cuál va a ser la agenda, pensando no solamente en las reivindicaciones indígenas, sino en cómo recuperar la institucionalidad del país", anotó.

Por ello, los indígenas advierten de que vigilarán al nuevo presidente de Ecuador, Alfredo Palacio, por lo que no queda claro si le respaldan o no, pues como vicepresidente de Gutiérrez formaba parte de un Gobierno al que criticaban y que querían que desapareciera por completo.

"Vamos a mantener la tesis inicial y vamos a ir hasta el final: Que se vayan todos", dijo cuando EFE le preguntó si respaldan a Palacio.

"El Congreso nacional tiene que irse, tienen que irse todos, el pueblo tiene que empezar a instaurar un nuevo Gobierno, la refundación de este país tiene que ver con la constitución de asambleas, parlamentos y en esa línea nos mantenemos como movimiento indígena", añadió.

En un intento por precisar sus ambiguas declaraciones, Macas puntualizó que "el Gobierno de Palacio tiene que ser de transición, que convoque al pueblo para que éste pueda organizar un nuevo sistema democrático".

Para Macas, el Gobierno es "interino", "dure cuanto dure", una tesis difícil de comprender del movimiento indígena que, en palabras de su máximo líder, está "dividido" y vive una "debacle".

[fuente]
http://www.efe.es

Valid XHTML 1.0! Valid CSS!

:: http://www.llacta.org ::