Logo Llacta!

Foro Social Mundial: Los Pueblos Indígenas luchan contra la explotación de sus tierras

Diario El Comercio, edición digital

Quito, 27 de enero de 2005

Porto Alegre, AFP

Cada amanecer, los indígenas celebran en el Foro Social Mundial de Porto Alegre una ceremonia del fuego para honrar a la Madre Tierra y defenderla de la explotación desmesurada y a menudo confiada a firmas extranjeras.

Esa preocupación ha sido el origen de numerosos conflictos en los últimos años: en Perú por la floreciente industria minera, en Bolivia por la "guerra del gas", principal recurso de ese empobrecido país, o en la Amazonia brasileña contra la desenfrenada expansión del cultivo de soja y la deforestación.

"Estamos aquí para presentar nuestras visiones, nuestras demandas. Por primera vez hemos podido presentar algo específico", dijo a la AFP el brasileño Sebastiao Haji Manchineri, coordinador de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amzónica.

"Queremos presentar nuestros comentarios sobre la invasión de nuestras tierras por los madereros, las mineras, los militares, las transnacionales", agregó.

Unos 400 representantes de pueblos autóctonos de la Amazonia, los Andes, América Central y otros territorios americanos se instalaron desde el miércoles en el parque Marinha do Brasil para sumar fuerzas ante los desafíos.

Este "mini foro de indígenas" concluirá el lunes con una declaración en la que se reclamará a la comunidad internacional garantías para vivir en paz en sus territorios y decidir qué hacer con la riqueza que tienen.

Según Manchineri, la lucha pasa por darle más fuerza a la sabiduría ancestral, utilizarla en la organización jurídica y administrativa de las comunidades y, en acuerdo con gobiernos y universidades, formar líderes políticos y técnicos indígenas.

Otra de las herramientas es la de presentar denuncias ante tribunales locales o internacionales.

"Hay algunos resultados. Por ejemplo en Ecuador hay una pelea jurídica que permitió parar un poco la explotación" de petróleo y "en Brasil el pueblo waymiri recibió una compensación por la construcción de una carretera" transamazónica, dijo Manchineri.

Un ejemplo concreto es el de la comunidad quechua de Sarayaku en el centro sur de la Amazonia ecuatoriana.

"Territorios que son legalmente nuestros están concesionados a petroleras desde los años 80", dijo a la AFP Patricia Gualinga, miembro del consejo municipal de Sarayaku.

Agregó que su comunidad no quiere explotar el petróleo y perder su alma sino que prefiere apostar al "ecoturismo", las artesanías y la cría de ganado.

En 2002, Gualinga logró impedir tests sísmicos en una zona atribuida a un consorcio extranjero. "En todo el proceso desde la atribución del bloque 23 en 1996 hasta ahora, hubo militarización, enfrentamientos, torturas y amenazas de muerte. Y este proceso sigue hasta ahora", dijo.

La comunidad se anotó una nueva conquista recientemente cuando la Comisión Interamericana de Derechos Humanos aceptó una denuncia contra el Estado ecuatoriano por violación de los derechos de los indígenas.

En Ecuador otros indígenas, los shuars y achuars, de la zona de Macas y Puyu, consiguieron hace dos años bloquear la explotación de un bloque petrolero con una decisión de la Organización Internacional del Trabajo.

Al norte, varias comunidades se unieron para reclamar a la petrolera estadounidense Texaco una indemnización de 6000 millones de dólares por la contaminación provocada durante más de 20 años. El proceso está en curso en Ecuador desde 2003.

[fuente]
http://www.elcomercio.com/noticias.asp?noid=116711

Valid XHTML 1.0! Valid CSS!

:: http://www.llacta.org ::