Unamos esfuerzos por la Conaie: Entrevista a Rosa Alvarado, presidente de la FONAKIN

Martha Santillán

Agencia de Noticias Plurinacional del Ecuador (ANPE)

Otavalo, 22 de diciembre de 2004

 

Rosa Alvarado es la primera mujer presidenta de la Federación de Organizaciones de las Nacionalidades kichwas del Napo, FONAKIN, base filial de la CONFENAIE, que pertenece a la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, CONAIE.

 

¿Cuál es la situación actual de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, CONAIE?

La CONAIE es un movimiento muy importante que tiene una estructura sólida, se basa en un proyecto político que está trazado a futuro y hay líderes que impulsan el cumplimiento de este proyecto. Es importante reconocer fortalezas y también debilidades de nuestro movimiento, tanto de las instituciones bases, como de aquellas filiales de la Costa, Sierra y Oriente que están en proceso de constitución.

Ha habido reivindicaciones y se han logrado varias instancias dentro del Estado que ha permitido fortalecernos dentro de las bases.

¿Cuál es el objetivo del proyecto político de la CONAIE?

Que los pueblos y nacionalidades indígenas tengamos los mismos derechos como todo ciudadano ecuatoriano, de ser atendidos, de ser correspondidos por un Estado, un gobierno y también ante organismos internacionales.

Nos han considerado como países subdesarrollados y por eso, algunos organismos internacionales; la Comunidad Europea, Norteamérica, han impuesto sus políticas, nos han condicionado a los créditos que el mismo pueblo paga.

Es hora de analizar nuestra situación objetivamente y tomar resoluciones que nuestra dirigencia pueda poner en práctica y que puedan cumplirse.

¿Cuáles son los principios o ejes básicos en los que se desenvuelve la CONAIE?

Los principios básicos de la CONAIE son: fortalecimiento de los conocimientos ancestrales, tierras y territorios; comunicación, educación, salud, juventud y cultura; mujer y familia.

En cada una de estas áreas los dirigentes deben ocupar el papel preponderante de orientar y conducir a las bases, socializando el proyecto político y poniendo en sus conocimientos los convenios internacionales que se aplican en nuestro país a favor de nuestros pueblos y nacionalidades, porque es importante que nuestra gente conozca el trabajo que realizamos y a la vez nos respalden en el trabajo que estamos realizando a nivel nacional.

Estas áreas de acción, ¿han sido debidamente administradas o cuál ha sido la falencia?

Hay fortalezas: tiene una estructura y proyecto político base para poder orientar. Considero que la debilidad se dio a raíz de la creación del Movimiento Pachakutik y con esto a la vez, tuvimos grandes alcances a nivel de las instituciones del estado, pero también nos debilitó porque hay gente respetuosa de los principios, pero algunos de ellos han traicionado a estos principios y no solo a nivel del Napo sino a nivel del país.

Lo que creo que nos está debilitando es la política, al no tener una estrategia, una propuesta política coherente que guíe a las nacionalidades y pueblos que quieran participar en el ámbito político. Actualmente ha habido una decisión equivocada al aliarse con Lucio Gutiérrez, como manifestó Leonidas Iza en su informe emitido en este Congreso. Coincido con esta idea, porque su formación militar hace que él tenga una concepción sumamente diferente a la concepción indígena y del pueblo en general.

Entonces, han existido decisiones tomadas desde la CONAIE sin tomar en cuenta la opinión de las filiales y esto ha sido una de las falencias.

En todo caso involucrarse en el ámbito político no es un aspecto negativo. ¿Cuál cree usted que es el talón de Aquiles?

Creo que hay que apoyar a las organizaciones en todo momento. Porque muchas veces sucede que los dirigentes son elegidos/as como alcaldes y ya no reconocen a la organización sino que hacen lo que les parece bien a ellos.

Por otro lado, pienso que es importante relevar lo alternativo. Podemos lograr una administración, un gobierno con alternativas nuevas, con transparencia, serios y que respeten los principios del movimiento; ingredientes esenciales para poder caminar. Yo no digo que debe ser perfecto porque el movimiento indígena ha tenido sus fortalezas y sus debilidades, pero este es el proceso de lucha que atravesamos.

Personalmente creo que estamos perdiendo el fortalecimiento a través de la unidad. Antes, asistir a un Congreso de la CONFENIAE era una fiesta, enriquecida de presentaciones musicales, actos sociales enriquecedores, era un intercambio intercultural, un espacio de compartimiento de experiencias, de consensos. Ahora, los acuerdos son entre algunos, existe manipulación al elegir a la dignidad, entonces nos está politizando y nos afecta este aspecto. Es necesario entonces recuperar aquel proceder armónico, dinámico de nuestros congresos para salir fortalecidos.

¿Cuáles son los planteamientos para el resurgimiento de nuestro movimiento?

Pienso que hay que hacer una reingeniería del proceso de lucha que nuestro movimiento ha tenido, seguir en pie de lucha contra la explotación petrolera que no beneficia al pueblo, también contra las privatizaciones, retomando el proyecto político, lo que nos ayudará a consolidar los espacios que hemos ganado.

¿Cómo ve el desarrollo de este Congreso de la CONAIE?

Un congreso con algunas dificultades. Deberíamos pedir que las equivocaciones se rectifiquen en aquellos que han cometido errores. Será acertado elegir un presidente que fortalezca la unidad y que busque un norte, correcta dirección.

¿Cuál cree que sea el perfil idóneo de la persona que dirija a la organización?

Una persona que vele por todos, que no sea regionalista, que sea el padre de quienes integramos la CONAIE y sus filiales. Que dirija a las nacionalidades que somos como hijos, y si alguna nacionalidad está equivocada, que sepa orientarnos. Debe ser electo por consenso a fin de que sea representante de todos los pueblos y nacionalidades.

¿Cómo han sido los padres organizacionales hasta aquí?

Creo que diferentes, algunos mejores que otros. Algunos miran por un solo grupo y no conviene para nuestro desarrollo. Todos tenemos errores, pero debemos actuar cautelosamente.

Es cierto que en cada casa hay dificultades, alguien se porta mal pero el padre está en el deber de corregir, de acercarse a aquel que se ha portado mal y pedirle que rectifique. Y sobre todo nuestro proceso no se estanca por las dificultades, nuestro objetivo es avanzar a futuro.

Somos varios hijos, ¿Cómo hace el papá para alcanzarse con todos?

Hay responsabilidades dentro de la estructura, están los dirigentes de las diferentes áreas en las filiales; no solo el Consejo de Gobierno sino también las ramas (filiales) y contar con ellas es una gran riqueza que debemos aprovechar.

 

[fuente]
http://www.conaie.org
http://www.ecuarunari.org

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias