Los indígenas expresan un No rotundo a la actividad petrolera en la Amazonía

Diario El Comercio, edición digital

Quito, 15 de diciembre de 2004

 

Redacción Puyo

Esta es la principal resolución que adoptaron los representantes de las nacionalidades achuar y shuar de la Amazonia:

Con base en nuestra autonomía declaramos como nuestra propiedad absoluta a los territorios ancestrales y de nuestra responsabilidad el manejo de los recursos naturales renovables y también los no renovables.

La decisión fue una de las conclusiones principales de la segunda convención del Comité Interfederacional que se realizó el fin de semana en Wampuik, comunidad achuar en la provincia de Morona Santiago.

Para Milton Callera, presidente de la Federación Achuar, la resolución significa un "no absoluto a las explotaciones petrolera y minera en sus 1.300.000 hectáreas que fueron adjudicadas por el Estado ecuatoriano hace más diez años".

Pablo Tsere, presidente de la Federación Shuar, informó que para consolidar esta resolución de Wampuik los indígenas se comprometieron a elaborar el llamado "Plan de gobierno autónomo de las nacionalidades shuar y achuar, para la administración, uso y manejo de sus territorios". Sobre la elaboración de este documento, los dirigentes no establecieron plazos.

La zona que tienen los indígenas forma parte del bloque 24 adjudicado a la compañía Burlington. Con esta empresa estadounidense los indígenas no llegaron a ningún acuerdo en torno a la iniciación de las actividades petroleras.

Entre tanto, el gerente de la Burlington, Carlos Villarreal, evitó comentar la decisión de la convención de Wampuik: "No queremos involucrarnos en un tema que es político", dijo. Sin embargo mencionó que el Gobierno, a través del Ministerio de Energía y Minas, es quien debe dar los pasos necesarios para concretar un diálogo con los indígenas.

Además, las nacionalidades rechazan la militarización de sus territorios ancestrales para la explotación de los recursos naturales renovables y no renovables. Otra resolución fue declarar el estado de emergencia en mutua solidaridad con el pueblo kichwa de la comunidad Sarayaku.

Esto se hace para mantener una posición conjunta con relación al tema petrolero. Sarayaku mantiene una oposición radical al desarrollo de actividades petroleras en sus territorios ubicados al norte de la provincia de Pastaza.

Por último, el Comité Interfederacional declaró como su patrimonio a las minas de sal, al recurso agua, a la biodiversidad y a los recursos genéticos que hay en su territorio.

El dato

Los achuar y shuar de Pastaza y Morona proponen la conservación de los bosques de la Amazonia.

 

[fuente]
http://www.elcomercio.com/noticias.asp?noid=112183

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias