Wilma Salgado: ¿La ética militante a la cárcel?

Manuel Salgado Tamayo [*]

Rebelión, revista electrónica

3 de abril de 2004

 

Lucio Gutiérrez claudica ante los banqueros corruptos

 

Quito, 22 de marzo del 2004

El pequeño Ecuador, situado como una cuña entre Colombia y Perú, en América del Sur, ha sido noticia internacional, en los últimos cinco años, por la inestabilidad política causada, sobre todo, por los terribles niveles de corrupción de sus banqueros y dirigentes políticos. En 1999, éstos cruzados del delito perpetraron un atraco que supera los 6.000 millones de dólares. [1]

"Los tres poderes del Estado , Ejecutivo, Legislativo y Judicial, han operado para beneficio de los banqueros y no para el de los ciudadanos, que cometieron el delito de creer en el país, ser frugales en sus vidas y ahorrar". "Como resultado de este caos, concluía Vistazo, los ecuatorianos poseemos apenas un 25 % de los ingresos que teníamos hace un año, mientras... los banqueros... disfrutan en Ecuador y Miami de su patrimonio intacto". [2]

Sólo dos peces gordos pagan su culpa en las cárceles nacionales. [3] La lista de expresidentes y vicepresidentes de la República, prófugos de la justicia, rompe el record de América Latina. [4] Sobre está realidad surgió a la escena política, el 21 de enero del 2000, un Coronel desconocido: Lucio Gutiérrez que, apoyándose en la movilización indígena, derrocó al Presidente Mahuad. Su victoria electoral, en noviembre del 2002, fue, en gran medida, producto de su oferta de luchar contra la corrupción.

Wilma gerente de la AGD

El 11 marzo del 2003, en medio del cogobierno todavía vigente con los indígenas y por iniciativa del Movimiento Pachakutik, se produce la designación de Wilma Salgado como Gerente de la Agencia de Garantía de Depósitos, creada por el Legislativo en diciembre de 1998, para devolver los depósitos a los depositantes que habían sido atracados por los banqueros corruptos. La AGD, como resultado de las maniobras de la mayoría parlamentaria de entonces, nace sin la capacidad para intervenir en las empresas vinculadas y sin la inmunidad necesaria para sus autoridades. Pese a ello, la entidad es cooptada - durante cuatro años - por los propios banqueros corruptos que la utilizaron para desaparecer y ocultar las pruebas de sus delitos, cuando no para continuar el festín en complicidad con el Banco Central y el Ministerio de Finanzas.

Wilma Salgado es una prestigiosa investigadora económica y financiera, formada en los mejores centros académicos de Ecuador, México y Francia, [5] cuya voz había alertado al pueblo ecuatoriano sobre la naturaleza del saqueo que se estaba perpetrando. Su designación fue resistida por los economistas neoliberales más ortodoxos del frente económico del nuevo gobierno, Mauricio Pozo, de Finanzas y Yépez, del Banco Central, pero entonces pudo más la credibilidad y experiencia de la candidata y el apoyo del movimiento indígena organizado.

Wilma Salgado, utilizó los meses de Marzo, Abril y Mayo del 2003 para planificar su estrategia en compañía de un abogado audaz y polémico: Bolívar González, contratado como abogado de la AGD. El 24 de mayo del 2003, fecha en que el pueblo ecuatoriano conmemora la Batalla del Pichincha, dirigida por el Mariscal Sucre, que selló la independencia del Ecuador, Wilma Salgado dio inicio a una lucha sin cuartel en la que se ha obligado a pagar sus deudas o proponer fórmulas de pago a más de 15.000 deudores de un total de 25.000 demandados. El pueblo ecuatoriano, entre absorto e incrédulo, vio el desfile de los intocables de toda la vida que, con Agustín Febres Cordero a la cabeza - el hermano del dueño del País - acudían a pagar las deudas que habían olvidado a los bancos en manos de la AGD. Las recuperaciones de cartera contabilizadas suman 163'916.626,55 dólares. Con una parte de los dineros recaudados se ha devuelto sólo a los clientes del Banco del Progreso más de 24 millones de dólares.

Salgado entrega EMELEC al pueblo guayaquileño

Otra de las grandes realizaciones de Wilma Salgado que le mereció, de modo especial, el reconocimiento del pueblo de la región litoral del Ecuador fue la entrega del fideicomiso de EMELEC y Electroecuador al pueblo guayaquileño, representado por su Alcalde. El conflicto de las mencionadas empresas había durado tres décadas y afectada al mercado de consumo energético más grande del País, cuyo precio se calcula en unos 400 millones de dólares por el número de abonados. El manejo del fideicomiso de Emelec puso en evidencia el enorme poder de corrupción e influencia que mantiene, desde la cárcel, Fernando Aspiazu Seminario que utilizó al dirigente indígena Miguel Lluco en una maniobra destinada a conservar la propiedad de EMELEC. Salgado demostró al País - en ese incidente - que es una profesional con la independencia y el carácter necesarios para no dejarse influenciar ni siquiera por sus aliados aparentes.

La cartera recaudada es tipo E, incobrable

Wilma Salgado ha podido constatar el asalto a la AGD que habían hecho los banqueros corruptos para destruir las pruebas documentales de sus fechorías. Para salvar este inconveniente descubrieron - con el abogado - que se podían utilizar los asientos contables como prueba para efectuar las demandas, realizar miles de citaciones en tres juicios macros, aplicar las medidas cautelares con los registros de la Propiedad y Mercantiles en 240 cantones del Ecuador, e impulsar los embargos, las incautaciones, las recuperaciones en dinero efectivo, en daciones de pago y reestructuraciones, en una labor titánica que ha logrado una recuperación, ya contabilizada, de 250 millones de dólares y propuestas de pago por otros 150 millones de dólares adicionales.

La ética militante de Wilma ha merecido el apoyo creciente de las fuerzas sociales no contaminadas por la corrupción. Resumiendo ese sentimiento popular el expresidente de la República Rodrigo Borja ha dicho:

"Creo que por primera vez hay una voluntad de cobrar a los tramposos, a las deudores morosos, a los traficantes de influencias, a los que escondieron sus bienes, a los que crearon compañías de papel y fantasmas para acumular más dinero del que ya tenían. Wilma Salgado, en mi concepto, debe merecer el respaldo de todo el país". [6]

Lucio Gutiérrez claudica ante los banqueros corruptos

Las intenciones éticas de Lucio Gutiérrez, según se ha podido establecer luego, no resistieron las tentaciones de la campaña electoral, en la que los banqueros y gente vinculada al narcotráfico rompieron la frágil coraza de la Sociedad Patriótica.

El que financia manda [7], el que paga ordena, ha sido una vieja práctica de la oligarquía nativa para frenar las veleidades moralizantes de las figuras que emergen de la entraña popular. Lucio Gutiérrez ha transitado en poco tiempo del discurso moralizador a la complicidad con los viejos atracadores de siempre.

En Agosto del 2003 Lucio Gutiérrez hizo el primer intento para destituir a Wilma Salgado de la AGD. La prensa nacional y, sobre todo, los ingeniosos caricaturistas - en medio del desastre - han hecho las delicias del pueblo resumiendo el carácter y el valor de esta funcionaria que ha puesto a temblar al poder nacido de la corrupción y la impunidad.

Lucio Gutiérrez, el flamante mejor aliado Bush en la región andina, traicionó a todos sus compromisos y compañeros de campaña electoral, iniciando al mismo tiempo su vertiginosa caída en las encuestas de popularidad. En esas condiciones no ha tenido la fuerza necesaria para destituir a una Wilma Salgado que se ha mantenido con niveles de popularidad superiores al 80 %, configurando un fenómeno sociológico y político sin precedentes en la historia de la República.

La Contraloría y la justicia politizada traman el final de Wilma

Lucio Gutiérrez, en su creciente orfandad política, ha terminado como un rehén de los banqueros corruptos, de los deudores corruptos y sus testaferros, cuyas matrices casi siempre apuntan al Cortijo y a Panamá. Para frenar las acciones emprendidas en la lucha contra la corrupción bancaria y financiera se atentó contra la vida de un funcionario de la AGD en la ciudad de Guayaquil; se hicieron disparos contra las ventanas del edificio en el que trabaja la propia Gerente; se montó un sainete con una diputada de pésimos antecedentes de la provincia del Cañar, y, en un acto peligroso y vituperable, al parecer, se ha designado al Sargento de Policía Luis Oña, miembro del grupo de inteligencia y presunto asesino del fallecido diputado Jaime Hurtado González, para amedrentar y/o atentar contra la vida de la Dra. Salgado, protervas intenciones que fueron desbaratadas con la detención del Sargento en las inmediaciones de la AGD. Simultáneamente, la Contraloría General del Estado, en manos del subrogante Peña Ugalde, al que los trabajadores de la propia Contraloría acusan del robo de un millòn cuatrocientos mil dólares de su Fondo de Jubilación, ha utilizado a un auditor de última categoría de apellido Tituaña, para forjar un informe falso y tendencioso en el que se pretende fundamentar la acusación de peculado contra Wilma Salgado y el abogado de la AGD. Peculado es la substracción, apropiación o aplicación indebida de los fondos públicos por aquel a quien está confiada su custodia o administración. [8]

Salgado no utilizó fondos públicos

En el pago de honorarios al abogado González, ha demostrado Wilma Salgado, no se utilizaron fondos del Estado, [9] como pretende el informe forjado por Peña Ugalde, Tituaña, y el Fiscal Jorge Cano. La mayor parte de los anticipos de honorarios se hicieron en CPG'S, es decir, en papeles, pagados a su vez por los bancos en saneamiento que son bancos privados. Los honorarios fijados en el contrato para el cobro de cartera incobrable son del 3 %, los más bajos entre los ofertados a la AGD. Los anticipos realizados son legales y transparentes por lo cual es absurda también la pretendida acusación de que se utilizó dineros provenientes del Fideicomiso de EMELEC. El intento de forjar un juicio penal por PECULADO contra Wilma Salgado es parte de una trama mafiosa forjada desde las altas esferas del régimen, como lo demuestra el hecho de que el diputado social cristiano y ex Gerente de la AGD, Patricio Dávila, fuera sorprendido infraganti en el Juzgado IV de lo Penal, el miércoles 17 de marzo, a las 15h00, conjuntamente con el Fiscal Cano, ejerciendo presión sobre el juez Vicente Altamirano para que dicte orden de prisión contra Salgado y González.

El que tiene la conciencia tranquila sonríe siempre

La actitud de Wilma Salgado de acudir de inmediato al propio juzgado donde se estaba consumando una infamia, dejó pasmados y muertos de miedo, a los pésimos funcionarios del poder judicial y también al emisario de los banqueros corruptos Patricio Dávila que, visiblemente pálido, contrastaba con el diputado alevoso que, meses antes, agredió en el Congreso de palabra al anciano y respetable Presidente de la Comisión Cívica de Lucha contra la corrupción Dr. Ramiro Larrea.

El ser humano que tiene la conciencia tranquila, porque sus acciones se han guiado por la justicia y la ley, sabe que puede sonreír así le caiga el mundo encima. La actitud de Wilma Salgado puso contra las cuerdas al Bloque de diputados del Partido Socialcristiano, al que pertenecía Dávila y demostró al País la tragedia que significa la existencia de una justicia politizada, cuya fuerza no amenaza, como debería ser, a los que delinquen y destruyen los fundamentos de la nación, sino que es una espada de Damócles que pende sobre la cabeza de la gente honorable y digna. Ha hecho bien la corriente socialcristiana no contaminada por la corrupción al exigir la salida de Dávila, expulsado por narcotráfico de las filas policiales e implicado en actos de colusión con los banqueros corruptos desde cuando fue Gerente de la AGD. ¿Extirpar al diputado corrupto es suficiente para restablecer la credibilidad del País en este partido político y restablecer la independencia de la justicia? Doce millones de compatriotas verán si el Poder Judicial es capaz de llevar a Dávila al lugar que merece: La cárcel.

Lucio Gutiérrez, como Pilatos, podía aducir la acción independiente de la justicia, pues la tramoya se desarrolló mientras el se encontraba en el Palacio de Nariño con su socio de aventuras en el Plan Colombia: Uribe Vélez. Pero se sabe que la orden de destituir a Wilma Salgado, por cualquier medio, se fraguó en el propio Palacio de Carondelet, donde pululan - para cobrar el financiamiento de campaña - los banqueros corruptos y sus allegados.

Las amenazas contra Wilma Salgado persisten

Los peligros y las asechanzas contra Wilma Salgado no se han disipado en el Ecuador.

Su heroica lucha por restablecer la vigencia de la eticidad y la justicia en el manejo de los recursos financieros y bancarios la transforma en una mezcla explosiva de Manuela Saénz y Nela Martínez Espinosa que goza del cariño, la admiración y el respeto de millones de compatriotas, pero también del odio, la sospecha, la intriga y la posibilidad nunca ausente de que las mafias trunquen su ejemplo de coraje y honradez para impedir que germinen y fructifiquen las fuerzas sociales que pugnan por la restauración moral de la República.

 

[notas]

[*] Profesor de la Universidad Central del Ecuador. Ex Vicepresidente del Congreso Nacional del Ecuador. Ex Candidato a la Presidencia de la República del Ecuador. [^]

[1] Con 6.000 millones de dólares se podrían construir seis centrales hidroléctricas del tamaño de Paute; 12 aereopuertos internacionales para las principales ciudades del Ecuador, de 500 millones de cada uno; 12 nuevos oleoductos del tamaño del SOTE; cientos de hospitales, etc. [^]

[2] Editorial "El atraco del siglo", Revista Vistazo de la ciudad de Guayaquil, No. 778, enero 20,2000, p. 12. [^]

[3] Fernando Aspiazu Seminario, del Banco del Progreso y Alejandro Peñafiel, del Banco de Préstamos son los únicos Gerentes que permanecen en las cárceles del País. [^]

[4] Alberto Dahik, Vicepresidente de Sixto Durán Ballén, permanece, prófugo de la justicia, en Costa Rica; Abdalá Bucaram, en Panamá, Yamil Mahuad, en los Estados Unidos de América y Gustavo Noboa Bejarano en la República Dominicana. [^]

[5] Wilma Salgado es Economista graduada en la PUCE, tiene una Maestría en Finanzas y Desarrollo en Francia y un doctorado en Ciencias Económicas en México. [^]

[6] Entrevista al ex Presidente Rodrigo Borja, Revista Vistazo, No. 861, julio 3 del 2003, página 20. [^]

[7] César Fernández, ex gobernador de la provincia de Manabí y preso por narcotráfico, ha declarado públicamente: "Todo el mundo sabe que apoyé físicamente y con mi contingente al gobierno actual". Diario "El Comercio" de Quito, lunes 22 de marzo del 2004, 1a. Página. [^]

[8] Ver Guillermo Cabanellas, Diccionario Encicolpédico de Derecho Usual, Editorial Heliasta SRL, Buenos Aires, 20ma. Edición, 1981, Tomo VI, p. 172. [^]

[9] La AGD, durante la administración de Wilma Salgado, no ha manejado un solo centavo de fondos públicos del Estado. [^]

 

[fuente]
http://www.rebelion.org/internacional/040403salgado.htm

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias