Caso Sarayacu: Gobierno no llegó a la cita de la OEA

Olga Imbaquingo / Corresponsal en Nueva York

Diario El Comercio, edición digital

Quito, 18 de marzo de 2004

 

La comunidad Sarayacu otra vez actualiza su protesta en Estados Unidos. Fue la voz de Marlon Santi, presidente de esta etnia, la que se escuchó en la Comisión de Derechos Humanos de la OEA. Él dio su versión: el Estado no respeta los derechos humanos y el Gobierno no garantiza que las actividades de exploración petrolera no volverán.

La OEA no se enteró de la versión del Gobierno del Ecuador, en este caso representado por el Procurador del Estado, José María Borja. "Venimos a Washington en el mismo avión. Él vino en primera clase y sabía que tenía esa cita, porque incluso la anunciaron por la prensa de Ecuador, pero nunca llegó", dijo José Serrano, uno de los abogados que representa a los sarayacus.

La comunidad amazónica tiene presentada una demanda judicial en contra del Estado ecuatoriano. Ésta incluye medidas cautelares, entre ellas que la Comisión de Derechos Humanos de la OEA falle con una resolución de indemnización por los daños ambientales y culturales causados y suspenda el contrato definitivo con la petrolera CGC.

En la OEA se confirmó que sí se notificó al Gobierno para escuchar a las dos partes pero éste se excusó de asistir, no se dijo cuáles fueron las razones.

Sin embargo, los sarayacus no están dormidos. Ya presentaron el segundo paso en este proceso: una solicitud de medidas provisionales, que no las pide la Comisión de Derechos Humanos, sino que las dicta la Corte Interamericana que sí tiene carácter coercitivo.

También solicitan un peritaje antropológico para que se conozca que no son dos o tres familias las que se están oponiendo al desarrollo del país, explicó Serrano. En Washington se cerró la jornada con una conferencia en American University, antes de llegar a Nueva York, auspiciados por la organización ecologista Earth Rights Internacional. Santi dio una charla a los estudiantes de medio ambiente de la Universidad de Nueva York sobre el peligro que afrontan su comunidad y el resto de las etnias que viven en la Amazonia.

La explotación petrolera no es la única amenaza pero sí la principal para los sarayacus. La presión a través de la prensa y los portales de las organizaciones ecologistas, sí ha servido, por ejemplo, para que la petrolera CGC se retirara del bloque 23, según Santi, aunque la amenaza del Gobierno es que va a entrar a la fuerza.

No se da una explotación sin violación

Entrevista a Kenny Bruno / Profesor adjunto de Medio Ambiente de la U. de N.Y.

¿Qué tipo de apoyo se está dando a los nativos para fortalecer su causa?

Tenemos un programa de escuela amazónica de derechos humanos para capacitar líderes de los cinco países amazónicos. Nuestra sede en Estados Unidos y la red de aliados enviaron observadores para recabar testimonios.

¿Encuentra que hay interés en este caso, pese al promocionado juicio a Chevron-Texaco?

Hay mucha expectativa para proteger la Amazonia. Es imposible imaginar la explotación petrolera sin violación a los derechos humanos básicos. Esta es una causa que sí le importa a la comunidad internacional. Sí le va a importar a Greenpeace y Amnistía Internacional.

¿Cuáles son los logros más importantes de esta campaña internacional?

El New York Times, el periódico más importante, publicó un artículo muy grande motivado por nosotros. De esa forma llega la voz de resistencia de los sarayacus y de los shuar.

 

[fuente]
http://www.elcomercio.com/noticias.asp?noid=88664
http://www.elcomercio.com/noticias.asp?noid=88684

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias