Un acuerdo pone fin a las protestas en Cotopaxi

Diario El Comercio, edición digital

Quito, 19 de febrero de 2004

 

Los pobladores y líderes de una provincia andina de Ecuador depusieron hoy una protesta que se extendió por tres días, tras suscribir un acuerdo con el gobierno que contempla la realización de proyectos viales, dijeron funcionarios.

La provincia de Cotopaxi, ubicada al sur de Quito, paralizó el lunes sus actividades demandando la renuncia del presidente Lucio Gutiérrez, pero la plataforma de la medida giró hacia la obtención de fondos para reivindicaciones provinciales debido a la reducida repercusión que tuvo la protesta en el país.

Las protestas, que incluyeron marchas y cierre de carreteras protagonizados mayoritariamente por indígenas, se suspendieron tras la firma de un acuerdo que prevé que Quito inicie estudios técnicos para la realización de carreteras en la provincia y financie otras obras menores.

"Luego de esta firma, hemos convenido en que el paro se levantaría en las próximas horas y que los ciudadanos de Cotopaxi puedan retornar con tranquilidad y calma a sus diarias labores", dijo a periodistas el secretario de la Presidencia, Carlos Pólit.

El acuerdo no prevé la entrega de fondos significativos para la provincia ni la renuncia del gobierno a su intención de transferir la administración de la empresa eléctrica Cotopaxi a una compañía privada foránea, a pesar de lo que fue considerado como un éxito por los líderes de las protestas.

"Hemos triunfado", dijo el prefecto de la provincia, César Umajinga. En los días de paralización hubo fuertes enfrentamientos entre piquetes de policías y militares y los pobladores de la provincia, pero sólo se registraron algunos lesionados.

La jornada de protestas fue convocada por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) en rechazo a la gestión económica de Gutiérrez, pero el martes la abandonaron, en lo que fue considerada como una derrota para la organizaci Don que lideró el derrocamiento de dos mandatarios en 1997 y 2000.

Gutiérrez, un militar retirado con 13 meses de gesti Don, llegó al poder apoyado en las urnas por los indígenas, pero la histórica alianza se rompió en agosto por su aplicación de una política económica ortodoxa con el apoyo de los organismos multilaterales.Los indígenas constituyen la cuarta parte de los 12,2 millones de habitantes de Ecuador.

 

Fuente: http://www.elcomercio.com.ec/noticias.asp?noid=86443

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias