Conaie: no más protestas

Diario La Hora, edición digital

Quito, 18 de febrero de 2004

 

Cuando parecía que las protestas indígenas serían más violentas a causa de las 12 personas heridas, el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Leonidas Iza, dijo que la medida de hecho se suspendía.

 

El pronunciamiento de Iza se dio ayer a las 15h00 en la sede de la Conaie.

"Luego de una jornada histórica contra el Gobierno hemos decidido suspender la movilización nacional conforme lo habíamos planificado", aseveró Iza, al aclarar que la lucha contra el presidente de la República, Lucio Gutiérrez, continuará hasta lograr su renuncia.

Las declaraciones de Iza fueron respaldadas por César Cabrera, presidente de la Confederación del Seguro Social Campesino (Confeunassc), quien sostuvo que el objetivo de las revueltas era el de rearticular y afianzar la unidad del movimiento indígena.

"Hemos demostrado nuestra capacidad de movilización y convocatoria", aseguró Cabrera, al anotar que se buscará el apoyo de otras organizaciones sociales para combatir al Gobierno.

Por su parte Humberto Cholango, representante de Pachakutik, advirtió que la suspensión de la medida de hecho no debe ser vista como un retroceso del movimiento indígena sino como una tregua.

"No estamos retrocediendo sino sumando fuerzas", enfatizó Cholango al responsabilizar al Gobierno por la vida de los 12 indígenas, quienes resultaron heridos de bala, Luego de un enfrentamiento con militares.

Cotopaxi en pie de lucha

En cuanto al paro que los indígenas realizan en la provincia de Cotopaxi y que se mantiene con carácter de indefinido, los dirigentes confirmaron que la Conaie respaldará esta acción.

"Vamos a apoyar a las movilizaciones de Cotopaxi hasta las últimas consecuencias", confirmó Iza, quien entregará un nuevo "Mandato Popular al presidente de la República.

El documento condena las políticas de represión, rechaza las intenciones de involucrar al Ecuador en el Plan Colombia, exige medidas para superar la crisis agropecuaria y pide la ejecución de planes que permitan un desarrollo con salud y educación adecuados.

También se critican las negociaciones del Tratado de Libre Comercio y retoma la lucha por la defensa del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Desconocen a gobernador Orbea

Una veintena de indígenas heridos y dos militares retenidos por los manifestantes, es el saldo registrado en las protestas indígenas y campesinas de Cotopaxi y Nobol, provincia de Azuay. Adicionalmente, un operador de maquinaria del municipio de Salcedo, como consecuencia de una herida de bala.

Estos hechos se produjeron durante un enfrentamiento entre manifestantes y elementos del Ejército, en el marco de las protestas convocadas por el sector indígena.

Los manifestantes en reunión realizada ayer por la tarde decidieron desconocer y solicitar la renuncia al gobernador Edgar Orbea. Igualmente, pidieron la visita del presidente Lucio Gutiérrez o de una alta autoridad a Latacunga para discutir y firmar un compromiso frente al paro.

Mientras tanto, el ministro de Gobierno, Raúl Baca Carbo, lamentó estos acontecimientos, aseguró que el régimen está dispuesto a sostener un diálogo con los dirigentes del paro.

Una comisión conformada por los siete alcaldes de la provincia, más los cuatro disputados de la provincia y el prefecto, César Umajinga, analizaba en la noche los pedidos puntuales al Gobierno en materia de infraestructura básica. El ministro también reconoció ayer que los sucesos ocurridos en la localidad de Nabón, en la provincia del Azuay, fueron por evitar el cierre de la vía.

Dijo que el hecho se produjo cuando un grupo de indígenas en estado de embriaguez, tomó como rehenes a dos militares y se originó un enfrentamiento armado que dejaron algunos heridos.

"Fue un problema que lamentablemente se salió del plan de cordura, que pidió el Gobierno ante las manifestaciones", dijo Baca, al tiempo de mencionar que existen "algunos" detenidos.

Militares deslindan responsabilidades

Los militares, en tanto, deslindaron su responsabilidad en hechos ocurridos en Latacunga y en la vía Cuenca-Nabón-Loja.

Según un comunicado emitido por la III División de Ejército ''Tarqui'', como resultado de los enfrentamientos fueron evacuadas hacia el hospital Vicente Corral Moscoso, cuatro personas, las mismas que presentan heridas de armas de fuego, mostrando hasta el momento un cuadro clínico estable. Sus nombres son: Morocho Chucuri Luis Alberto, Morocho Iñamahua Luis Gemán, Remache Morocho Olmedo y Lalabay Palta María Dolorisa.

Los sargentos retenidos por los manifestantes fueron identificados como Rocafuerte Rodríguez Paulino y Zumba Velecela José.

Además, la Policía Nacional, detuvo a diecinueve personas, entre ellas están las que participaron en la captura de los dos militares, y luego los trasladaron al centro de detención provicional en la ciudad de Cuenca. Cuenca-Nabón-Loja,

Palacio rechaza intención de derrocar a Gutiérrez

El vicepresidente, Alfredo Palacio, en tanto, criticó la intención de los movimientos indígenas y sociales del país que buscan la caída del Gobierno Nacional. No obstante, admite el derecho constitucional de reclamar al Gobierno.

Tras afirmar que los diversos sectores del Ecuador tienen "todo el derecho" de solicitar rectificaciones al régimen de manera democrática, sostuvo que no se puede exigir la destitución de Lucio Gutiérrez, y sus colaboradores, porque vivimos en un estado democrático.

"Lo que no se puede hacer es demandar la ruptura democrática" y destituir a las personas que fueron elegidas por el pueblo, remarcó.

 

Fuente: http://www.lahora.com.ec/noticiacompleta.asp?noid=238156

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias