Enfrentamientos durante protesta indígena en Ecuador

Gonzalo Solano

Associated Press

Quito, 17 de febrero de 2004

 

Centenares de indígenas se enfrentaron el martes con la policía en la Latacunga, en el centro del país, en el segundo día de manifestaciones contra el gobierno y se informó que el lunes cuatro personas resultaron heridas a bala en el sur.

De acuerdo con informes periodísticos, al menos medio millar de manifestantes protagonizó enfrentamientos con la policía en la provincia de Cotopaxi.

Los indígenas piden obras públicas, fondos económicos, rechazan la política económica y las negociaciones para un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.

Una minoría más radical quiere la renuncia del presidente Lucio Gutiérrez, que asumió el gobierno en enero del 2003, y a quien los dirigentes indígenas acusan de incumplir sus promesas de campaña.

Las protestas en Latacunga, capital de Cotopaxi, 90 kilómetros al sur de esta capital, se produjeron alrededor de un puente de acceso a la ciudad, donde la policía lanzó gases lacrimógenos.

La organización Ecuarunari, con fuerte presencia en Cotopaxi, convocó a las manifestaciones en contra del régimen, sin precisar por cuanto tiempo. Tienen el apoyo de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (CONAIE), que agrupa a buena parte de los 4 millones de indígenas del país.

El vicepresidente Alfredo Palacio, en canal 4 de televisión, dijo que la protesta es "es un problema político, profundamente social, por tanto tiene que ser tomado en cuenta y no subestimado".

La dirigente de la CONAIE, Blanca Chancoso, calificó de éxito al primer día de protestas el lunes.

"Fue como un calentamiento, fue una muestra de nuestro rechazo a las políticas de estado que se están llevando adelante. El riesgo que tenemos es que el gobierno va a creer que ha triunfado, nosotros decimos que ... ganamos", añadió.

Gilberto Talahua, máximo dirigente del partido Pachakutik, brazo político de CONAIE, aseveró que "el movimiento indígena no apuesta a la caída del presidente. Queremos que renuncie".

El lunes, pequeños grupos de indígenas y campesinos obstaculizaron con troncos, piedras y llantas quemadas, diversos puntos de la carretera Panamericana que casi de inmediato era abierta a la circulación por efectivos policiales.

Pese a que la jornada se caracterizó por manifestaciones pacíficas en al menos cuatro provincias, se informó de cuatro heridos y al menos 19 detenidos tras enfrentamientos entre manifestantes y policías en el sur.

El director del hospital de Cuenca, Edilberto Vásquez, afirmó que "hay dos heridos en el hombro, fuera de peligro, y otro en el abdomen y en el tórax, los dos (últimos) de gravedad", precisó en canal 4 de televisión.

Los heridos se produjeron cerca de la población de Nabón, 360 kilómetros al suroeste de Quito, cuando grupos de manifestantes buscaban obstaculizar una carretera.

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias