El Gobierno da tratamiento de guerra a las movilizaciones indígenas

Agencia de Noticias Plurinacional del Ecuador (ANPE)
[Ecuarunari/Conaie/Pachakutik]

Quito, 17 de febrero de 2004

 

Gutiérrez es el responsable de las balas disparadas contra el pueblo en Nabón

 

"Con el coronel Gutiérrez vivimos en una dictadura militar", así lo afirmó el sacerdote Francisco Jara, Vicario del Cantón Nabón (Azuay), donde ayer miembros de la fuerza pública dispararon contra el pueblo indígena y campesino que salió a la Movilización Nacional por la Vida, convocada por la CONAIE y los movimientos sociales.

El religioso Jara en entrevista telefónica concedida en la mañana de este martes 17 de febrero, en radio La Luna, de Quito, dijo que los militares no solo dispararon contra los indefensos manifestantes, sino que también lanzaron bombas lacrimógenas e incendiaron los pajonales de esta zona seca de la vía que conduce de Nabón a Loja, con el fin de amedrentar y encerrar a la gente y capturarla. Esta acción de la Fuerza Pública provocó un incendio que obligó la intervención del cuerpo de bomberos de Nabón, dijo el sacerdote.

Al ser interrogado el religioso sobre las causas de esta acción violenta por parte de la fuerza pública manifestó: "vivimos una dictadura militar, que lo sepa el país, vivimos una dictadura militar con el coronel Lucio Gutiérrez, los militares son los que reinan y los militares son brutos", aseveró el Padre Jara.

Ante estos hechos, donde resultaron heridos de gravedad cuatro indígenas, entre éstos una mujer de 69 años de edad, y más de 20 detenidos, múltiples voces de la sociedad civil ecuatoriana se han manifestado condenando la represión, el autoritarismo y la militarización que ha ordenado el Presidente de la República, Lucio Gutiérrez, dando un tratamiento de guerra a las movilizaciones indígenas. Nelsa Curbelo, activista de Derechos Humanos, dijo que la represión no se puede convertir en el eje del ejercicio del poder y la democracia, porque si esto sucede, entonces, en Ecuador no vivimos una democracia verdadera.

Dirigentes indígenas también condenaron la acción represiva por parte del gobierno de Gutiérrez y recordaron que el Presidente de la República es la máxima autoridad de la fuerza pública, y por lo tanto es el responsable de las balas disparadas contra el pueblo. Leonidas Iza, Presidente de la CONAIE, reprobó la acción criminal de los militares contra los manifestantes indígenas y campesinos en Azuay, y dijo a los medios de comunicación: "denunciamos al país y al mundo que ésta es la actitud de Lucio Gutiérrez: reprimir cuando no es capaz de gobernar", puntualizó.

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias