Movilizaciones en 7 provincias

Diario El Comercio, edición digital

Quito, 16 de febrero de 2004

 

El gobierno de Lucio Gutiérrez enfrenta desde hoy la primera gran movilización social en contra de su gestión. A pesar de sus llamados desesperados al diálogo y a la conciliación nacional, las autoridades de Cotopaxi no dieron su brazo a torcer y realizan desde hoy un paro indefinido.

A este escenario social se suma el hecho de que los indígenas y campesinos de otras seis provincias resolvieron unirse a las protestas. Y, por lo tanto, movilizarse hoy. Se trata de Imbabura, Pichincha, Chimborazo, Bolívar, Azuay y Cañar, jurisdicciones donde la Conaie, Pachakutik y el Seguro Social Campesino tienen una elevada presencia.

En Imbabura, la Federación Indígena y Campesina confirmó para hoy el cierre de vías, especialmente la Panamericana Norte. En esa provincia, hay malestar del movimiento indígena porque el Gobierno supuestamente ha montado un operativo de espionaje, a través de agentes infiltrados.

Los indígenas de Chimborazo ratificaron las movilizaciones y el cierre de carreteras. Tienen previsto realizar una manifestación por las principales calles de Riobamba.

Bolívar también decidió unirse a las movilizaciones, aunque los actos de protestas se concentrarán en la zona urbana de la provincia. No obstante, dirigentes de la provincia, reconocen que la cercanía de las fiestas del Carnaval mermará la fuerza de la protesta.

En Azuay, la Ecuarunari (filial de la Conaie en la Sierra) resolvió respaldar el paro de Cotopaxi y sumarse a la jornada de protesta. La decisión fue tomada el sábado por la dirigencia de esa jurisdicción. Entre las medidas de hecho figuran la organización de una marcha en el centro de Cuenca y bloquear las carreteras.

El panorama es similar en Cañar, donde la dirigencia indígena y campesina también se inclinó por las movilizaciones. Al igual que en Azuay, está previsto la organización de marchas y el cierre de vías. En esa provincia la presencia de campesinos es alta y se identifican con Pachakutik.

En Pichincha las protestas tampoco pasarán desapercibidas. Las comunidades indígenas de la parte norte de la provincia saldrán a manifestarse. Y en Quito también habrá en agenda varios actos (breves).

Mientras tanto, la cúpula dirigencial de la Conaie, Pachakutik y el Seguro Social Campesino todavía no definía el sitio donde liderarán las protestas. Humberto Cholango, titular de la Ecuarunari, se limitó a decir que algunos líderes irán a sus respectivas provincias.

Otros detalles

Los maestros. La UNE tiene previsto salir a las calles a unirse a las movilizaciones convocadas por la Conaie. Lo hará durante las horas libres y en los recreos.

Una vigilia. El Foro Urbano y otras organizaciones convocaron para la tarde de hoy a una vigilia “por la paz, la vida y la democracia”. El acto se realizará a partir de las 16:00, en las afueras de Radio La Luna.

El cierre de la Panamericana. Los indígenas y campesinos de Imbabura bloquearán la carretera desde El Cajas, al sur, hasta El Juncal, al norte.

Una reunión clave. Las dirigencias de la Conaie y la Fenocin tiene previsto reunirse hoy, desde las 09:00. La cita será en la sede de la Fenocin. El objetivo de ambas organizaciones es unificar sus agendas de oposición al Gobierno.

Los gobernadores, sin agenda

Los gobernadores y tenientes políticos en las provincias que protestarán mañana no manejan las mismas prioridades. Mientras algunos intentan a toda costa establecer alianzas y tender puentes con la oposición para frenar las movilizaciones, otros se han limitado a organizar los operativos de control.

Por ejemplo, ayer no fue posible localizar al gobernador de Cotopaxi, Édgar Orbea. Su esposa solo dijo a este Diario que el funcionario intentaba bloquear el paro.

En cambio, el Gobernador se concentró en contactar a los indígenas evangélicos. En esa jurisdicción el tema de los tenientes políticos es especial, porque una parte significativa pertenece a las filas de Pachakutik, ferviente opositor al Gobierno.

En Azuay, el Gobernador se limitó a decir que hoy es un día normal. Y en caso de protestas no habrá represión.

La Fuerza Terrestre vigila la Panamericana

La decisión para que la Fuerza Terrestre controle las movilizaciones cambió a último momento. Hasta el pasado viernes el ministro de Gobierno, Raúl Baca, sostuvo que los militares no saldrían a las calles, pero desde ayer los soldados empezaron a trasladarse a las principales carreteras de la Sierra centro del país.

Ayer, en la entrada de Saquisilí se pudo observar a los primeros uniformados del Batallón Patria, ubicado cerca de Latacunga, capital de Cotopaxi. Los soldados se ubicaron a un costado de la Panamericana, todos vestían de camuflaje. Un día antes varios camiones del Ejército recorrieron la Panamericana Sur llevando soldados y equipos para afrontar las movilizaciones.

El comandante del Ejército, general Luis Aguas, sostuvo que la orden de salir a las carreteras la recibieron del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas. “Nuestra disposición es mantener expeditas las vías”, manifestó.

Sin embargo, Aguas no quiso precisar el número de soldados que resguardarán las carreteras, pero sostuvo que participarán miembros de los batallones acantonados, especialmente en Pichincha, Cotopaxi y Tungurahua, que son consideradas las zonas principales de las protestas.

En las tres provincias existe unos 1 500 militares. Ahí se encuentran, por ejemplo, la Brigada Blindada Patria, de los boinas rojas, en Latacunga; la Escuela de Formación de Soldados, en Tungurahua, y en Pichincha, la 25 BAL. Todas ellas a cargo de la Primera División de la Fuerza Terrestre.

También puede participar en el control de la carreteras el Batallón de Caballería Mecanizada Yaguachi, el cual se encuentra en Imbabura y las otras instalaciones militares de las provincias donde se cumplan las movilizaciones.

A pesar de su presencia en las vías, Aguas aclaró que su actuación no será represiva. “Conversaremos con todos todos manifestantes para que no se atente contra la propiedad privada y ni se bloqueen las carreteras, especialmente la Panamericana Sur. También señaló que no impedirán el paso de los caminantes.

El secretario general de la Presidencia, Carlos Pólit, señaló que no se trata de una contradicción de los anuncios del Gobierno en el sentido de que solo la Policía Nacional actuaría en el paro.

Pólit aclaró que los miembros de las FF.AA. solo participarán si es necesario retirar obstáculos de las vías. “No vamos a permitir su cierre”.

Por ello, dijo que en lo posible intentarán que los militares no intervengan en las manifestaciones. Además, reiteró que la Policía será la encargada de cuidar el orden ciudadano y no el Ejército.

Por su parte, la Policía asegura que se encuentra lista para controlar el paro. Un vocero de la institución sostuvo que se han planificado las medidas necesaria para controlar la seguridad en los próximos días “Hay un plan especial que se utiliza para este tipo de movilizaciones”, señaló.

La Policía tampoco precisó la cifra de miembros que serán enviados. El vocero aseguró que su acción será solo si se producen desmanes. Y precisó que en el caso de las ciudades no han planificado ninguna estrategia especial.

La Cruz Roja

4 provincias en alerta. La Cruz Roja realiza un trabajo especial en las provincias de Azuay, Chimborazo, Cotopaxi, Tungurahua y Pichincha a propósito de las movilizaciones anunciadas por diferentes sectores sociales.

71 socorristas actuarán. Para ese control la Cruz Roja actuará con 71 voluntarios, 9 unidades móviles y 8 puestos de socorro, los cuales estarán ubicados en las principales carreteras. Para Cotopaxi fueron enviados cinco socorristas y un parámedico.

Movilizaciones en 7 provincias. El director para desastres de la Cruz Roja, Alejandro Astudillo, aseguró que se mantendrá una comunicación directa por radio desde Quito con los diferentes cantones.

 

[Fuentes]
http://www.elcomercio.com.ec/noticias.asp?noid=86102
http://www.elcomercio.com.ec/noticias.asp?noid=86108

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias