Gutiérrez no logra neutralizar la protesta

Diario El Comercio, edición digital

Quito, 15 de febrero de 2004

 

Redacciones Ambato y Riobamba

Pese a que los sectores indígenas aseguraron que el paro de Cotopaxi no era político, éste adoptó ese tinte.

El viernes, mientras el Primer Mandatario se reunía con las autoridades de la provincia para buscar una solución a la medida de hecho de mañana, una parte de los presidentes de los 27 cabildos del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC), resolvió las posibles estrategias que adoptarán entre las cuales el cierre de vías es definitivo.

En las sesiones de trabajo también participaron los representantes de Pachakutik, el brazo político de la Conaie.

Según fuentes cercanas al MICC, el cierre de vías, las movilizaciones de la gente desde las comunas a pie, las marchas por las calles de Latacunga, el control para que no se abran los locales comerciales, serán parte de las tácticas que más de 20 000 indígenas aplicarán durante el paro indefinido de actividades.

Lucio Gutiérrez alteró su agenda del viernes y se reunió con los líderes indígenas para hablar de la factibilidad de cada una de las 12 peticiones provinciales. Pero no hubo acuerdos. Los indígenas ya no querían palabras y solo darían marcha atrás, si el Gobierno les mostraba el dinero. Pero eso no ocurrió, por lo que los dirigentes dicen que el paro ya no será solo provincial, si no regional e incluso nacional.

En Cotopaxi, Pachakutik prevé movilizar a 27 organizaciones de segundo grado (OSG´s), cada una integrada por alrededor de 40 comunas. Cada OSG sabe en qué punto bloqueará las vías, los turnos de los relevos, la maquinaria de la Prefectura que usarán...

"Los tractores, las palas y demás herramientas que repartió el presidente Gutiérrez para dividirnos, serán utilizados en su contra", aseguró Carlos Espín, presidente del MICC.

Carlos Riofrío, coordinador de Pachakutik en Cotopaxi, explicó que los indígenas y el movimiento político trabajan en conjunto. "Hay que reconocer que el paro es político. Sin embargo, en el paro seremos una sola fuerza y perseguiremos una causa que es la atención del Gobierno a los 12 puntos planteados sobre vialidad, saneamiento ambiental, educación, salud y ambiente".

Mientras que César Umajinga, prefecto de Cotopaxi, intentó justificar el uso de la maquinaria de la Prefectura para el paro. "Como autoridad no he decidido esto, quienes resolvieron el paro fueron los 28 representantes de los sectores productivos, los siete alcaldes, delegados de la educación superior, transportistas, comerciantes y otros sectores. Lo único que hecho es acatar este mandato".

En Chimborazo, el movimiento indígena de esa provincia MICH se sumará a las movilizaciones anunciadas para este lunes. Luis Chito, miembro del organismo, indicó que no se descarta el cierre de carreteras. "Esperamos la última decisión de la Conaie y Ecuarunari. Otra de las acciones será una marcha donde participará el Seguro Social Campesino, los trabajadores de la Cemento Chimborazo, jubilados y otros movimientos".

Chito puntualizó que las movilizaciones respaldan al presidente de la Conaie, Leonidas Iza. "Hay que mencionar que no estamos coordinando con el movimiento de Cotopaxi. El movimiento de Chimborazo tiene su propia agenda".

En Bolívar, en cambio, el movimiento indígena aún espera las decisiones de la dirigencia. Sin embargo, una fuente allegada del sector aseguró que habrá protestas mañana, pero que serán tranquilas.

Otras acciones

Una vigilia

Pachakutik y otras organizaciones afines al brazo político de la Conaie realizarán mañana una vigilia por la paz, la democracia y en contra de la corrupción. El acto será a las 16:00 en los exteriores de Radio La Luna.

La Fenocin y la Conaie dialogan

Las dirigencias de ambas organizaciones se reunieron para intentar unificar sus propuestas, aunque todavía no llegan a un acuerdo para unir sus fuerzas de cara a las movilizaciones de mañana.

Una advertencia

El titular de la Fenocin, Pedro de la Cruz, anticipó que si el Gobierno utiliza a las FF.AA. para repeler las manifestaciones, su organización se unirá de inmediato a las protestas.

 

El Gobierno confía en el diálogo y la Policía

Aunque el presidente Lucio Gutiérrez no ha alcanzado los resultados esperados con su llamado al diálogo para desactivar el paro de actividades de mañana en Cotopaxi, insistirá en esa estrategia para disminuir los efectos de las manifestaciones de los movimientos sociales en la Sierra.

El secretario general de la Presidencia, Carlos Pólit, aseguró ayer que el Gobierno seguirá en su línea de llamar a la calma a las fuerzas opositoras. En ese sentido, el hombre de confianza del Primer Mandatario indicó que esa estrategia será complementada por la Policía Nacional, la cual se encargará de mantener el control ciudadano durante la jornada de protesta. "Nos empeñaremos porque haya una libre circulación. Nuestra estrategia es dar seguridad a la colectividad y evitar que haya riesgos para la propiedad privada".

Las palabras de Pólit hacen relación a los anuncios de la Conaie, Pachakutik y el Seguro Social Campesino en el sentido de que optarán por el cierre de carreteras en Cotopaxi.

El funcionario, además, subrayó que no se piensa en decretar el estado de movilización. Y que esperan que no sea necesario sacar a las FF.AA. para controlar las protestas.

La posibilidad de que el Régimen desplace a ciertos ministros de Estado a las provincias de la Sierra donde se concentrarán las movilizaciones, con el afán de frenarlas, tampoco está en su agenda. Según Pólit, los secretarios de Estado permanecerán en Quito.

De esta forma, quedó prácticamente descartada la posibilidad de que se repita la estrategia del viernes en Cotopaxi, en la cual los ministros de Bienestar Social, Vivienda y Agricultura acompañaron al Primer Mandatario para dar solidez a las contrapropuestas.

La inclinación del Gobierno por fomentar un clima de tranquilidad del país fue ratificado ayer por Gutiérrez, durante un recorrido por varios barrios de la capital, junto a miembros de su partido.

El Jefe de Estado no pasó por alto el día del amor y la amistad para hacer un nuevo llamado a la tranquilidad a la oposición. "Quiero enviar un salud de paz, amistad y amor a los ecuatorianos... es el día de San Valentín, el cual es propicio hacer este llamado a los dirigentes de los movimientos sociales para que reine la paz...".

Así, el Primer Mandatario dejó abierta la puerta del diálogo con las organizaciones sociales para intentar dejar sin piso las movilizaciones, las cuales hasta ayer aparecían como irreversibles. Al respecto, Pólit, dijo que van a intentar tender puentes, en especial con los indígenas, quienes se unirán al paro de Cotopaxi.

No obstante, Pólit advirtió que no darán otras respuestas a los pedidos de las autoridades cotopaxenses. Y que su estrategia es "un signo de sensibilidad y no de debilidad".

 

[Fuente]
http://www.elcomercio.com/noticias.asp?noid=86049
http://www.elcomercio.com/noticias.asp?noid=86051

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias