Los indígenas y colonos se organizan para presionar contra las petroleras

Diario El Comercio, edición digital

Quito, 28 de enero de 2004

 

Redacción Nueva Loja

Las organizaciones campesinas e indígenas de Sucumbíos y Orellana se agrupan para defender sus derechos sociales y ambientales ante las empresas petroleras, que intensificaron la búsqueda de petróleo en sus tierras.

La convivencia entre colonos, indígenas y petroleros no ha sido de lo mejor en los 30 años de explotación petrolera que se registra en la zona. Eso está claro para los líderes de las organizaciones sociales de las dos provincias.

Con esa visión, el Frente de Defensa de la Amazonia, Red Amazónica por la Vida, Defensoría del Pueblo, Acción Ecológica y los representantes de las comunidades convocaron a un encuentro masivo para el próximo 10 y 11 de febrero en Nueva Loja.

Allí se cumplirá el Primer Congreso de los Afectados por las Actividades Petroleras. "Será el espacio para sugerir cambios profundos en la legislación ecuatoriana y adoptar posiciones de defensa en favor de nuestras tierras", dijo Nelson Alcívar, presidente de la Red Amazónica por la Vida.

El dirigente explicó que la iniciativa surge luego de comprobar que las empresas petroleras que operan tanto en Orellana como en Sucumbíos no respetan los derechos que tienen los campesinos sobre sus tierras y el ambiente.

"Las empresas quieren mandar sobre nuestras fincas y cuando nos oponemos mandan a la fuerza pública como ya ocurrió con el paso del OCP y eso ya no podemos seguir tolerando", indicó Alcívar.

A este encuentro asistirán los campesinos e indígenas que habitan en los bloques petroleros concesionados en las dos provincias amazónicas. "Es hora de lograr un acuerdo común para que las petroleras nos respeten", señaló José Aguinda, dirigente del bloque 15, en el cual opera Oxy.

Una posición similar expresó Manuel Andrade, presidente del Comité Central del bloque 11. "Vamos a proponer que las petroleras no negocien en forma individual con los campesinos, sino que sea con las organizaciones", señaló el dirigente del bloque concesionado a la empresa CNPC.

Según el Frente de Defensa de la Amazonia, organización que lidera la demanda en contra de la Chevron Texaco, este encuentro de las comunidades tiene que organizar una red de monitoreo permanente para denunciar todos los derrames que ocurren en la zona.

"Hay derrames de menor intensidad que se quedan sin difundir y que contaminan las aguas de los esteros y los ríos de la región", expresó Alfonso Ureña, vicepresidente de la organización.

Una demanda generalizada de los campesinos de las dos provincias es la contratación de la gente del sector como mano de obra no calificada. "Es importante que el Congreso resuelva una posición clara respeto a la contratación de los habitantes de la zona", dijo José Argüello, un morador del bloque Tarapoa que es operado por la empresa AEC.

 

Fuente: http://www.elcomercio.com/noticias.asp?noid=84492

 

Portada |  Organizaciones |  Comunicados |  Noticias